David Ilundain en Zoco Majadahonda: “Los cines rechazan la película “B” (de Bárcenas) porque no quieren problemas”

Suscríbete gratis a nuestras noticias

BMANEL BARRIERE/J. RUBIO. Este jueves llega a los cines Zoco Majadahonda la película sobre Luis BárcenasB” y lo hace envuelta en polémica. ¿El motivo? Las reticencias y negativas de múltiples salas de cine para emitir esta película dirigida por David Ilundain que narra la declaración de Bárcenas ante el juez Ruz. Un film que desde el inicio lo ha tenido difícil para ver la luz, ya que no se encontraba la financiación necesaria para llevar a cabo este proyecto, lo que obligó a recurrir a la financiación colectiva para obtener el dinero necesario para poder rodarla. El conocido escritor y poeta Manel Barriere Figueroa, afincado ahora en Majadahonda, ha entrevistado a David Ilundain, para MJD Magazin con motivo de esta proyección en los cines Zoco Majadahonda, una entrevista que reproducimos íntegra a continuación.

Manel1Manel Barriere: ¿Qué supone para un director novel una película como B (la corrupción, personajes reales y de actualidad, producción independiente y sin instituciones detrás, un texto transcrito de un interrogatorio real…?

david-illundainDavid Ilundain: –Por el lado personal, es una satisfacción hacer una película (y más tu primera película). Pero esta no es “mi película” sino un proyecto que se suma a un tren en marcha. La hemos hecho sumando esfuerzos de “muchas manos y cerebros”. Está apegada a la realidad porque quiere ser una película “en caliente”, lo que los anglosajones llaman “instant movie“.

barcenasMB: Creo que rodasteis en una semana. Supongo que si los dos actores no hubieran estado representando la obra de teatro al mismo tiempo, eso no hubiera sido posible. Cuéntame cómo surge la idea y cómo se saca adelanteun proyecto como este.

DI: –Bueno, queríamos rodar en dos semanas y acabó siendo menos, por presupuesto y porque nos re-negociaron las condiciones del permiso que nos habían dado (alguien no debió leer lo que firmaba y luego quiso revocar el permiso… pero lo reconducimos). La idea surge porque salí alucinado del Teatro del Barrio, en Lavapiés, cuando hace un año vi “Ruz-Bárcenas“. Es una obra de Jordi Casanovas, dirigida por Alberto San Juan. Con ello heredo un trabajo de un nivel actoral excepcional, en el que Pedro Casablanc y Manolo Solo consiguen “colarte” en la sala 5 de la Audiencia Nacional.

BMB: ¿Cómo construyes unos personajes y una trama de ficción con la transcripción de un interrogatorio de un juez a un imputado?

DI: –De nuevo el mérito original es de Jordi Casanovas, el autor teatral. Él cuenta que buscaba una historia para reflejar la corrupción y que, al leer la declaración de Bárcenas, lo vio claro. Si hubiéramos escrito algo así, nos hubieran dicho que era exagerado, que no era verosímil. Pues está grabado. Es real.

MB: ¿Cómo fue el trabajo con los actores? ¿Te condicionó mucho el modo como representaban los personajes en la obra de teatro?

DI: –No. Son actores con gran experiencia. Yo les pedí que bajaran al código narrativo, pero eso para ellos es “pecata minuta”. El cambio, del teatro al cine, está basado en reforzar el arco dramático de Bárcenas, que aquí es más protagonista porque es interrogado por las acusaciones, defensas, fiscal etc., e interactúa con todos los personajes. La función teatral era un “tet a tet” entre Pedro y Manolo. La versión cinematográfica está en un código hiperrealista.

BMB: ¿Y la distribución? ¿Te has sentido censurado o has sentido presión de algún tipo para frenar la película?

