Con 92 años estrangula a su mujer de 90 en la carretera de Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

14661086350962“Todo ocurrió el pasado miércoles sobre las 12.00 horas en el primer piso, letra B, del número 20 de la carretera de Majadahonda, en el municipio de Boadilla del Monte. El matrimonio de ancianos ya se había aseado. Gritos desde la habitación. De repente, la cuidadora de los ancianos empezó a escuchar gritos que salían de la habitación de la mujer. Al entrar en la estancia vio cómo el hombre se encontraba encima de la víctima que estaba tendida en la cama. El detenido agarraba a su mujer por el cuello con una mano y con la otra le sujetaba el brazo derecho intentando inmovilizarla. La mujer pudo empujar al hombre y conseguir que se apartase. En ese momento, la anciana ya empezaba a tener dificultades para respirar y realizaba sonidos chillones muy agudos. El hombre reaccionó sentándose en una silla mientras la cuidadora avisaba a la Policía y a los hijos de la pareja”. Este espeluznante relato del periodista Luis F. Durán del diario “El Mundo” revela como a veces una larga y conflictiva convivencia se convierte en riesgo de muerte porque hasta el lugar de los hechos acudieron agentes de la Guardia Civil, Policía Local y miembros de Protección Civil de Boadilla del Monte que tienen su sede a pocos metros de la casa de Eugenio. También se presentó en la casa una ambulancia del Summa debido a que la mujer presentaba signos de asfixia. Eugenio celebró el pasado miércoles su 92 cumpleaños intentando matar a su mujer de 90. Ambos residían en una casa de Boadilla del Monte, en la carretera de Majadahonda 20, desde hace más de cuatro décadas. A media mañana el hombre perdió la cabeza y empezó a estrangular a su mujer sin que se sepan los motivos del arrebato.

Captura de pantalla 2016-06-17 a las 6.52.34“La señora que cuidaba de la pareja, de nacionalidad rumana y 49 años, escuchó los gritos de Carmen, la nonagenaria, que padece un grave problema de visión. Acudió veloz para salvarla y lo logró. Pudo protegerla mientras llamaba, desesperada, a la Guardia Civil. El presunto homicida fue detenido por la Guardia Civil y la Policía Local de Boadilla. Estaba muy nervioso y con síntomas de haber perdido la cabeza. Debido a su estado se decidió pasarlo directamente a disposición del Juzgado de Guardia de Móstoles. La magistrada le acusó de un presunto caso de agresión por violencia machista y acordó una orden de alejamiento de 500 metros contra el arrestado. También se decidió su ingreso en una residencia de ancianos de la Comunidad de Madrid, ya que debido a su edad no podía ingresar en un centro penitenciario”, señala el periodista.

14550361264030Una portavoz de la Consejería de Políticas Sociales y Familia confirmó que el anciano, cumpliendo la orden judicial, ha sido enviado de forma provisional a la residencia de mayores Reina Sofía situada en Las Rozas, junto a la carretera de la Coruña (A-6). En este recinto, dependiente de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS), estará ingresado como mucho tres meses. Pasado ese tiempo se buscará otro lugar alternativo en otro centro de la Comunidad de Madrid debido a que no puede ingresar en una prisión. Los vecinos de Eugenio aseguran que los problemas entre la pareja vienen de lejos. «La mujer esta casi ciega y él estaba también cada vez peor. No era la primera vez que intentaba pegarla y que ella pedía auxilio», indicaron. Y aseguran los residentes del bloque que la mujer rumana que cuidaba de los ancianos era encantadora y que estaba siempre muy atenta a la mujer debido a sus problemas de visión. «Eran muy mayores pero el hombre ya estaba un poco mal», contó otro vecino que aseguró que los hijos de la pareja también venían continuamente para atender a sus padres. Eugenio y su mujer son naturales de Sevilla. El detenido era un gran amante de la pintura. De hecho, varios de sus cuadros se pueden ver desde la calle. Según fuentes policiales, no existía ninguna denuncia por malos tratos de la mujer hacia su marido, concluye la crónica de sucesos.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.