“Nos sentimos muy decepcionados a la vista del teatro que hemos presenciado y poco o nada tenemos que añadir sobre lo vivido. Tomaremos medidas jurídicas ya que la vía política está agotada. Demandaremos a quien proceda pero aquí va a caer todo el mundo porque esto es un sinsentido y vemos intereses extraños. Con un informe de la Secretaría del Ayuntamiento de Majadahonda a favor de la moratoria de la licencia y ver lo que ha ocurrido en el pleno ha producido un cansancio generalizado ante tanto teatro. A Dios gracias que hay muchos vecinos en esta urbanización y hay gente que se mueve en las altas esferas, así que vamos a sacar los trapos sucios de todos y vamos a ir a por todas. Todos los políticos dicen que están en contra del tanatorio, hasta Ciudadanos, con quienes nos reunimos en la alcaldía junto con los servicios jurídicos, urbanismo, las concejalías… Cs sacó un informe de un abogado externo en el que se decía que solo se podía construir un tanatorio en suelo industrial ¡y ahora dejan que siga adelante!. No entiendo a los políticos ni sé de que va la política pero lo que veo no me gusta”. Así se expresa Ana González, la portavoz de los vecinos de Roza Martín, el nuevo barrio de Majadahonda. Había muchas esperanzas depositadas para cambiar el signo del procedimiento administrativo sobre el tanatorio, pero esas esperanzas se han frustrado. Y aunque el sabor de la derrota es casi siempre amargo, no se van a cruzar de brazos, según revela en esta entrevista con MJD Magazin:

F. UTRERA. “No queremos más reuniones, esto ya está en manos de abogados y ahora viene una demanda de los vecinos, o más bien 3.000 demandas, en las que vamos a pedir una indemnización. Vamos a tocar muchos palos y alguien va a caer, sabemos que va a ser un proceso largo pero ahora toca arremangarse de nuevo, coger los cartuchos y apretar al máximo. Me considero una mujer honesta, con valores sólidos y basados en la honradez y la honestidad y todos los vecinos que conozco en Roza Martín poseen también estos principios, de ahí que hayamos salido del pleno decepcionados. Enviamos una delegación al Ayuntamiento para este segundo debate y ya han informado de todo. Y además de presenciarlo en directo lo hemos visto de nuevo en televisión: se ha roto el sueño de todas las familias y eso hay que pagarlo. Sabemos que vivimos en una buena zona de Majadahonda, pero no somos ricos, todos tenemos hipotecas y hay muchos salarios implicados en esto. Con la instalación del tanatorio se van muchas ilusiones al traste porque nos sentimos decepcionados y traicionados”, concluye Ana González.

JULIA BACHILLER. Último pleno del año y una entretenida “función de fin de curso” con acceso libre al salón del Ayuntamiento pero con la salvedad que el caché de los actores ha costado a los vecinos de Majadahonda la cantidad de 4.000 € de un nuevo informe jurídico que al final no ha servido para nada y la presencia en el triple pleno en 2 días de todos los concejales con sus dietas. El motivo: la suspensión de la licencia para la instalación del tanatorio en Roza Martín. La convocatoria del mismo tuvo lugar a petición del grupo Ciudadanos (Cs), que argumentaba la carencia de suficientes informes que avalaran su apoyo. El procedimiento administrativo que se sometía a debate fue defendido por segunda vez por el concejal de Urbanismo Ricardo Riquelme (PP) aunque prácticamente ejerció la totalidad de su defensa el alcalde Narciso de Foxá, motivado por las alusiones personales de los grupos de la oposición, que querían así “elevar el tiro” hacia el alcalde, acusándolo todos ellos de “responsable de la firma de las licencias”, porque a su juicio lo conllevaba el hecho de que tuviera que adoptar la última decisión sobre las mismas.

El grupo de Cs en el pleno de este miércoles

Por su parte, Narciso de Foxá quiso hacerles entender que la suspensión de dicha licencia no era en concreto la del tanatorio de Roza Martin, sino de todas las posibles solicitudes que pudieran presentarse en el territorio municipal, mencionando el daño que ocasionaba a los 3.000 vecinos del barrio la inapelable marcha del procedimiento si no se paraba con la mayoría absoluta del pleno. Comenzó con las alegaciones Ana Eliot (Cs), con una larga intervención a la que no nos tiene acostumbrados, que aunque leída se produjo en un tono elevado y airado que sorprendió a los presentes. En su discurso afirmó que dicha licencia ya estaba otorgada, basándose en el más de año y medio de silencio administrativo desde su solicitud, afirmación que minutos después Ricardo Riquelme negaría. Seguidamente, tras acusar al alcalde de “incompetente”, fue la que desencadenó las intervenciones del mismo.

La oposición, durante el pleno

La concejal socialista Socorro Montes de Oca pivotó su intervención en la carencia de crematorio que poseía la instalación mortuoria y volvió a recordar al alcalde la “exclusividad” de su firma en esa licencia. Alberto Moreno (Somos) fue el único que dijo tener una solución, aunque una vez expuesta se demostró carente de la seriedad que solicitaba el asunto: si el alcalde denegaba la licencia, él “intentaría persuadir” a su grupo para que votara a su favor bajo dos condiciones: que el alcalde reconociera todos los errores cometidos durante la legislatura y que el Partido Popular asumiera los costes de indemnización a la empresa solicitante si así los obtenía en los tribunales.

