Fútbol: numerosos testigos del Alcalá-Rayo Majadahonda juvenil acreditan un “baile de nombres” en el acta

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Técnicos y periodistas que asistieron a la poblada grada del Estadio El Val (Alcalá)

Más de media docena de testigos que están dispuestos a declarar ante la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), incluidos los periodistas de MJD Magazin que asistieron al partido y tomaron fotografías del mismo, están dispuestos a declarar bajo juramento y ante los órganos instructores de la RFEF que el acta del partido de juvenil División de Honor RSD Alcalá-Rayo Majadahonda contiene un “baile de nombres” en la asignación de dorsales entre los jugadores Cristian Castejón y el coreano Doha Youn. El motivo es que el RSD Alcalá ha impugnado el partido por supuesta alineación indebida ya que a su juicio en el campo hubo 15 minutos en el que había más de 3 jugadores filiales del equipo B del Rayo Majadahonda. El malentendido se produjo por el error del acta en la atribución de dorsales que hizo el delegado del Rayo Majadahonda, José Antonio Jarillo, que o bien asignó mal los números de los suplentes o bien no se apercibió del error arbitral cuando se le entregó el acta al final del partido.

El asiático Youn y el madrileño Cristian: inconfundibles

El yerro, sin embargo, es fácilmente acreditable gracias a una perceptible casualidad: el jugador asiático Youn recibió una tarjeta amarilla en el minuto 85 por derribar a un contrario en la disputa del balón cerca del córner derecho que defendía el RSD Alcalá, situación que pudieron ver todos los espectadores. Y en el acta figura que la amonestación la recibió el jugador Cristian, que aún no había salido al campo. Además, tanto al árbitro Aaron Vázquez Gonzalez, del colegio madrileño, como a su asistente que cubría la línea de los banquillos, no les resultaría difícil identificar esta jugada, toda vez que el futbolista amonestado es de inconfundibles rasgos asiáticos. Fue además una jugada poco habitual, pues se tradujo en una doble tarjeta (por la misma jugada y en el mismo minuto), ya que el jugador de origen africano Seckou Diarra fue también amonestado con tarjeta amarilla por alejar el balón del lugar desde donde se iba a efectuar su puesta en juego tras la falta del coreano Doha Youn.

En la grada de la Ciudad Deportiva El Val había además varios técnicos y periodistas de diferentes clubes que igualmente han confirmado ante MJD Magazin su testimonio y que pueden acreditar con fotografías y vídeos puestos a disposición de la RFEF su presencia en el partido. Para todos ellos no existe ningún género de dudas de que el tercer cambio del Rayo Majadahonda que dio entrada al asiático Doha Youn por Joel se hizo 5 minutos antes del final del partido ya que el coreano intervino en varias jugadas (incluida esa tarjeta amarilla que recibió). Por contra, la entrada al campo del inconfundible madrileño Cristian por Jorge Onrubia se hizo en el minuto 89 y apenas pudo tocar el balón al iniciarse casi inmediatamente el tiempo de descuento.

Youn (derecha) abandona el campo como suplente en el descanso

La denuncia del RSD Alcalá ha causado extrañeza en el Rayo Majadahonda, toda vez que fue el propio club alcalaíno el que advirtió a técnicos del club visitante que habían estado pendientes de la posible alineación indebida por exceso de jugadores del equipo B, y admitieron ante testigos en esa misma conversación que esa circunstancia finalmente no se produjo. Fue el lunes siguiente cuando al ver el error en el acta, los delegados del RSD Alcalá plantearon el recurso “a ver si colaba”. El ardid para intentar lograr un “gol de despacho”, como se llaman estas “jugadas” en el mundo del fútbol, causó cierto malestar tanto en la entidad majariega como en la plantilla, dadas las buenas relaciones existentes entre ambos clubes, entre sus futbolistas e incluso entre sus aficionados, como pudo apreciarse en la grada.

Jarillo (derecha), delegado del equipo majariego, podría ser sancionado por negligencia. En la imagen, en el descanso.

Jurisprudencia de la RFEF. Aunque el error es imperdonable y fruto de traspapelarse o las fichas o las camisetas de los suplentes, la jurisprudencia de la RFEF es por fortuna absolutamente clara: hace solo 14 meses sentenció que un cambio similar en los dorsales de los jugadores del Vélez C.F. se produjo debido a la “actitud negligente de su delegado” pero no apreció la alineación indebida denunciada por la U.D. San Pedro. La resolución de la RFEF sentenciaba que los dorsales de los jugadores cuestionados en la formación veleña “no coincidían con la realidad” porque la actitud de su delegado del equipo fue “negligente”, por lo que fue sancionado con un mes de suspensión y una multa. El Vélez C.F. fue apercibido además para que este hecho no volviera a producirse a riesgo de incurrir también en sanción.

El San Pedro decidió presentar denuncia después de que en el acta del encuentro apareciese dicha alineación. “Como se pudo comprobar, estos dos jugadores cambiaron sus dorsales y su puesto en el acta antes del inicio no siendo avisado nada de esto al trío arbitral. Los jugadores disputaron el partido con los dorsales citados anteriormente y no con los que aparece en la alineación de dicha acta”. En un escrito anexo, el denunciante UD San Pedro intentaba incluso engañar a la RFEF al señalar que el jugador del Vélez CF que figuraba en el acta con el dorsal nº 5, “no solo se cambió el dorsal con otro compañero como en principio creíamos sino que ni siquiera jugó el partido como podemos observar en las diferentes fotos que les adjuntamos”.

Imagen del partido Alcalá-Rayo Majadahonda tomada por MJD Magazin: abajo aparece el linier de la banda donde se amonestó con tarjeta amarilla al coreano Youn

No obstante, la Real Federación Española de Fútbol desestimó su recurso al entender que no existió “suplantación de identidad”, pues “la propia entidad futbolística reconoce que los jugadores que en el acta figuraban con los dorsales nº 5 y 12 no coincidían con la realidad, sino que se encontraban cambiados”. Añadía la Federación que “ninguna ventaja extradeportiva cabe inferir del baile de nombres de los jugadores reseñado en el acta del encuentro, ya que ambos jugadores confundidos, como se ha expuesto en el anterior fundamento, podían ser válidamente alineados”.

Eso sí, la Federación recriminaba “una actitud negligente por parte del responsable de tal función del club Vélez CF, su delegado de campo, que no cumplió correctamente con su cometido exigido por el apartado 1 b) del artículo 234 del Reglamento General de la RFEF, que le obliga a presentar al árbitro las licencias, numeradas, de los futbolistas de su equipo que vayan a inscribirse en el acta arbitral como titulares y eventuales suplentes”. La RFEF señala que “no cabe duda que hay que exigir el máximo celo en el cumplimiento de tal obligación habida cuenta de la importancia capital que para la competición supone la estricta coincidencia de la numeración de los dorsales de todos los jugadores con los que se relacionan en el acta, para evitar posibles fraudes o, al menos, legítimas suspicacias”. Por ello, la Federación resolvió “sancionar con un mes de suspensión de sus funciones y multa de 90 euros al Delegado del Club Vélez CF y apercibir formalmente al Club Vélez CF de sanción en caso de reproducción de falta de diligencia en procurar la exacta coincidencia de los dorsales de los jugadores con la relación de fichas facilitadas para su inclusión en el acta arbitral”.

Doctrina de la RFEF en caso de “baile de nombres” en las actas de un partido

Descargar el acta del partido

Deja un comentario

Su correo no será publicado.