La funeraria de Majadahonda “Memora” ofrece entre sus “servicios” un entierro con “Ecce Homo”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

El tanatorio de Roza Martín ha puesto de actualidad a las empresas mortuorias y Memora Majadahonda ha insertado en internet un curioso anuncio donde ofrece celebrar un fineral con “Ecce Homo” incluido: “¿Vives en Majadahonda y necesitas los servicios de una funeraria que cuente con el personal calificado y pueda brindar una asesoría profesional y permanente? Al acudir a las empresas funerarias, éstas nos formulan múltiples preguntas con el objetivo de encontrar los mejores servicios funerarios, por ejemplo Traslados internacionales, Flota de vehículos o Traslado de restos….”. Con estas palabras la funeraria de Majadahonda Memora difunde sus servicios a través de internet. Una tarea compleja debido a la naturaleza sensible que suponen este tipo de servicios para las personas que los contratan. Sin embargo, Memora lo afronta con naturalidad y enumera las ventajas que sus clientes pueden tener si se decantan por ellos para dar el último adiós a sus seres queridos. “Entre los productos funerarios idóneos para la celebración de un funeral podemos encontrar: Luminos eléctricos, Ecce Homo o Velas con imagen de santos… Un funeral se debe celebrar de la mejor forma, sin sorpresas. Contacta con Memora Servicios Funerarios S.L. para solicitar un presupuesto online o por teléfono”, concluye este peculiar anuncio. Leer más

La restauración del Ecce Homo, noticia mundial

El “Ecce Homo” más famoso del mundo está curiosamente en España. La agencia Efe recordaba que el fenómeno en torno al Ecce Homo de Borja (Zaragoza), tras los retoques que dio a esta pintura una octogenaria del pueblo, Cecilia Jiménez, volvió a saltar el año pasado al New York Times, en este caso por la ópera cómica, creada en EEUU y que se estrenó en la localidad zaragozana. Era la tercera vez que el New York Times volvía su mirada al Ecce Homo de Borja, las dos anteriores el 23 de agosto de 2012, cuando se hizo eco de la restauración del fresco, y posteriormente el 14 de diciembre de 2014, cuando publicó que Cecilia Jiménez no solo retocó esta pintura, sino que su actuación provocó la restauración de toda la ciudad, en alusión al cambio turístico que se ha producido en ella desde entonces. Justo cuatro años después de que esta vecina de Borja, de 86 años, restaurara una obra de 1930 de Elías Martínez, en EEUU se ha ultimado una ópera, de 45 minutos, que se interpretó en Borja en la plaza del Santuario de la Misericordia, siglo XVI, frente a la capilla que alberga el fresco.

Ecce Homo, atractivo turístico y funerario

A todo ello aludió en el New York Times la periodista Doreen Carvajal, que escribió un artículo sobre esta ópera, titulada “Behold the man” (He aquí el hombre). La ópera está inspirada en la restauración que hizo Cecilia Jiménez al Ecce Homo, unos retoques que en principio fueron objeto de chanzas pero que, gracias a internet, inmediatamente se convirtió en todo en un fenómeno viral, hasta el punto de erigirse en el principal atractivo turístico para este pueblo de 5.000 habitantes. La ópera ha sido escrita por los estadounidenses Andrew Flack, autor del libreto, y Paul Fowler, quien ha compuesto la música. Ambos se han inspirado en esta restauración y en el “milagro económico” que ha supuesto para Borja, según este medio.

Funeral con Ecce Homo en el féretro

La obra dura 45 minutos y el estreno mundial de esta ópera cómica coincidió con el quinto aniversario de la restauración del eccehomo. La idea de escribir esta ópera surgió en septiembre de 2012 y, desde entonces han estado trabajando en ello. Del centro de interpretación que se inauguró hace unos meses en Borja, en el que los visitantes pueden crear su propio Ecce Homo, así como de una exposición sobre Elías Martínez, también se hace eco este medio de comunicación norteamericano. El Ecce Homo de Borja ha saltado las páginas durante estos años de los principales medios de comunicación del mundo y las visitas al santuario que lo alberga se siguen sucediendo. En un fin de semana son unas 300 personas las que se acercan hasta el Santuario, situado a unos 4 kilómetros de Borja, cantidad que ascendió a 1.800 durante en el mes de julio, según fuentes de la Fundación del Ecce Homo. Entre los visitantes que se acercaron al santuario el pasado fin de semana se encontraban un tataranieto y un bisnieto de Elías Martínez.

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.