PSOE, Somos e IU pierden las mociones sobre paraísos fiscales, alcalde republicano, educación, sanidad y Cassandra Vera

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Celia Alcalá, involuntaria protagonista del pleno

JORGE RUBIO. Los Grupos Municipales Socialista, Somos e Izquierda Unida presentaron en el pleno de Majadahonda una moción para que la ciudad se declarase zona libre de paraísos fiscales. La encargada de presentar esta propuesta fue Matilde Guisández Gómez de la Plataforma 0,7, explicando que lo que se perseguía con esta iniciativa era discriminar a aquellas empresas que actúen en paraísos fiscales y “premiar a aquellos que son socialmente responsables”. La secretaria del Ayuntamiento, Celia Alcalá, tumbó sin embargo la propuesta por imposible: no hay medios municipales para controlar si una empresa que declara no estar en una zona “off shore” dice la verdad y en todo caso el registro debería ser nacional y no local. Y es que todas las mociones que presentaron PSOE, Somos e IU fueron derrotadas por la mayoría de PP, Cs y Centrista. Estas son las crónicas parlamentarias de los debates:

Matilde Guisández

Majadahonda y los paraísos fiscales (Plataforma 0,7%). “Tenía una espinita clavada”, destacó Juancho Santana (IU) ya que la vez anterior que se presentó debido a su ausencia del pleno la moción fue rechazada. Sin embargo, la intervención de la secretaria del Ayuntamiento, Celia Alcalá, tuvo un efecto demoledor para las aspiraciones de aprobarla, ya que señaló que sería ilegal aplicar lo que en ella se planteaba.”Hay algunas administraciones que aprueban estas mociones, pero luego no las pueden aplicar”, sentenció la funcionaria. La moción fue rechazada por 7 votos a favor (PSOE, Somos e IU) 12 votos en contra (PP y Centristas) y 6 abstenciones (Ciudadanos).

Grupo Socialista en Majadahonda

Alcalde honorario de Majadahonda a Candelas Gregorio Millán, primer edil de la República (PSOE): Zacarías Martínez Maíllo (PSOE) fue el encargado de presentar la moción en el pleno, poniendo de manifiesto las circunstancias en las que el edil majariego había sido fusilado por un grupo de falangistas al poco de terminar la Guerra Civil, tras ser denunciado por su pertenencia al Partido Socialista. Maíllo destacó que este reconocimiento constituía “un acto de justicia”. Una propuesta que fue apoyada únicamente por Somos e Izquierda Unida, por lo que no consiguió salir adelante. El resultado de la votación fue de 7 votos a favor (PSOE, Somos e IU), 11 votos en contra (PP) y 7 abstenciones (Ciudadanos y Centristas). Estos fueron los argumentos a favor y en contra.

“Me parece que hacer alcalde honorario es bajarle de categoría”, argumentó Mercedes Pedreira (Centristas) que también recordó en su intervención que “había a uno al que hicieron alcalde honorario en Ferrol y otros lugares de toda España”, en alusión a Franco. También expresó su deseo para que todos los alcaldes democráticos tuviesen una calle en Majadahonda. “Apoyamos esta propuesta y este reconocimiento simbólico de quien fue asesinado por ser fiel a la República española”, señaló Juancho Santana (IU), que recordó que otros alcaldes de la dictadura sí tienen calle en Majadahonda. Una conformidad que también compartió Patricio Mackey (Somos). Ana Elliot (Ciudadanos) sentenció que su partido no apoyaría “ninguna iniciativa que suene a rojos contra azules” y Manuel Ortíz (PP) destacó que “la República de idílica no tiene nada” y que los socialistas “solo miran hacia un lado en el sentido que les interesa” pidiendo el reconocimiento para este alcalde mientras en otros lugares piden la retirada de las placas a Calvo Sotelo. Mailló (PSOE) cerró su intervención recordando las palabras de Lenin: “los hechos solo los discuten los necios”, y que “cuesta mucho ver al PP “defendiendo la democracia”.

Fátima Núñez, Victoria Palacios y Manuel Troitiño. Detras, Gustavo Severien (PP).

Izquierda Unida y otra Ley de Educación. Fue una propuesta defendida por Juancho Santana (IU) con la que el edil majariego destacó su importancia de este documento de cara a “construir un modelo estable y que apueste por la educación pública, que no discrimine ni segregue”. Sin embargo, la intervención más llamativa fue la de la concejala de Cultura Fátima Núñez (PP) que aprovechó su turno para denunciar que parte de los libros cedidos en el programa “libros viajeros” habían sido “tirados en la calle” y que estaban “empapados por la lluvia”, mostrando además algunos de ellos. Juancho Santana (IU) aprovechó su turno de réplica para pedir disculpas y “asumir su responsabilidad” al tiempo que señalaba que este suceso no “deslegitimaba este programa” de ayuda ni este tipo de iniciativas.

Fátima Núñez muestra fotos de los libros mojados en la calle

La visión educativa de IU no fue apoyada por otros Grupos Municipales que no compartían la óptica de “consenso” esgrimida por el edil de IU. Algo que ejemplificó Mercedes Pedreira (Centristas) en su intervención al destacar que “cuando se busca un consenso hay que renunciar a parte de ello en favor de lo de otros”. Estas desavenencias entre los distintos grupos hicieron que la moción no consiguiese salir adelante. El resultado de la votación fue el siguiente: 6 votos a favor (PSOE, Somos e IU), 17 votos en contra (PP y Ciudadanos) y 1 abstención (Centristas).

