Audio: “El Albondiguilla” canta ante el juez sobre Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

Arturo González Panero, "el Albondiguilla"Arturo González Panero, ex alcalde de Boadilla del Monte (Madrid) y conocido por la trama Gürtel con el sobrenombre de “El Albondiguilla”, se ha presentado por primera vez ante el juez para asegurar que él hizo lo mismo que Narciso de Foxá en Majadahonda: “echar a los corruptos”. Con este argumento, reclama su exoneración judicial. Para demostrar su inocencia, Panero ha apuntado, sin embargo, al ex alcalde majariego Romero de Tejada por presionarle para favorecer a la trama Gürtel en la venta de una parcela municipal a precio inferior al de mercado, tal y como se escucha en el audio que reproduce Radio MJD Majadahonda. Y asegura que los “gurtelianos” le achacaban haber influido en la sustitución de Willy Ortega por Narciso de Foxá en la alcaldía majariega, cosa que no le perdonaron. Fuentes municipales majariegas del PP aseguraron a MJD Magazin que recientemente Panero se ha puesto en contacto con Narciso de Foxá, que va a ser llamado en el juicio como testigo de la fiscalía del “caso Gürtel”. El alcalde majariego se ha negado a verle para evitar “malas interpretaciones”. Estas fuentes afirman que Foxá dirá en el juicio “la verdad, nada más que la verdad y toda la verdad”, perjudique o beneficie a sus compañeros de partido.

Escuche la declaración de “El Albondiguilla” ante el juez hablando sobre Majadahonda pinchando aquí

Jaime González Taboada
Jaime González Taboada

La declaración de Arturo González Panero “El Albondiguilla”, audio que reproduce Radio MJD Majadahonda, ha sido difundida por una buena parte de la prensa española: Tono Calleja (Infolibre), Miguel Angel Campos (Cadena SER) y las agencias Europa Press y Efe han tenido acceso a la misma. El ex alcalde de Boadilla del Monte, Arturo González Panero prestó declaración por su imputación en el caso Gürtel y lo hizo por primera vez y a petición propia, tras recopilar toda la información del caso, desde 2009. El ex alcalde de Boadilla, declaró el pasado 9 de diciembre después de que en las tres ocasiones anteriores en que compareció ante la justicia se acogiera a su derecho a no declarar. Esta vez afirmó que el ex presidente del PP en Madrid y hoy presidente del Senado, Pío García Escudero; el ex secretario general del PP madrileño y ex alcalde de Majadahonda, Ricardo Romero de Tejada, y Luis Bárcenas, insistieron en que colocara a Francisco Sánchez Arranz, imputado en la Gürtel y hoy fallecido, como concejal. El ex alcalde de Boadilla aseguró al juez De la Mata que el consejero autonómico y número 3 de Cristina Cifuentes, Jaime González Taboada (PP), trató de convencerle de que vendiera a 19,4 millones un terreno valorado en 30 millones. Y el ex regidor relató por último que Francisco Correa le acusó de ser “mal compañero” al valorar una finca municipal en venta por 2.000 euros el metro cuadrado cuando en Majadahonda habían tasado otra a 1.400 euros

Fracisco Correa
Francisco Correa

Panero tiró de la manta durante su declaración en la Audiencia Nacional como imputado. Lo hizo apuntando al actual consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Comunidad de Madrid, Jaime González Taboada, para justificar el precio de adjudicación de una parcela, que según el sumario benefició a la red corrupta liderada por Francisco Correa. 

En concreto González Panero aseguró que González Taboada, que entonces era director general de Cooperación con la Administración Local de la Comunidad de Madrid, trató de convencerle de que sacara a concurso una parcela por un valor de 19,4 millones de euros, cuando los técnicos del Ayuntamiento de Boadilla del Monte la habían valorado en 30 millones.

 “A 30 millones suponía unos 2.000 euros el metro cuadrado. Y con ese precio la Comunidad de Madrid quedaba en evidencia, ya que en esa fecha había autorizado la venta de una parcela en Majadahonda a 1.400 euros. Y por eso mantuve varias discusiones con González Taboada. Pero él me decía que no me podía dar el visto bueno a los 30 millones. Pero yo le contestaba ¡Jaime, por dios, si no vale 19,4 millones!. Yo creo recordar que incluso, en tono de broma, llegamos a apostarnos si al final yo podía vender el terreno a 30 millones”, aseguró González Panero en conversación con infoLibre.

