No es ni ético ni estético”. Con esta advertencia, Ciudadanos de la Comunidad de Madrid está investigando las denuncias que le están llegando desde Majadahonda y que apuntan a que 2 concejales de la formación naranja, Antonio Rodríguez, conocido como “Willy”, y David Ayuso, estarían pidiendo dinero directamente por los comercios y establecimientos hosteleros de la ciudad para financiar el equipo de fútbol sala femenino que han adquirido recientemente. Varios empresarios pertenecientes a varias pymes de Majadahonda se habrían dirigido a la dirección regional y al portavoz municipal, Alfonso Reina, para alertar en un caso e intentar no pagar en el otro esta especie de “impuesto revolucionario”, que es como le llaman los comerciantes en voz baja y a veces algo jocosa cuando ven llegar a un concejal de Cs atravesar la puerta de sus comercios con ánimo recaudatorio. A otros, sin embargo, no les hace ninguna gracia. Ambos ediles se han propuesto obtener 80.000 euros y uno de ellos ha llegado a declarar públicamente que tras “dos meses realizando un gran esfuerzo” el objetivo está casi cumplido porque “gran parte del presupuesto está cubierto”. Los ediles ofrecen a los comerciantes pagar todo el dinero “de una sola vez” o “a plazos”.

Los dos concejales portando la publicidad de un conocido bar de Majadahonda en la pista deportiva

Según fuentes de Cs Majadahonda, el portavoz habría logrado parar el pago de un comerciante familiar suyo y otro que es cliente de su gestoría privada y que le advirtió de la llegada de uno de estos ediles a su establecimiento pidiéndole dinero a cambio de “patrocinios”. Los comerciantes, algunos de los cuales también se han dirigido a MJD Magazin contando la escena y preguntando si este tipo de actuaciones por parte de un cargo público son “legales”, se sienten amedrentados e intimidados, ya que aseguran que la mayoría de ellos poseen en tramitación licencias municipales por terrazas, salidas de humos, sonoridad, etc…, por lo que “muchos pagan y miran para otro lado”, según este testimonio, que es bastante más amplio y pormenorizado. Y no es el único. Recuerdan además que la crisis se está cebando con el pequeño comercio y hostelería por lo que este tipo de “donaciones” les suponen un perjuicio para sus economías. Hay que recordar que Ciudadanos Majadahonda está en la Oposición pero posee un pacto de gobernabilidad con el Grupo Popular, que le hace presidir varias comisiones y le otorga un papel influyente en el pleno.

En la hoja del club aparecen ya varios comercios a los que pidieron dinero

A la dirección del partido Cs Majadahonda tampoco le gusta lo que hacen sus 2 concejales y coinciden con Cs Madrid en que “no es ético ni estético” pero van más allá: “No avisaron de que habían entrado en la dirección de un club deportivo que tiene una relación directa con el Ayuntamiento a través de su escuela base e informaron a la dirección del partido y del grupo en Majadahonda cuando ya estaba todo consumado, de hecho nos enteramos por la prensa”. Los dos concejales “exhibían un documento de un responsable jurídico de Cs Madrid que se limitaba a autorizar la compatibilidad entre ser directivo del club y concejal, siempre que no rozase ninguna decisión o subvención administrativa”, señalan estas fuentes. Y añaden: “Lo que no imaginábamos es que el cargo se utilizase para pedir dinero directamente a los comerciantes, por lo que creemos que ha existido un abuso de confianza”.

Grupo municipal de Cs Majadahonda

Desde Cs Majadahonda se inclinan por permitir que ambos ediles sigan con su labor empresarial, profesional y deportiva pero abandonen el escaño. “Creemos que el daño está hecho y la única salida digna para el partido es que renuncien al acta y sigan con su actividad”, señalan estas fuentes, que vaticinan que la situación se tornará cada vez más “embarazosa” para el resto de concejales porque tienen que votar subvenciones, uso de espacios públicos y ayudas para el club de sus dos compañeros de grupo. Además les recomiendan contratar a un publicitario para estos menesteres crematísticos, ya que entre la sociedad civil “sorprende bastante ver a cargos públicos pidiendo directamente dinero” a quienes después reclaman su voto.

“¿Cómo se financia el Majadahonda?”, le preguntaba recientemente a uno de los concejales el periodista Álvaro Jiménez de Blas de “Pobla FM”. Y Antonio Rodríguez respondía: “Básicamente el 90% de la financiación depende de patrocinadores privados. Pero nos consta que el Ayuntamiento de Majadahonda está trabajando para ayudar a aquellos clubs que desarrollan escuelas deportivas”. ¿Y cómo espera obtener los 80.000 euros de presupuesto?, inquiría sobre la alta cantidad de dinero que se habían trazado como objetivo, a lo que el concejal desvelaba: “Llevamos dos meses realizando un gran esfuerzo y gran parte del presupuesto está cubierto, no obstante estamos seguros que llegaremos a cubrir el 100%. Aprovecho para animar a empresas y entidades a colaborar con nuestro club, sin duda su inversión será rentable”. Por último concluía: “¿Qué va a cambiar respecto a la política de los anteriores dueños?”, a lo que Rodríguez respondió: “nuestra visión es algo más amplia”.

Antonio Rodríguez durante las fiestas de Majadahonda

Preguntados por MJD Magazin por todas estas cuestiones, ambos concejales mantuvieron un largo encuentro para dar su versión pero prefirieron finalmente que no saliera publicada y guardar de momento silencio. La dirección regional de Cs recordó que han funcionado los controles porque la iniciativa de aclarar este asunto parte de ellos, a la vez que aseguró que ambos ediles serían convocados a declarar en torno a esta situación antes de cerrar su investigación. Fuentes de la dirección regional naranja indicaron que harían público su veredicto a los medios de comunicación guiados siempre por su principio de “máxima transparencia y honestidad en el ejercicio de los cargos públicos” con el que surgió el partido de Albert Rivera y sobre el que éste en su última visita a Madrid se mostró “inflexible” tanto a nivel interno como externo.

 

Majadahonda Magazin