Descubren el cebo que envenena a los perros en el Monte del Pilar y reclaman ayuda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

12373216_10153154220090780_921552853559353697_nTito Casas, un lector de MJD Magazin, ha descubierto el cebo que ha envenenado a varias mascotas que paseaban con sus dueños por el Monte del Pilar de Majadahonda: “Esta es la foto, lo mismo es algún premio pero me extrañó ver trocitos pequeños… Y aún siendo verdes y oliendo raro, uno de mis perros lo comió pero logré sacárselo sin que se lo tragara…! Lo he mirado en internet pero no sé que es! Si alguien ha visto alguna chuchería de perro parecida o premio que me diga para quedarme más tranquilo! Gracias!”, fue su comentario en el Facebook de este diario. Y prosigue con su narración: “Un perro de una amiga comió el veneno y estuvo a punto de morir. Yo creo que es algún tipo de veneno de rata por los síntomas y lo que dijo el veterinario pero hace 1 mes y medio de esto y el perro sigue vomitando de vez en cuando!! No dejéis que coman nada, yo fotografíe esto porque aún oliendo mal, uno de mis perros estuvo a punto de comérselo y estaba en uno de los caminos!”.
Captura de pantalla 2015-12-21 a las 19.33.45Tito Casas no puede ocultar su indignación y repulsa: “Eso sí, si por alguna de las casualidades de la vida en uno de mis paseos veo a alguien tirar algo sospechoso o pillan al que pone el veneno, seguramente pase muchos años detenido porque (…) haría que tuviese los mismos síntomas que tienen los perros cuando toman el veneno! Hay que ser muy (…) cobarde para hacer eso. Si sospecháis o sabéis de alguien, ni policía ni vigilancia externa, yo me encargo y no por 350.000 € sino gratis. Un saludo y cuidado que es real y hay que ser muy rápido en llevar al animal al veterinario porque es cuestión de horas que viva”.

La página deperros.org también informa que los perros “son animales curiosos por naturaleza y que suelen meterse en problemas por su curiosidad. Como no tienen manos para explorar las cosas, y debido a su naturaleza carroñera-depredadora, usan su boca para investigar todo lo que se les ponga al alcance. Esto puede generarles muchos problemas cuando encuentran algo dañino para su salud”.

Para ayudarte a prevenir accidentes de tu cachorro, te presentamos una lista de 10 cosas comunes en cualquier hogar que pueden tener consecuencias nefastas para tu perro.

1. Chocolate: Aunque el chocolate es un manjar para nosotros los humanos, y probablemente también para nuestros amigos caninos, no es buena idea que le des chocolate a tu perro. El chocolate contiene una sustancia tóxica para los perros, llamada teobromina. La teobromina es un alcaloide que se obtiene de la planta de cacao y que estimula el sistema nervioso central, causa broncodilatación y tiene diversos efectos cardiovasculares. Los perros no pueden eliminar la teobromina con facilidad y, por tanto, ésta se convierte en un agente tóxico para ellos. Se estima que tan poco como seis gramos por cada kilo de peso del perro pueden ser letales. De mayor preocupación es el chocolate negro, porque contiene 10 veces más teobromina que el chocolate de leche. Los signos de envenenamiento canino por chocolate incluyen: aumento de la actividad general, diarrea, vómitos, incontinencia urinaria, aumento del ritmo cardíaco, aumento de la frecuencia respiratoria, temblores y espasmos. Así que, ¡nada de chocolate para tu perro!

2. Paracetamol: ¿Quién no se ha tomado un paracetamol alguna vez? Ese analgésico que nos quita el dolor de cabeza y otros males de la vida moderna. Sin embargo, este medicamento es un veneno para nuestros perros. El envenenamiento con paracetamol en perros se produce porque el analgésico daña el hígado y los glóbulos rojos. Como resultado, un perro envenenado por paracetamol puede morir por necrosis hepática. Se estima que 150 miligramos de paracetamol por cada kilo del perro es la dosis letal. Esto significa que dos comprimidos de paracetamol pueden matar a tu perro. Así que, ¡nada de paracetamol para tu perro!… aunque le duela la cabeza.

