Rajoy elogia la “independencia de criterio” de Umbral y su “generosidad implacable”

JULIA BACHILLER. La entrega del premio Francisco Umbral de Majadahonda al mejor libro del año 2016 se realizó la noche de este lunes, como ya viene siendo costumbre, en la Real Casa de Correos situada en la Plaza de la Puerta del Sol de Madrid. Y este año fue especial: el acto contó con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy que fue recibido por  la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, la presidenta del Congreso, Ana Pastor y el ministro del Interior Juan Ignacio Zoido. Tras recibir los saludos de la presidenta de la Fundación y viuda de Umbral, María España, el alcalde de Majadahonda Narciso de Foxá, elogió al ganador Fernando Aramburu por su novela “Patria”. Y Rajoy confesó que era para él un honor “estar aquí por muchas razones, porque el premio que el alcalde de Majadahonda y María España acaban de entregar a Fernando Aramburu lleva el nombre de Francisco Umbral, que fue uno de los escritores más importantes que ha dado la literatura española. Y lo que es más importante y sin duda él más apreciaba: tuvo el apoyo de muchísimos lectores que le seguimos siempre y de manera incondicional. Permítanme que haga una aportación personal: fue algo más que un enorme escritor, un periodista que desde su total y absoluta independencia de criterio me distinguió en todo momento con su apoyo y con su afecto, con una enorme generosidad, una generosidad implacable, que siempre me emocionó y que jamás podré olvidar”. Asistieron además todos los concejales de Majadahonda salvo Manuel Troitiño y Gustavo Severien (PP) y los de los partidos Somos, Podemos e IU. Tampoco fue invitado nadie de la sociedad civil majariega. Sí estuvo presente el capitán de la Guardia Civil de Majadahonda.

No se vio esta vez en la foto con Rajoy al nuevo secretario general del PP de Majadahonda, Alberto San Juan, aunque sí estuvo, pero sí salió en esa imagen Cristina Cifuentes. También acudió la presidenta de la Asamblea de Madrid, Paloma Adrados, así como a los presidentes de Unidad Editorial, editora del diario “El Mundo”, Antonio Fernández Galiano y del Grupo Planeta y A3 Media, José Creuheras. Desde allí se pasó a realizar la llamada “foto de familia” y acto seguido el presidente del Gobierno hizo unas breves declaraciones a la prensa sobre política internacional pero sin ningún contenido referente al premio ni a su autor. El periodista Antonio Lucas abrió la presentación del acto, destacando que sobre el escenario se encontraba la máquina de escribir de Francisco Umbral así como el pañuelo blanco que solía llevar puesto. María España, viuda de Francisco Umbral, destacó: “Patria” es un libro imprescindible porque constituye un sólido testimonio literario del País Vasco, de gran valor histórico”. Tras ella intervino Manuel Llorente, redactor jefe de Cultura de “El Mundo” y presidente del jurado, el cual realizó la lectura de un amplio fragmento del libro.

A continuación se pasó a hacer entrega del premio y el alcalde de Majadahonda le dio al autor una escultura diseñada por Alberto Corazón mientras que la presidenta de la Fundación le entregó un diploma. El Premio Francisco Umbral está dotado con 12.000 euros. También pudo presenciarse un coloquio entre Antonio Lucas, Fernando Rodríguez Lafuente, crítico literario y secretario de la Revista de Occidente y Fernando Aramburu, en el cual a modo de entrevista dieron a conocer parte de la vida del autor y su novela. En su intervención, Narciso de Foxá comenzó con un largo agradecimiento a todos los presentes. Uno por uno fue nombrando a todas las personas y cargos que allí se encontraban, resaltando la presencia de la hermana de Miguel Ángel Blanco, concejal y joven músico asesinado por ETA.

En sus palabras calificó como “escalofriante, realista y sincero, rebosante de humanidad” un libro que “engancha, un ejercicio de buena literatura, de apariencia sencilla y fondo complejo que constituye un sólido testimonio literario que perdurará como una crónica de gran valor histórico para entender la última parte del siglo XX en España”. Por su parte Cristina Cifuentes dijo que “para nosotros es una oportunidad magnífica poder abrir las puertas de la Presidencia del gobierno de la Comunidad de Madrid a un acontecimiento de esta naturaleza” y anunció que “estamos impulsando una nueva ley de víctimas del terrorismo y ampliando los derechos de las víctimas”.

El autor, Fernando Aramburu, confesó en su intervención que “el terrorismo para mí es una experiencia personal que me ha marcado y que en no pocos momentos de mi vida me colocó a un paso de perder la confianza en el ser humano: he visto sufrimiento y lágrimas, viudas y huérfanos, en las calles de mi ciudad a la muchedumbre jadear al agresor, aplaudir y reclamar la práctica de la violencia… Mi memoria reúne silencios, complicidades, crueldad, miedo, también por fortuna actitudes valientes y solidarias”. Y finalizó el acto el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy: “quiero felicitar a Fernando Aramburu, que desde hoy es premio Francisco Umbral por “Patria”, cuya lectura me mantuvo en vilo las últimas navidades en un pueblo gallego, en Sanxenso”.

“Hay que leer “Patria” para distinguir el bien del mal y para poder contar a todos lo que un ser humano no debe hacer nunca. Muchos militantes de mi partido fueron golpeados de manera inmisericorde por el terrorismo como tantas otras personas que no hicieron mal alguno. He desempeñado también la más alta responsabilidad en el Ministerio del Interior. He tenido que ver muchas cosas que no me hubiera gustado conocer porque no se hubieran producido. Y he vivido muchas situaciones humanamente muy duras. Por eso puedo decirles que es una novela en la que todas las personas que en ella aparecen existieron, aunque no sean ellos. Y todos los hechos que en la novela se narran tuvieron lugar, aunque no fueran los mismos. Si me lo permiten “Patria” es una ficción real”, concluyó.

 

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios