La Casa de Alba replica a Benavides: los caminos de Romanillos son privados por sentencia judicial

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

EUROPA PRESS. La Audiencia Provincial de Madrid ha confirmado que los caminos de Romanillos son propiedad de la familia aristócrata Fitz-James Stuart y Gómez, dueños de la finca que estas sendas atraviesan, y no públicos, tal y como reivindica desde 2013 en tribunales el Ayuntamiento de Boadilla. La sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, ha incidido en que aunque el Consistorio se arrogue la titularidad pública de las vías porque las usen los vecinos “desde tiempo inmemorial”, solo en 2007 “y como consecuencia del expediente de subsanación de discrepancias catastrales” se incluyeron estas sendas en el inventario de bienes municipales desde 2014. La Asociación de Amigos de los Caminos, que preside el majariego Jaime Benavides, denunció la semana pasada ante el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil el nuevo cierre de las vías pecuarias que atraviesan la finca, a lo que la propiedad respondió que habían logrado una ejecución de sentencia hasta que el texto sea firme.

El escrito también ha apoyado la sentencia que en un primer momento ya resolvió contra el Consistorio, rechazando una “apreciación personal del juzgador” y ha insistido en la “exhaustiva fundamentación jurídica del fallo recurrido”. El Ayuntamiento de Boadilla denunció a los propietarios de la finca en 2013 por el cierre con verjas del camino de Romanillos, del camino de la Vega y del camino del Huerto. Fuentes municipales han adelantado que agotarán “todas las vías legales” y han confirmado que preparan un recurso de casación. El Juzgado de Majadahonda ordenó en primera instancia y como medida cautelar el desalojo y la puesta a disposición de los ayuntamientos de Boadilla y Majadahonda de los caminos cerrados. Después falló a favor de los privados. Esta nueva sentencia contra el recurso de Boadilla ha dado de nuevo la razón a los propietarios de la finca de Romanillos. (Lea aquí la versión de Jaime Benavides (Amigos de los Caminos).

Deja un comentario

Su correo no será publicado.