DI: –No es que “me haya sentido” sino que nos han rechazado. El plan era salir a 25 copias y sólo conseguimos colocar 16. Ojo, soy consciente de que somos una película pequeña y de que cada uno programa en su cine lo que cree conveniente. Pero me pareció triste que nos dijeran que “no interesaba” o que “no querían problemas”. Pues parece que se equivocaron. En los cines Princesa de Madrid, ha sido lo más visto de sus 11 salas en la primera semana. Ya hay más cines que la exhiben y estamos negociando entrar en las dos grandes cadenas (Yelmo y Cinesa). Así que, ahora mismo, espero que la película llegue a muchas más pantallas. Buena parte de este “éxito” es de toda la gente que nos ha apoyado en internet en la campaña #QuieroVerB. Como otras veces, tenemos mucho más poder del que pensamos, solo es necesario organizarlo, canalizarlo. Hay ganas de ver “B”.

MB: ¿Para qué sirve ver B? ¿Para entender la corrupción? ¿Para entender a Bárcenas? ¿Para entender qué pasa en este país? ¿O para pasar un buen rato?

DI: –Pues creo que para todo eso. Y justo en el orden contrario. Lo primero para pasar un buen rato. Mi primer mandamiento es tener atento al espectador en los 80 minutos. Con eso ya puedo aspirar a que el argumento y los temas de la película formen parte de sus sentimientos y de sus pensamientos. La aspiración es que cada espectador saque sus propias conclusiones.

MB: ¿Cuál ha sido la respuesta del público hasta ahora?

DI: Muy positiva. Nos dicen en el Renoir Princesa que hay proyecciones ¡en las que la gente aplaude al acabar! Eso en el cine es muy inusual. Decía un célebre director francés que no basta con hacer películas políticas, hay que hacerlas políticamente.

BMB: ¿Sientes que B puede ser de alguna manera un intento de abordar este compromiso? ¿La definirías como una película militante?

DI: –No exactamente. Es decir, militar es estar orgánicamente involucrado en una determinada organización. En ese sentido, la película no “milita”. Pero sí es un grano de arena a la suma de muchos trabajos que se hacen por ciudadanos anónimos para volver a tomar las riendas de “nuestro gobierno”. Entiéndase como tal que gobernarse es ser “autoconsciente” de lo que eliges para ti y para tu comunidad cada día (no solo cada cuatro años en elecciones). Por tanto, es un trabajo que “milita” en ese 99% de la sociedad que se siente agredida por el 1% que le gobierna económica y políticamente. Los más interesados en ver una película que habla de cómo se financia en negro la élite del Partido Popular, deberían ser quienes votaron, en confianza, al Partido Popular, ¿no?

MB: ¿La ves como un modelo en cuanto a la producción? ¿Hacia dónde va el cine en España?

DI: –Esta pregunta da para un larguísimo debate y yo no tengo claro “hacia donde va”, creo que nadie lo tiene claro. El cine es absolutamente deficitario. Las entradas que se venden no pagan el coste de las películas casi en ningún caso. Por tanto, quienes realmente “pagan el cine” son las televisiones. Y, en algunos casos, las ayudas públicas. Nosotros no tenemos ni lo uno, ni lo otro. Por tanto no le voy a decir a nadie que somos el ejemplo a seguir. Ha sido muy duro. Pero “había que hacerlo”. Todos los que hemos puesto dinero y trabajo en la película, estamos orgullosos.

BMB: Para terminar, ¿Quién es Bárcenas y qué es la corrupción?

DI: –Bárcenas es un señor que lleva media vida en el Partido Popular. Entró con 23 años y siempre estuvo en el área económica. Conoce el funcionamiento de memoria. Sorprende su rotundidad. Heredó un sistema corrupto que consiste en recoger “donativos” y repartirlos entre los dirigentes, según ellos mismos, “a cambio de nada”. La corrupción es tener esa cara dura de poder decir que es “a cambio de nada”. Es esa impunidad. Y es muy peligrosa. Donde hay corrupción, no hay democracia. No puede haberla porque ya no se habla entre “iguales” sino entre una élite amoral que se acaba comportando de manera mafiosa y ciudadanos indefensos para combatirla. El edificio tiene termitas y nos va a costarmucho conseguir una rehabilitación integral. Pero, o lo hacemos, o se nos cae. Hay que hacerlo y hay que hacerlo ya.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.