Socorro Montes de Oca (PSOE)

Irene Salcedo (Somos) destacó la importancia de la “participación de la comunidad educativa” en un proyecto como este y Socorro Montes de Oca (PSOE) también mostró su apoyo al proyecto al señalar que estaban “de acuerdo en que se elabore una ley definitiva de educación que no cambie cada año”. Mariene Moreno (Ciudadanos) centró su intervención en recordar que desde el Congreso ya se está trabajando en elaborar un proyecto de ley de educación consensuado. “Queremos que se llegue a ese pacto nacional por la educación”, destacó la edil de Ciudadanos al tiempo que denunció que el documento presentado por IU es “un pacto sesgado y adoctrinado”. En cuanto a Fátima Nuñez (PP) incidió en que el “Congreso ya ha creado la comisión de educación para elaborar un informe” y destacó la necesidad de apoyarlo como referencia.

Elisa Piñana junto a Zacarías M. Maíllo (PSOE) j

Consejo de Salud Municipal (Plataforma en Defensa de la Sanidad Pública). Respaldada por PSOE, Somos e Izquierda Unida, Elisa Piñana (PSOE) dijo que este organismo era importante “para mostrar las carencias y problemáticas que existen” en el municipio. “Queremos recuperar un consejo que funcionaba hace una década hasta que el Partido Popular se lo cargó. Primero no convocándolo y luego suprimiéndolo”, prosiguió Juancho Santana (IU). Irene Salcedo quiso destacar que esta era una iniciativa que “partía de la ciudadanía”. Sin embargo, sus argumentos resultaron fútiles a la hora de convencer al resto de fuerzas políticas, por lo que la moción fue rechazada. Este fue el resultado de la votación: 7 votos a favor (PSOE, Somos e IU), 11 votos en contra (PP) y 7 abstenciones (Ciudadanos y Centristas).

Parte del Grupo Popular en Majadahonda

“Hemos hablado con los responsables de la concejalía y dicen que no tienen capacidad para llevar estas tareas adelante”, destacó Mercedes Pedreira (Centristas), que también puso de manifiesto la necesidad de tener más “inspectores y personal antes de aprobar este Consejo”. Una línea argumental seguida por Mariene Moreno (Cs) que incidió en que únicamente se dispone de un “técnico, una enfermera y una administrativa” y que crear este Consejo sería “empezar la casa por el tejado”. Por su parte, María José Montón (PP) reveló que el decreto en el que se amparaba esta moción “estaba derogado” y que el Ayuntamiento no tiene competencias en aquello relacionado con lo “asistencial en sanidad”. Elisa Piñana (PSOE) utilizó su turno de réplica para señalar que le costaba entender la “argumentación de los grupos políticos en este pleno” y que en Majadahonda existen “carencias en salud y competencias que no estamos atendiendo”.

Cassandra con Pablo Iglesias (Podemos)

Indulto por los twits de Cassandra Vera (Somos): “No podemos dar marcha atrás en materia de libertades” señaló Alberto Moreno en la presentación de la moción, haciendo una férrea defensa de los derechos logrados en el periodo de democracia, poniendo el foco en la libertad de expresión y en la importancia del humor en el ámbito de la comunicación. Sin embargo, no consiguió obtener los apoyos necesarios para sacar adelante esta propuesta, que fue finalmente rechazada. La votación fue la siguiente: 7 votos a favor (PSOE, Somos, e IU), 17 en contra (PP y Ciudadanos) y 1 Abstención (Centristas).

J. Santana (IU), M. Pedreira (centristas), Mª J. Montón, M.l Elvira, Africa Sánchez, M. Troitiño y G. Severien (PP)

“El humor tiene limites y todo no vale”, argumentó Mercedes Pedreira que tras leer algunos de los violentos tweets de Cassandra Vera señaló que “el humor de esta persona es muy raro y me sorprende en alguien de 21 años”. También puso de manifiesto que “no es el momento procesal para pedir el indulto”. Juancho Santana (IU) destacó que esos twits violentos no habían sido motivo de condena sino otros sobre el asesinato de Carrero Blanco por parte de ETA: “este debate no lo deberíamos tener en el siglo 21 sobre una chica que ha contado unos chistes sobre un criminal de la dictadura” y que “Tip y Coll hoy se sentarían en el banquillo por sus chistes”. Por su parte, Socorro Montes de Oca (PSOE) incidió en que “la pena les parecía muy exagerada”. Alfonso Reina (Ciudadanos) señaló que “utilizar la libertad de expresión para suprimir el delito de enaltecimiento del terrorismo no nos parece adecuado”.

Angel Alonso, Africa Sánchez y Gustavo Severien (PP). Debajo, el Grupo Mixto y parte del Grupo Popular

Ángel Alonso (PP) centró su intervención en poner de manifiesto todas las contradicciones en las que Somos incurría en su defensa de la libertad de expresión. El edil popular acuso de tener una “doble moral” a Somos Majadahonda en esta materia. Para ello recordó los intentos de prohibir actos de grupos con los que no estaban de acuerdo. También recordó el compromiso de Somos y Podemos Majadahonda con la libertad de expresión al vetar a MJD Magazin del último evento de la formación morada en la ciudad. “En sus reuniones despachan a la prensa con un “otro día será”, recordó Alonso. “La hipocresía es regla muchas veces, y lamento el que sea usted de esta hipocresía”, concluyó Alberto Moreno, que añadió que su apoyo al indulto no significaba que su grupo estuviera de acuerdo con otros twits violentos escritos por la autora.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.