Bruno “el descuartizador” regresa a la “Casa de los Horrores” de Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
1111
Encapuchado a la salida del registro. Álvaro Piélago ©

ÁLVARO PIÉLAGO / CLAUDIA RIGAL. La tranquilidad de la urbanización La Sacedilla se rompía en la mañana de este lunes cuando a las 10.30 horas llegaban la Guardia Civil y su unidad científica a la denominada “Casa de los Horrores”, donde presuntamente Bruno, el “descuartizador” de Majadahonda, de 32 años, asesinó a Adriana G. Minutos después a las 10.50 horas llegaba el detenido a su domicilio de La Sacedilla para realizar una reconstrucción con la Guardia Civil.

IMG_2566
Policía científica en “la Casa de los Horrores” de Majadahonda. Álvaro Piélago ©

Durante el nuevo registro de la vivienda, la Guardia Civil llevó a Bruno por las diferentes instancias de la casa y fue sometido a diferentes preguntas. Los agentes decidieron realizar este segundo registro de la vivienda con el detenido para ver si se derrumbaba al estar en el lugar de los hechos y confesaba el crimen. El registro, que ha durado 4 horas, se ha parado solo para almorzar. Sobre las 16 horas el detenido y la Guardia Civil volvían al inmueble para seguir con la inspección, que ha servido para encontrar nuevos rastros de sangre, tanto en el garaje del inmueble, como en el salón. Según ha podido saber MJD Magazin, Bruno se ha mostrado tranquilo durante el registro, e incluso mientras inspeccionaban el garaje “se han escuchado algunas risas”, según han informado las vecinas.

IMG_2601
Policía Judicial en el registro. Álvaro Piélago ©

Según el programa Espejo Público de Antena 3 , el detenido era “aficionado” a la brujería y habría llegado a pedir a tiendas de Majadahonda varias esculturas de Cristos ensangrentados, que han sido encontradas durante el registro. También se ha encontrado presuntamente en el registro la carta de despedida que Adriana G. habría escrito a la hamburguesería en la que trabajaba y que se sospecha que habría escrito su propio casero que luego presuntamente la asesinó. La Guardia Civil ha desmentido este lunes la existencia de vídeos en los que se ve al sospechoso depositar esta carta en la hamburguesería así como la localización del móvil de la presunta víctima en la mochila de una joven que se dirigía en AVE a Barcelona.

IMG_2558
La Guardia Civil tomó La Sacedilla para reconstruir el crimen © Alvaro Piélago

Bruno residía ahora en Móstoles y fue allí en donde la Guardia Civil le detuvo. También se encontró en la residencia del sospechoso el coche de la mujer argentina desaparecida. Según ha podido saber MJD Magazin, este joven estuvo ingresado en dos ocasiones en la unidad de psiquiatría del Hospital Universitario de Móstoles. La Guardia Civil se muestra hermética ante las preguntas de la prensa, en un caso en el que podría haber hasta 5 víctimas mortales.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.