Juancho Santana (IU) denegó su voto a favor alegando su negativa a realizar un prueba de confianza al PP por las “numerosas negligencias” cometidas en urbanismo desde el ayuntamiento. Y finalizó achacando al alcalde, como el resto de grupos, su responsabilidad final ante la decisión de otorgar o denegar dicha licencia. Mercedes Pedreira (Centrista), tras hacer también “responsable” al alcalde, se mostró favorable a Ciudadanos (Cs) en el contencioso, recriminando al PP “por hacer caer las culpas sobre ellos”. Y se puso de lado del resto de grupos de la oposición alegando que se ven “implicados” en un tema que no es de su competencia.

A continuación se inició una segunda ronda de intervenciones, todas ellas reiterativas y prescindibles, toda vez que persistió la negativa de los grupos de la oposición a otorgar su voto a favor al Gobierno con los mismos o parecidos argumentos. Así las cosas, para finalizar Narciso de Foxá, ante las alegaciones de la oposición, se vio forzado a apelar “al sentimiento y hasta a lo lacrimógeno” pero el forzado ruego no convenció a nadie: “Se lo pido por favor”, imploró. Pero no hubo consentimiento: 11 votos a favor y 14 abstenciones como resultado, por lo que el expediente sigue adelante. Caras de sorpresa y decepción entre los representantes de los vecinos de Roza Martín presentes en el pleno, que por otro lado no quisieron hacer ningún tipo de declaración ante lo sucedido. Su veredicto, de momento, está en el aire y, más al fondo, las elecciones de 2019.

JORGE RUBIO. El segundo debate en el pleno del Ayuntamiento de Majadahonda sobre el tanatorio de Roza Martín lo he seguido un poco por encima pero más o menos me ha parecido que reiteraba lo ocurrido la otra vez: más pruebas que no convencen ni al equipo de gobierno ni a la oposición. El alcalde tomando partido, apelando a los sentimientos. Y todos pasándose la “patata caliente” los unos a los otros con los vecinos en el medio. Esas han sido mis impresiones pero la verdad es que lo he seguido un poco por encima y no sé si se ajustarán del todo a la realidad de lo que se ha dicho en el pleno. No obstante esa es la impresión de alguien que sigue habitualmente en directo o por televisión la actividad municipal.

Comunicado de PP: “El voto de la oposición acerca el tanatorio a Roza Martín”. De nuevo, sólo el Equipo de Gobierno del Partido Popular ha vuelto a dar la cara esta mañana por los vecinos de Roza Martín en el Pleno de la Corporación Municipal. El Equipo de Gobierno, a petición de un grupo político municipal de la oposición, volvió a convocar un pleno –extraordinario y urgente- para poder llevar a cabo la suspensión del otorgamiento de licencias para tanatorios en todo el territorio municipal incluyendo un informe jurídico elaborado por la Universidad Autónoma de Madrid y otros tres informes municipales: de la Secretaría General, del arquitecto municipal y de los servicios jurídicos de Urbanismo”.

“Con estos informes en la mano, en ninguno se advierte ilegalidad alguna”, ha dicho el alcalde y presidente del Grupo Popular, Narciso de Foxá. “De hecho, en el informe de la secretaria con fecha 18 de diciembre se recoge, textualmente, lo siguiente sobre el anterior emitido por ella misma el 23 de noviembre: en el informe de esta Secretaría, en ningún momento se concluyó que fuera ilegal o contraria a derecho la propuesta de suspensión del otorgamiento de licencias”. Aún así, con todos los avales técnicos y jurídicos, la oposición, usando argumentos falsos, ha rechazado el punto. “En este pleno la oposición ha vuelto a hacer gala de su irresponsabilidad. Es inadmisible e incomprensible que antepongan su interés político a los problemas de los vecinos”, ha dicho De Foxá.

Comunicado de Cs: “Ciudadanos insiste en que el PP ha otorgado la licencia del tanatorio de Roza Martín con su silencio y solo el alcalde la hubiera podido denegar. Alfonso Reina: “El alcalde de Majadahonda se ha hecho el loco durante 13 meses y obliga a la oposición a arreglar algo que ahora tiene muy difícil solución”. El portavoz de Ciudadanos (Cs) en Majadahonda, Alfonso Reina, ha afirmado tras el pleno extraordinario solicitado por la formación naranja para volver a tratar la licencia para la posible construcción de un Tanatorio en Roza Martín que “el alcalde del PP, Narciso de Foxá, sigue sin ejercer sus funciones. Su inacción nos ha llevado a este punto en el que existen claros indicios de que la licencia está concedida por silencio administrativo porque desde noviembre de 2016, cuando la empresa solicitó la licencia de obra, no han recibido respuesta”. Alfonso Reina ha explicado que “a pesar de ello, Ciudadanos ha estado trabajando para encontrar soluciones legales para evitar su construcción, mientras el PP repartía propaganda en Roza Martín, tratando de arañar algunos votos y acusando a la oposición de impulsar un tanatorio”.

Ciudadanos tuvo una reunión con el alcalde y los vecinos de Roza Martín la semana pasada, en la que puso sobre la mesa varias soluciones, entre ellas: denegar la licencia y aprobar una ordenanza que regule el uso de los tanatorios. Planteamiento de una revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Modificación puntual en el ámbito de Roza Martín. Alfonso Reina ha afirmado que “el equipo de Gobierno del PP ha hecho caso omiso de nuestras propuestas legales y ha vuelto a llevar a pleno la suspensión de una licencia que ya estaría otorgada por el alcalde por inacción, lo cual podría suponer un delito de prevaricación si los concejales votan a favor”, y ha añadido que “nunca vamos a ser cómplices del PP a sabiendas en una decisión ilegal”.

 

Majadahonda Magazin