La escultora de Las Rozas y Majadahonda Marta Luengo crea “Campo de las decisiones” sobre las víctimas del Covid

LIDIA GARCIA. “He vivido desde mi adolescencia entre Majadahonda y Las Rozas. Aunque hace unos años que resido y trabajo en Collado Mediano, tengo familia y amigos en Las Rozas. Mi hermana residía ahí”. Así se expresa la escultora Marta Sánchez Luengo sobre sus orígenes en la revista “Mas Vive” sobre la obra que representa el homenaje a las víctimas del Covid 19 en Las Rozas: “Mi intención ha sido hacer presentes a los ausentes a través de la luz”. La escultura ‘Campo de las decisiones’, de Marta Sánchez Luengo, fue la escogida por el Ayuntamiento de Las Rozas para rendir homenaje a las víctimas de la pandemia de Covid 19 y recordar el esfuerzo de los trabajadores y voluntarios que han estado en primera línea durante la pandemia. “Se trata de una pieza realizada en bronce, cobre y hierro, dotada de luz, que representa a varias figuras en diferentes posturas colocadas sobre unas columnas. La artista, licenciada en Bellas Artes, tiene fuertes vínculos en Las Rozas. Sus obras, centradas en la figura humana, se exponen en galerías, salas institucionales y ferias de arte contemporáneo dentro y fuera de España. Y es así como responde a estas preguntas: ¿Cómo se fraguó esta colaboración con el Ayuntamiento de Las Rozas? –Surge a consecuencia de que ya conocían mi obra y mi interés por el estudio del ser y el desarrollo de la persona en su entorno. Se da la circunstancia de que había expuesto recientemente en Las Rozas y por eso quizá tenían más presente mi trabajo.

¿Qué querías contar a los espectadores con la escultura ‘Campo de las decisiones’? –Hablo de las diferentes actitudes de las personas ante sus circunstancias vitales. Las columnas representan la construcción de nuestra vida, donde nos apoyamos y desarrollamos. Un espacio que, de nosotros depende su aprovechamiento y disfrute. Este espacio es a su vez, reflejo de nuestra intención, de nuestra actitud, concepto que materializo con la inserción de cobre pulido sobre el que se asientan los personajes, con dos intenciones estéticas: el reflejo del personaje en la superficie y la proyección del reflejo de la luz sobre él”.

“Ahora, esas actitudes de reflexión, de curiosidad, cuidado físico, pensamiento crítico o de aprovechamiento creativo, se aprecian claramente asociadas a la experiencia del confinamiento, ya que además se evidencian en un espacio reducido y establecido a cierta distancia del otro. Sin embargo, no podía completar la adaptación de la obra a la lectura del momento, sin hacer presentes a los que ya no están. He querido incorporar sus ausencias con la ausencia dentro de la obra, a la vez que evidenciar su permanencia. Para ello he encontrado en la luz filtrada a través de pequeñas piedras el elemento adecuado. De tal manera que de noche la ausencia se hace evidente con el encendido de luces y de día, sus presencias permanecen representadas. Mi intención ha sido hacer presentes a los ausentes a través de una luz: los que no están, se hacen visibles”, concluye la revista.

AUTOBIOGRAFIA DE UNA OBRA SINGULAR. “Campo de las decisiones” es un conjunto escultórico que me ha acompañado durante años. En este tiempo se ha convertido en un referente dentro de mi obra, marcando en parte el desarrollo de mi trayectoria estética y conceptual. En esta escultura hablo de las diferentes actitudes de las personas ante sus circunstancias vitales. Las columnas representan la construcción de nuestra vida, donde nos apoyamos y desarrollamos. Un espacio más o menos reducido que, de nosotros depende su aprovechamiento y disfrute. Este espacio es a su vez, reflejo de nuestra intención, de nuestra actitud, concepto que materializo con la inserción de cobre pulido sobre el que se asientan los personajes. Un recurso que también me resulta importante a nivel estético, ya que el reflejo de la luz sobre el cobre incide en las figuras completando la pátina de óxidos verdes con reflejos cobrizos”.

“A partir del deseo del Ayuntamiento de Las Rozas para dejar constancia de la situación tan extraordinaria que estamos viviendo y hacer un merecido homenaje en memoria de todas las víctimas de esta pandemia y en agradecimiento a los que han luchado en primera línea contra ella, surge la posibilidad de adaptar esta obra a tan importante cometido. Quién me iba a decir que con el tiempo, este conjunto escultórico ofrecería una relectura en el sentido que hoy apreciamos. “Campo de las decisiones” sigue hablando de las diferentes actitudes de las personas ante sus circunstancias vitales. Pero ahora, esas actitudes de reflexión, de curiosidad, de cuidado físico, de pensamiento crítico o de aprovechamiento creativo, se aprecian asociadas a la experiencia del confinamiento, ya que se evidencian en un espacio reducido y establecido a cierta distancia del otro. Para completar la lectura del momento actual, es imprescindible hacer presente a los que ya no están”.

“He querido incorporar sus ausencias con la ausencia dentro de la obra, a la vez que evidenciar su permanencia. Para ello he encontrado en la luz el elemento adecuado. Haciendo presentes a los ausentes a través de la luz: los que no están, se hacen visibles. Mi agradecimiento al Ayuntamiento de Las Rozas por contar conmigo para hacer este homenaje, del que participo como actora, pero también como familiar. A título personal rindo homenaje al amor de mi hermana, Ana María; a todos los que se fueron como ella y a sus familias que, como la mía, se encontraron con la ausencia de sus seres queridos tras el confinamiento. Mi sincero agradecimiento a los diseñadores de iluminación Víctor Soria y Alfonso Saiz, por su asesoramiento en este proyecto. También a Bronces Artísticos, por su gran profesionalidad”.

Marta S. Luengo nace en Madrid en 1972, se licencia en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, en la especialidad de Escultura, en el año 95. Desde entonces desarrolla su trayectoria artística en esta disciplina, exponiendo regularmente su obra en diferentes galerías de arte, salas institucionales y ferias de arte contemporáneo, dentro y fuera de España. Obtiene diversos premios y menciones en distintos certámenes nacionales, cabe destacar el primer premio por su proyecto de obra monumental «Se hace camino al andar». A su vez, diferentes colecciones públicas y privadas albergan su obra, como Lease Plan Servicios, Museo Tiflológico de la ONCE, Patrimonio Artístico de la Catedral de León o Embajada de Egipto en Madrid. En su obra, el gran protagonista es el ser humano observado en sus diferentes realidades. En sus esculturas, comparten importancia el estudio de la figura y el contexto en el que ésta se presenta. La creación y uso de la escena se ha convertido en una constante en su trabajo; desde ahí nos habla de la complejidad de las circunstancias en que se ha de desarrollar el ser humano como persona, integrando la vida social-urbana con la íntima-personal.

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios