Las escuelas infantiles de Majadahonda continúan en las mismas manos hasta que se resuelvan los recursos

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JORGE RUBIO. El intenso pleno vivido en el Ayuntamiento de Majadahonda antes del parón por las vacaciones de verano trató de urgencia el polémico asunto del concurso de las escuelas infantiles una vez más. En esta ocasión se planteaba la necesidad de ampliar el contrato de la actual concesionaria de cara a que esta pudiese hacerse cargo de los niños mientras se resuelven los “cuatro o cinco” recursos planteados por la adjudicación del nuevo contrato. Un tema espinoso, por el que Fátima Nuñez (PP) anduvo con pies de plomo de forma que se pudiese garantizar el servicio a “los 300 niños matriculados” hasta que se resolviesen los recursos, entre ellos los de PSOE, Somos e IU. Esta ampliación “prevé todas las circunstancias que se pueden producir y busca dar garantía a las familias” permitiendo que se preste el servicio hasta el 30 de septiembre. La urgencia fue aceptada por el pleno y la ampliación de los servicios se aprobó con 14 votos a favor (PP, PSOE y Centristas) y 10 abstenciones (Cs, Somos e IU).

Mariene Moreno (Cs) comenzó su intervención poniendo de manifiesto que el Equipo de Gobierno una vez más “traía un punto de urgencia” debido a los “numerosos retrasos por los errores producidos que aunque subsanados” habían conducido a esta situación. La edil naranja aseguró que tenía”muchas dudas” y planteó que la concesionaria Jauja no estaba al corriente, ya que el único documento que les había llegado era “un correo electrónico sin la firma del secretario”. Socorro Montes de Oca (PSOE) se mostró satisfecha porque “sabían que el tribunal iba a parar la adjudicación” y que por eso se presentó un recurso, por lo que votarían a favor de la urgencia ya que “el contrato caduca el 18 de agosto”. Por su parte, Irene Salcedo (Somos) insistió en que para ellos “el servicio de escuelas infantiles es básico y fundamental” y que se habían “posicionado en contra de los pliegos y la adjudicación”.

Juancho Santana (IU) incidió en que “a pesar de todo el miedo que se ha intentado infundir en las familias, todos sabíamos que esto iba a pasar sí o sí” y anunció que se abstendría de cara para que su decisión no pudiese “interferir con el recurso que hemos interpuesto”. Mercedes Pedreira (Centristas) retomó el argumento de la urgencia y la celeridad al señalar que desde el Equipo de Gobierno llevan a los grupos de la oposición “a uña de caballo”. Pedreira recalcó que si por ella fuese “votaría cosas en otro sentido” pero que “por responsabilidad tengo que votar que sí”. La edil centrista incidió en que el documento de Jauja sí estaba “firmado por el secretario” y suponía que “estaba autorizado por la presidenta”. Fátima Nuñez (PP) usó su turno de palabra para cerrar el debate y detallar que si se traía ahora este tema era porque no podían “dar pasos desde la administración hasta que los recursos no se hubiesen presentado”. Finalmente terminó su alegato señalando que podían “llorar sobre el agua derramada, porque lo que aquí se trae es razonable”.

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.