3. Álcalis: Los álcalis comunes en las casas son la lejía, el permanganato de potasio y el hidróxido amónico. Estas sustancias se encuentran en líquidos para destapar cañerías, en detergentes para baños, amoníaco y detergentes para vajillas. También están presentes en las baterías alcalinas, incluyendo las baterías de reloj (tipo botón). Si un perro ingiere cualquiera de esas cosas, tendrá irritaciones y quemaduras en las mucosas del tracto digestivo: boca, esófago, estómago, intestino y colon. Estos daños suelen ser fatales. Los síntomas de envenenamiento por álcalis son: irritación de la mucosa oral, dolor en el tórax, convulsiones, babeo, falta de apetito y aletargamiento. La muerte suele ocurrir dentro de las 24 horas desde la ingestión. Ten mucho cuidado y no dejes estas cosas al alcance de tu perro.

4. Bolitas de naftalina: Las bolitas de naftalina son sumamente peligrosas cuando se ingieren. Obviamente, el mismo peligro existe si tu perro se come una de estas bolitas. El envenenamiento con bolitas de naftalina daña el hígado de los perros y afecta el sistema nervioso central. Sus síntomas incluyen vómitos y convulsiones. Ten mucho cuidado de dónde pones estas bolitas y, de ser posible, no las uses.

5. Detergentes y suavizantes para ropa: Aunque los detergentes pueden ser tóxicos si tu perro los ingiere, los suavizantes para ropa son extremadamente tóxicos y pueden producir la muerte. Los suavizantes para ropa contienen detergentes catiónicos, que también se encuentran en desinfectantes y germicidas. Los síntomas de envenenamiento con estas sustancias incluyen: hipersalivación (babeo), letargo, vómitos, quemaduras en la boca, convulsiones, shock y coma.

6. Enjuague bucal: Algunos enjuagues bucales contienen ácido bórico, que es altamente tóxico para los perros. Otros elementos frecuentes en un hogar, que contienen ácido bórico son las soluciones de limpieza de lentes de contacto y las soluciones para limpiar dentaduras postizas. Los síntomas que puede presentar un perro envenenado con ácido bórico son: vómitos, babeo, convulsiones y coma.

7. Anticongelantes: Los anticongelantes se encuentran entre los mayores riesgos para las mascotas. Cada año mueren muchos perros a causa del envenenamiento por anticongelantes. La razón por la que muchos perros mueren a causa de los anticongelantes es porque estas sustancias tienen olor y un sabor agradables para los perros. Entonces, no es raro que los perros decidan probar eso que huele tan bien. El componente tóxico de los anticongelantes es el etilen glicol, que afecta la función renal y causa síntomas como: convulsiones, vómitos y letargo.

8. Blanqueadores de ropa: Los blanqueadores de ropa, como la lavandina y los compuestos que tienen cloro son muy tóxicos para los perros. Los síntomas que producen son: vómitos, babeo y dolor abdominal. Nunca dejes estas sustancias al alcance de tu perro.

9. Pepas de frutas: muchas pepas, o semillas de frutas son tóxicas para los perros. Algunas pepas son tan grandes que pueden obstruir el tracto respiratorio, pero otras son simplemente tóxicas. Dos de las pepas más tóxicas para los perros son las del durazno y el damasco. Los perros, aunque son más omnívoros que carnívoros, no evolucionaron para alimentarse de semillas. Por tanto, su sistema digestivo no puede procesar correctamente estos elementos. El resultado puede ser desastroso, así que evita que tu perro ingiera pepas de frutas.

10. Plantas ornamentales: Al igual que las semillas de las frutas, muchas plantas ornamentales son tóxicas para los perros y otros animales. Aunque los perros suelen comer pasto, aparentemente para mejorar su digestión cuando les falta fibra en la dieta, no son capaces de tolerar todos los vegetales. Los síntomas que produce el envenenamiento por plantas pueden variar según la especie ingerida, pero en general incluyen vómitos y efectos sobre el sistema nervioso central. Algunas plantas tóxicas para los perros son: tomate, espinaca, azalea, azafrán de otoño, aguacate (hojas), adelfa, actea, dulcamara, belladona, dedalera, cicuta, cicuta acuática, tejo, ricino y lirio de los valles. Existen otras plantas que también son tóxicas para los perros, así que a podar el jardín!

Deja un comentario

Su correo no será publicado.