Consejos para realizar una reforma en verano

Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Majadahonda es una ciudad que forma parte del área metropolitana de Madrid y en la que los veranos son muy calurosos, de manera que podemos aprovechar esta circunstancia para llamar a Reiteman Madrid empresa de reformas integrales con el fin de que hagan algunos arreglos.Esta época es la mejor para la pintura, debido a que se seca enseguida y no forma humedades, o incluso a la hora de retocar los tejados, puesto que lo normal es que no llueva durante semanas.

Podemos aprovechar para irnos de vacaciones

Vivir en la misma casa que se está reformando es un infierno, así que el verano es un buen momento para acometer estos arreglos, pues podemos dejar Majadahonda rumbo a nuestro destino vacacional favorito. Así, los obreros tendrán la vivienda para ellos solos, sin que haya nadie molestándolos, y nosotros nos encontraremos las obras terminadas al llegar de las vacaciones, sin haber aguantado ruidos y suciedad.

El mejor momento si queremos reformar la cocina

No siempre se acomete una reforma integral en Majadahonda, bien porque el presupuesto no es tan alto, o bien porque no es necesario. Una de las más comunes es la de la cocina y la época estival es la adecuada, puesto que no la necesitamos tanto al comer casi siempre platos fríos, en especial en zonas como esta localidad que es muy calurosa. Justo en esta época no tendremos problemas en pasar una o dos semanas sin la cocina, pues podemos alimentarnos de platos fríos propios del verano. Si tenemos jardín, también será posible asar carnes en la barbacoa al aire libre, sin echar de menos nuestra encimera.

Arreglar las humedades cuando están secas

Con el tiempo, por filtraciones, una construcción deficiente, etc., en algunas partes de la vivienda pueden aparecer humedades que no se secan hasta que no llegan las temperaturas altas. De este modo, uno de los mejores consejos que podemos dar es atajarlas en el verano, pues entonces están secas y se puede ver muy bien hasta dónde han llegado. Por lo tanto, es más sencillo eliminarlas, pues los materiales se aplican mejor y se secan antes.

Una buena época para cambiar las ventanas

Las ventanas son fundamentales en el aislamiento térmico y acústico de una casa, pero lo cierto es que da pereza poner unas nuevas en invierno, cuando las temperaturas son bajas, el viento puede ser fuerte y no son raras las lluvias. Por eso, el verano es la estación en la que suele hacerse este cambio y solo hay que tener la precaución de no realizarlo en un día de tormenta, ya que el calor que entra en la vivienda es soportable y se puede evacuar abriendo las otras ventanas con el fin de crear corriente.

Además, las siliconas, espumas o adhesivos que se usen se van a secar en un momento dejando de oler enseguida. El verano es una de las mejores épocas si queremos hacer reformas. Es posible abandonar la casa para irnos de vacaciones, no necesitamos la cocina, las pinturas se secan enseguida, no llueve, así que podemos hacer esos arreglos que llevamos retrasando todo el año.

Majadahonda Magazin