Lucas Hernández durmió en calabozos la noche que su hermano Theo triunfaba con Alavés

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

Lucas Hernández durmió en los calabozos de la Guardia Civil por orden de lal juez titular del juzgado de instrucción número 7 de Majadahonda, acusado de un delito de malos tratos, aunque la orden de alejamiento dictada por el magistrado es mutua para él y para su novia tras un altercado que acabó con lesiones de la chica. Fue la misma noche en que su hermano Theo Hernández triunfaba en Vigo con un partidazo y empate del Alavés (0-0) ante el Celta en la ida de la semifinal de Copa del Rey, acompañado en el equipo por otro joven de familia futbolística: Marcos Llorente. Los dos, Theo y Llorente, habían pasado por la cantera del Rayo Majadahonda en la temporada 2006-2007 mientras que su hermano Lucas, no jugó en el equipo majariego sino en el At. Madrid infantil. Ahora se había ido a vivir a Molino de la Hoz para que el desplazamiento a los entrenamientos en el Cerro del Espino fuese más corto. Los 3 están muy unidos y los dos hermanos Hernández aún más. En la noche de este jueves, día de la semifinal de copa, había ido a ver el partido en una cena con unos amigos y llegó tarde a casa con unas copas de más. Su novia le esperaba con los brazos en jarras: su hermano Theo ya había salido en la prensa del corazón por supuestas infidelidades. Y la discusión terminó como el rosario de la aurora. Pero de aurora boreal. Tres vidas y un destino que pasa por Majadahonda.

Lucas Hernández (Marsella, 1996) “cenó con varios compañeros de la plantilla, lo que provocó un retraso que su novia le reprochó al llegar a su casa, mientras golpeaba el vehículo. Lucas, al intentar apartarla del coche, habría provocado la caída de su novia y sus posteriores lesiones, de la que fue atendida en un centro hospitalario”, señala Mundo Deportivo. El hospital era el Puerta de Hierro. “El futbolista llegó esta noche a su domicilio en estado de embriaguez e inició una fuerte discusión con su novia. Según fuentes policiales, este pelea acabó con una agresión del futbolista a la joven”, señala el diario ABC. “La víctima llamó entonces a la policía a través de un teléfono fijo y esperó fuera de la vivienda a que llegaran los efectivos policiales. Fue allí donde se la encontraron, según ha podido confirmar ABC, con diferentes lesiones en el labio, el rostro, la espalda y el costado. La mujer, que no ha presentado denuncia, fue dada de alta”.

Lucas es hermano de Theo Hernández, lateral zurdo del Atlético cedido al Alavés hasta final de temporada. La Revista Qué publicó que “al parecer, Jenny y el futbolista, con el que comparte representante, fueron pillados hace unos días en la noche madrileña y yendo a dormir juntos. Por el momento no hay nombre del jugador en cuestión que sale con la ex pretendienta del programa “Mujeres y Hombres y Viceversa” aunque sí es oficial que juega en el Atlético de Madrid y que tiene novia, a la cual estaría siendo infiel”, señalaba la revista, que añadía: “Jenny ha querido dar explicaciones de lo ocurrido en el programa y ha confesado que únicamente son amigos y que es falso todo lo que se dice sobre ella. Eso sí, siempre con una sonrisa en la boca y diciendo que Rafa Mora mentía al acusarla de salir “con un deportista de élite”.

“En las redes sociales, varias tuiteras apuntan la posibilidad de que el jugador del Atlético de Madrid que se haya enamorado a Jenny sea Theo Hernández, defensa central y en plantilla del primer equipo desde hace unos meses a las órdenes del Cholo Simeone. Eso sí, no está confirmado que sea él. Son simples rumores de l@s tuiter@s…”, concluía la revista. Cotilleos de baja estofa aparte, la Fiscalía ha solicitado una orden de alejamiento mutua hasta la celebración de la vista oral. Lucas Hernández, de 20 años, hijo del ex futbolista rojiblanco Jean-François Hernández, fue esposado sin oponer ningún tipo de resistencia y llevado a dependencias policiales, concretamente, al cuartel del instituto armado.

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.