José Luis Ulibarri
José Luis Ulibarri

Según la versión de González Panero, la Comunidad de Madrid tardó más de seis meses en aprobar la venta de la parcela: “Y la autorización de la Comunidad era necesaria, ya que cuando una operación de este tipo supera el 25% de los recursos del Ayuntamiento, se necesitaba el visto bueno del Gobierno regional”, relató a este diario González Panero, que destacó que en el expediente de la adjudicación de la parcela figura la valoración de los técnicos de la Comunidad de Madrid, que era de 19,4 millones.

De esta forma, González Panero trata de justificar que la finca acabara en manos de la sociedad UFC, del empresario José Luis Ulibarri, también imputado en Gürtel. En julio de 2011, la policía judicial envió un informe al entonces instructor del caso en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, en el que le informaba acerca de posible entrega de un millón de euros por parte de Ulibarri a Correa tras adjudicarle el Ayuntamiento la parcela.

Alfonso Bosch
Alfonso Bosch Tejedor

Asimismo, El Albondiguilla aseguró al juez que recibió la llamada del presunto cerebro de la trama, Francisco Correa, que le acusó de ser “mal compañero”, ya que poco antes el entonces alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega, había promovido la venta de otra parcela a un precio menor. 

Infolibre se puso en contacto con la Consejería de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio para conocer la versión de Jaime González Taboada, que ha preferido no hacer declaraciones al respecto. Por otra parte, en su declaración el ex exregidor de Boadilla, municipio considerado el epicentro de la trama en la Comunidad de Madrid, acusó al extesorero del PP Luis Bárcenas de estar detrás del nombramiento del también imputado Alfonso Bosch Tejedor como gerente de la empresa municipal del suelo, que fue la que adjudicó varios terrenos a la trama:

arturoNo fue la única vez que mencionó a la ciudad de Majadahonda. En este sentido, González Panero aseguró al juez De la Mata que en 2004 se plantó ante Bárcenas, ya que se negó a adjudicar el contrato de mantenimiento de las calles del municipio a la empresa que éste le había indicado: Constructora Hispánica. “Luis, lo siento, pero se le va a dar a quien digan los técnicos”, le dijo, según su propia versión de los hechos. González Panero declaró también que no dispone de cuentas en el extranjero, a pesar de que Hacienda se las atribuye en Suiza y Holanda, y calificó de “disparate” que Correa sufragara sus viajes. Sí se mostró más locuaz cuando habló del ex líder del PP:  “Antonio Cámara, que es amigo de Aznar, me dijo, en plural: “Estaríamos encantados si nombraras a Alfonso Bosch. Ya sabes para quién trabajo”. Y fue cuando entonces yo entendí que la petición venía de Aznar”, relató en el Juzgado González Panero.

arturoEl ex alcalde ha detallado que su relación con Bárcenas y Correa se enrareció en 2004 después de que estallara el caso Majadahonda, que supuso el relevo en la alcaldía de Guillermo Ortega por Narciso de Foxá, y de que el ex concejal de Boadilla fallecido Francisco Sánchez Arranz, próximo al ex tesorero y al presidente del Senado, Pío García-Escudero, según él, le pidiera que hablara con Bárcenas para realizar una adjudicación en Boadilla a Constructora Hispánica.

 Siempre según su relato, El Albondiguilla tuvo que decirle a Bárcenas que el contrato no se iba a adjudicar a esta empresa -cuyo presidente, Alfonso García Pozuelo, también está imputado en el procedimiento- porque su oferta estaba “muy mal puntuada por los técnicos”. “Sánchez Arranz me preguntó a finales de 2004 y le dije que había hablado con Bárcenas y que no había nada que hacer”, aseguró. También dijo que Correa y Bárcenas le hicieron “responsable” del cambio de alcaldía en Majadahonda porque el nuevo alcalde, Narciso de Foxá, era “muy amigo” suyo (de Panero) y denunció “el tema de la parcela”. “A partir de ahí, no solo dejé de tener trato con Correa sino que ni nos dirigíamos la mirada”, dijo antes de señalar que, a partir de ese momento, se convirtió para la red Gürtel en “un obstáculo al que tenían que quitar”: “Y se buscaron las fórmulas para quitarme“, concluyó.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.