La prensa deportiva cree que Basilio, Ñoño y Jacobo “desquiciaron” al Logroñés frente al Rayo Majadahonda

JORGE RUBIO. Siguen los ecos en la prensa deportiva por la victoria del Rayo Majadahonda ante el Logroñés en El Cerro del Espino. Un partido que se preveía difícil para los visitantes tal y como auguraban los analistas locales al recordar que los majariegos únicamente habían sido derrotados en una ocasión en su propio campo. Y es que el Rayo Majadahonda volvió a poner sobre el campo su buen juego con el que hizo y todavía hace soñar a toda su afición, que está dispuesta a animar sin desmayo para intentar disputar los play off. Los majariegos salieron “jugones” al campo y lograron “desquiciar” a su rival gracias a las actuaciones de Basilio, Ñoño y Jacobo. Otros analistas destacan también al guardameta junto a Rubén y Fabry. Unas actuaciones que reflejan las crónicas deportivas de este encuentro en las que el Rayo Majadahonda consiguió brillar de nuevo y sumar 3 importantes puntos de cara a mantenerse en la lucha por los primeros puestos de la clasificación de la Segunda B. Unos relatos que a continuación reproducimos para todos nuestros lectores de MJD Magazin:

Rioja2.com: “Si en el fútbol mandan los resultados, ahora más que nunca. De nada le sirvió al conjunto riojano merecería más, gozar de varias oportunidades de gol, volcarse durante la segunda mitad sobre un Basilio crecido. Ocasiones que en otras circunstancias hubieran sido goles, en el Cerro del Espino, no. El Majadahonda sacó provecho de un acercamiento, el primero, para resquebrajar los cimientos de un grupo que asiste día sí y día también a comprobar como los rivales con poco le hacen gol. Ese tanto de Ñoño confundió a los blanquirrojos -de azul este domingo- que no reaccionaron hasta una segunda mitad de un único sentido“.

“La UDL salió convencida de su éxito. Para ello buscó arriba la presión y rápidamente obtuvo su recompensa. Salvador recuperó una bola, la puso en el punto de penalti para que Marcos André -previamente ya había avisado con un tiro en cuanto tuvo oportunidad- controlara y retara a Basilio. El portero, prácticamente batido, aguantó y al brasileño se le hizo pequeña la portería. El meta madrileño dejó el rechace y llegó Espina para gozar de una segunda oportunidad para marcar, pero una vez más Basilio desquició a los atacantes blanquirrojos. Momento que aprovechó el Rayo Majadahonda para intentar bajar las pulsaciones y frenar el ímpetu de los riojanos. Lo logró pese a que la UDL insistía en sus buenas maneras. César Remón mandaba y junto a Adrián León en la medular eran los amos del partido. Restaba encontrar la profundidad necesaria para confirmar en el marcador lo que se estaba viendo sobre el césped del Cerro del Espino”.

“Entonces le sucedió lo que viene ocurriendo a esta UDL. Una decisión arbitral, falta sobre Paredes y Espina, el rival que sigue con la jugada, pilla a la zaga visitante despistada, Jorge Félix conduce por su carril, levanta la cabeza, asiste a Ñoño y el extremo supera a Miguel. Gol y remar contracorriente. Entonces, el conjunto local se encontró a gusto: marcador a favor y controlando los tiempos. Sobre todo porque a los madrileños les interesaba espera y buscar las contras para hacer daño a una UDL desajustada y algo noqueada. En este sentido, el Majadahonda cuenta con dos extremos superiores a los laterales. Ñoño que aparecía por ambas bandas era un peligro constante porque todo lo que hacía era productivo para su equipo, mientras que Jacobo, al que le gustaba meterse hacia dentro, ayudaba en la superioridad en la medular. Ameilibia y Paredes no podían pararlos y encima la pareja de centrales, después del tanto recibido, no mostraba la contundencia que debía. El caso es que Miguel se anticipaba a Ñoño para evitar un mal mayor y que Fidalgo chutaba, alto, para demostrar que el juego había variado sustancialmente“.

“Reacción tras el descanso: de esta manera, el Majadahonda dio un paso atrás ante la obligación de los riojanos. Muneta, de volea, anticipaba la oleada de ataques de los blanquirrojos pasada la hora de partido. Espina fue el que más cerca la tuvo, pero Basilio, con una gran mano, daba aire a los locales. Era evidente que la UDL estaba volcada, con el riesgo que conllevaba, pero no había otra manera de sacar un resultado positivo. Otra vez, el asturiano chutó a las manos del meta madrileño. Entraba en el campo Juanfran en aras de su reivindicación cuando más lo necesitaba su equipo. Y pudo romper la banca en su primera aparición, pero como falto de confianza más que un tiro fue una cesión a Basilio. Acto seguido, era Paredes el que cedía atrás y Reguilón el que tiraba fuera con mucho a favor. Lo estaba mereciendo una UDL ofensiva y que agobiaba a un Majadahonda que ya empezaba a jugar con el tiempo y que buscaba la sentencia aprovechando los espacios que dejara su oponente.

Pero el minuto 90 se acercaba y después de una concatenación de buenas acciones, la furia de los blanquirrojos había disminuido. 1-0, victoria de un Rayo Majadahonda que acertó cuando debió y que supo sufrir para aguantar un marcador que no se movió debido a la falta de remate de una UDL que no termina de despegar.

El Gol de Madriz (Vicente Pascual): Por fin llegó una nueva victoria del Rayo Majadahonda ante un Logroñés que fue mejor durante 55 minutos de partido, pero que se estrelló una y otra vez frente a un más que inspirado Basilio. PUNTUACIONES: Rubén 3. Basilio 2. Fabry 1. Leer más:

 

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios