Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Momento en que el alcalde de Majadahonda impide de nuevo hablar a la vecina Matilde Guisández en los «ruegos y preguntas» al término del pleno del Ayuntamiento: el primer edil se hace las «autopreguntas» y se responde a sí mismo

LIDIA GARCIA. El alcalde de Majadahonda, José Luis Alvarez Ustarroz, volvió a soliviantar a los vecinos en el pleno de este jueves 29 de septiembre (2022) al prohibirles de nuevo su intervención oral en el turno de «ruegos y preguntas». Con la prolongación de la prohibición, el alcalde se salta «a la torera» y hace caso omiso a la moción de Cs, PSOE y Vox, que aprobaron en el pleno de julio el levantamiento de la citada censura por 15 votos contra 10 del PP. El resultado de la votación tampoco ha sido tenido en cuenta por el alcalde, que había sido advertido este mismo jueves por el abogado de Majadahonda, Enrique Ortiz Sierra, de la ilegalidad de su conducta. Además, el alcalde ha ordenado igualmente cortar las grabaciones por TV de este turno de intervenciones, por lo que no queda constancia de las mismas salvo por las que puedan hacer los propios vecinos o las declaraciones que pueda recoger MJD Magazin, único medio de comunicación que cubre informativamente las sesiones plenarias.


Lidia García

En esta ocasión fueron tres los vecinos que solicitaron el turno de palabra y una de ellos era Pepa Iglesias Ponce De León, portavoz de la Plataforma de Afectados por el Cierre de la Piscina de Huerta Vieja, que confirmó la irregularidad: «Pues efectivamente el Sr. alcalde nos ha vuelto a negar intervenir directamente con nuestras preguntas. Ha sido penoso ver la cara de perplejidad cuando se la ha negado también a la representante de la Plataforma 0,7% y a un señor que, desconocedor de las normas, ha levantado la mano para pedir la palabra. Penoso».

La vecina de Majadahonda, Pepa Iglesias Ponce de León, en el pleno del Ayuntamiento: esta vez le prohibieron hablar

Pepa Iglesias cree que la artimaña de que el alcalde se lea a sí mismo las preguntas sintetizadas previamente por escrito (así lo ha ordenado también el primer edil) y luego él mismo se responda no cumple con el fondo ni la forma de la ley: «El alcalde ni siquiera lee las preguntas correctamente. Le he tenido que decir que por favor encendiera el micrófono que tenía apagado, porque las «lee» –por decir algo– a tal velocidad y falta de buena dicción, que no se le entiende nada. En nuestra «Queja al Defensor del Pueblo» hemos hecho referencia a este problema en nuestro último párrafo, por lo que si -en algún momento- el Ayuntamiento le contesta, tendrá que decir algo… Muy mal, muy mal. Y del cierre de la piscina de Huerta Vieja seguimos sin saber nada de nada», declaró a este periódico.

El alcalde responde a Enrique Ortiz Sierra, abogado de Majadahonda, insistiendo en la prohibición, aunque el letrado le recordaba que el Defensor del Pueblo ya ha tramitado quejas contra algunos alcaldes de Ayuntamientos por impedir los «ruegos y preguntas» formuladas por los vecinos

Por su parte, Matilde Guisández, portavoz de la Plataforma 0.7% tampoco pudo hablar en este turno: «No, porque me ha dicho que ya nos había contestado cuando le hizo la misma pregunta el PSOE». «Mati» Guisández añadió que «tampoco le ha dejado hablar a un señor que iba a mostrar apoyo para quitar el amianto de los edificios y venía a apoyar la moción de Cs y PSOE. El alcalde le ha dicho que le recibirá y hablará en su despacho». La dirigente de esta asociación confirmó que «estábamos en el pleno Pedro López, José Luis Cantero y yo por parte del 0’7%. Le dije al alcalde que habíamos estado todo el pleno escuchándoles y le pedí que una vez terminado me dejara hablar, pero no hubo manera». Preguntada si los grupos que aprobaron la moción de permitir dar voz a los vecinos habían protestado por la arbitrariedad, dio a entender que solo Vox se había callado: «los dos grupos municipales de la oposición se lo reprocharon, pero el alcalde dijo que cumplía el Reglamento Orgánico Municipal, aunque ambos le recordaron que antes se permitía a los ciudadanos participar en las mociones y en los ruegos y preguntas. Sin embargo, él se mantuvo en sus trece con una sola frase: «Reglamento, Reglamento, Reglamento«.

Majadahonda Magazin