Crespo (CPPM): “El responsable de la obra faraónica policial fue el comisario Estanislao Gil”.

Juanjo Crespo (CPPM)F. UTRERA / J. RUBIO. Juan José Crespo, secretario general del Colectivo Profesional de Policía Municipal (CPPM), sindicato mayoritario dentro de la policía municipal, también en Majadahonda, donde además ejerce como agente y presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento, tercia en la polémica sobre las deficiencias de la nueva sede policial. Y lo hace de forma tajante: “El responsable de esta obra faraónica fue Estanislao Gil, él llevaba los planos”. En esta primera parte de la entrevista se centra en la figura del comisario y sus responsabilidades, mientras que en la segunda parte analiza el fraude en la construcción y muestra pruebas fotográficas hasta ahora no conocidas.

Estanislao Gil
El comisario Estanislao Gil

MJD: El comisario Estanislao Gil confirmó al Grupo Municipal de Ciudadanos (Cs) las anomalías de construcción denunciadas en el pleno municipal. Sin embargo, luego se desdijo o al menos transmitió al Grupo Popular una versión diferente: las irregularidades se reducen simplemente a unas goteras. ¿Existen o no deficiencias en el nuevo edificio? ¿Como es a su juicio la labor que está realizando Estanislao Gil?
JJC: –Resumir toda su labor en una sola frase es muy complicado, es muy difícil. Antes era oficial, ahora es director de Seguridad. Por lo que nos ocupa, que es el tema de las dependencias, no sé si es el máximo responsable, pero sí tiene una gran responsabilidad sobre estas deficiencias y en todo esto que ha surgido. En el momento de proyectarse las dependencias y de llevarse a cabo la construcción y del equipamiento interior, él era el técnico responsable de la policía. El iba siempre con los planos y es el que decidió lo que se hacía ahí dentro.

Calabozo de Majadahonda
Calabozo de Majadahonda

MJD: ¿Hasta ese punto tenía poder el comisario?
JJC: –Si hay dos ordenadores para 110 policías, el máximo responsable es el jefe de la policía, no es el señor alcalde. El alcalde tendrá su responsabilidad en otras cosas, pero en el tema de los ordenadores, es del técnico, del jefe de la policía. El tema de que los calabozos se hayan hecho mal, quien tiene la culpa es el jefe de policía, el obrero que ha hecho los calabozos ha hecho lo que le han dicho. El arquitecto que lo proyectó haría lo que le dijo el técnico, que es el experto, un arquitecto no sabe como son unos calabozos.

MJD: ¿Existe alguna prueba de esta acusación que ustedes formulan?
JJC: Yo me voy a ceñir al tema de las dependencias, no quiero entrar en más detalle porque es muy amplio. Yo creo que sobre esto particularmente, y por lo que hemos visto estos años de cómo se ha llevado la construcción de las dependencias, los proyectos y demás, efectivamente pensamos que Estanislao Gil tiene la máxima responsabilidad. De hecho, en su momento, fue él quien vino a nosotros como sindicato, cuando se empezó a proyectar esto, y nos invitó a explicarnos el tema de cómo iban a ser los planos, lo que se iba a equipar y demás, algo a lo que nunca pudimos acceder porque ya tenía todo diseñado y no nos invitaba a participar en ello. Si él nos invita a explicárnoslo, es que estaba al corriente de todo.

Cubos en los pasillos
Cubos en los pasillos

MJD: ¿Qué muestran las fotografías que han puesto a disposición de MJD Magazin?
JJC: La primera es la foto del pasillo de arriba de las nuevas dependencias de policía, donde se ven los cubos que tuvieron que poner para evitar la inundación por las goteras que hay. Luego hay 5 fotos de los garajes de abajo de las nuevas dependencias de policía, donde se aprecian las goteras y filtraciones que hay.

MJD: Dos años de funcionamiento y 7 millones de euros gastados ¿Cual es el balance que hacen sobre la eficacia y gasto del nuevo edificio construido?
JJC: –La opinión de la representación sindical de los policías es que esta obra faraónica es una obra hecha bajo las indicaciones, supervisión y antojo de la jefatura de la policía, hecha a imagen y semejanza suya, haciéndola como una infraestructura propia. Y esto nos ha llevado a un gasto millonario del presupuesto público, pero con un uso poco funcional, pensando más en mantener una mentalidad clasista. Otros claros ejemplos: habiendo dos plantas de parking, hasta hace pocos meses y tras llegar el asunto al pleno municipal, el jefe de la policía solo permitía aparcar dentro a los mandos pero no a los policías, aunque estuviese vacío. O el hecho de que mientras el jefe y sus mandos estrenan traje de gala en las fiestas, los policías que sirven a los vecinos de Majadahonda, llevan mas de 5 años sin recibir ropa.

IMG-20151105-WA0022

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios