Los Milla: una saga de futbolistas de Majadahonda marcada por la lesión de rodilla

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

1415298948_250840_1415299037_doscolumnas_normal“En 1990 ficha por el Real Madrid, hasta 1997. En su primera temporada, una lesión de rodilla le mantiene siete meses fuera de los terrenos, pero en las siete temporadas, juega 165 partidos y gana 2 Supercopas, 2 Ligas y 1 Copa del Rey. Mete 3 goles de blanco, pero con un año más de contrato, decide viajar a la costa. En 1997 ficha por el Valencia, hasta el 2001 que se retira. Juega 79 partidos, y mete 2 goles. Gana otra Copa, la tercera, y una Supercopa, y forma parte de una de las mejores generaciones ches, con dos finales de Champions consecutivas”. El periodista deportivo Alejandro Gaitán recuerda la lesión de Luis Milla Aspas, el hoy entrenador del Lugo cuya familia reside en Majadahonda. Su hijo Luis Milla Manzanares acaba de tener otra lesión similar: en la rodilla y también 6 meses de baja. La familia Milla, está recibiendo por ello innumerables muestras de cariño de sus vecinos majariegos.
1415322412_869267_1415322463_noticia_normalLa periodista Aimara Gil (As) comparaba la trayectoria deportiva del hijo y del padre: “El Alcorcón hizo oficial la contratación de Luis Milla Manzanares, hijo del mítico fúbolista que pasó por los clubes más importantes de España: Real Madrid y Barcelona, Luis Milla Aspas. El jugador, sin embargo, no se quedó en la disciplina amarilla. De hecho, también se hizo oficial su cesión al Guijuelo Deportivo, de Segunda B, donde estará esta temporada para volver más formado el próximo año. Igual que su padre, Milla es un mediocentro de corte defensivo, aunque también se adapta perfectamente a jugar un poco más adelante”.

20159302423_1X88eDv“Tras su paso por la cantera del Atlético de Madrid, el año pasado fichó por el Rayo B para jugar en la categoría de bronce. Con el conjunto franjirrojo disputó 20 partidos consiguiendo dos goles. Sin embargo, el descenso del filial ha hecho que tenga que cambiar de aires para seguir compitiendo en una categoría superior. Así, el Alcorcón ha conseguido hacerse con sus servicios pero no tiene sitio en una plantilla con overbooking (ahora mismo tiene 27 jugadores) y quieren que siga teniendo minutos y creciendo. A sus 20 años es un jugador con mucha proyección”.

COEI44PWIAAaxQNEn una entrevista conjunta que concedieron al Diario AS, al periodista F. J. Garrido ambos le decían lo siguiente: “Mi padre me ha inculcado sus valores como mediocentro. Quizás hace un par de años jugaba en una posición más adelantada de la que juego ahora”, responde el hijo cuando se le pregunta si su demarcación como mediocentro obedece a la casualidad o a la influencia paterna. Aunque matiza: “Por cuestión de edad no he visto jugar a mi padre, aunque me han hablado mucho de su estilo de juego, que era elegante y que perdía pocos balones”. El padre sí que ha visto jugar al hijo: “Tiene condiciones y capacidad para jugar como mediocentro. Puede jugar un poco más atrás o como volante ofensivo. Depende de lo que pretenda el entrenador de él, si una actuación más defensiva o una situación más de ataque”.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.