Majadahonda saca 6 millones de € de la hucha del superávit

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

descarga-700x350 JORGE RUBIO. 3,5 millones para el equipo de Gobierno (PP) y 2,5 millones para la Oposición. El pleno del Ayuntamiento de Majadahonda aprobó este martes sacar de la “hucha” del superávit 6 millones de euros que se destinarán a obras, repuestos y servicios. El Grupo Popular ya sabe donde colocar sus partidas, pero se reunirá con la Oposición “esta misma semana” para pactar las alegaciones que durante el mes de mayo estarán disponibles públicamente para ciudadanos, asociaciones y formaciones políticas a efectos de “quitar o no algunas partidas o introducir algunas nuevas”, según expresó el alcalde, Narciso de Foxá. No obstante, el nuevo debate presupuestario, a pesar de la aridez de los números, no defraudó: comenzó la sesión el concejal de Hacienda, Angel Alonso (PP), pidiendo al pleno autorización para disponer de 135.000 euros por un descuadre fiscal que Antonio Rodríguez (Ciudadanos) achacó al “desgobierno” del PP. La Oposición se abstuvo sin apenas abrir la boca porque se reservaba para la madre de todas las batallas: los 6 millones de euros que el Grupo Popular pedía gastar. Alonso los detalló así: red de saneamiento (medio millón de €); sustitución de 116 buzones de recogida neumática de residuos (321.000); acera en Roza Martín (136.000), marquesinas de paradas de autobuses (106.000); mantenimiento de fuentes municipales (200.000); obras en El Tejar, Centro Juvenil, Servicios Sociales, Biblioteca, red de agua potable, pavimento del Cerro de la Mina, cerramiento de colegios… Total: 3,5 millones de euros.

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 10.29.50Alfonso Reina (Ciudadanos) dijo que el Grupo Popular no había negociado con la Oposición estas partidas, por lo que “gobierna para el 38% de los votos y a espaldas del 62%”. Recordó la “reprobación que tuvo lugar en enero” y advirtió que el PP debía ir “al rincón de pensar”. “Tenemos los despachos contiguos pero no ha existido información ni negociación”, resumió. Y reclamó más datos sobre el gasto en fuentes y en el edificio del antiguo colegio Rosa Agazzi.  El socialista Zacarías Martínez Maíllo señaló que su grupo hubiera gastado ese dinero en educación, servicios sociales, vía pública, empleo –“Majadahonda tiene 3.500 desempleados”– y deporte y hubiera retirado fondos a parques, jardines y ornamentación. Apoyó el gasto en colegios, saneamiento y campos de La Sacedilla, pero no en fuentes ni en el edificio Rosa Agazzi.

superavitPatricio Mackey (Somos) también se mostró equilibrado: “algunas intervenciones son necesarias y otras no”. Rechazó la destrucción del campo de futbol sala de La Sacedilla “cuando hay hasta 3 divisiones”, elogió su nuevo campo de fútbol y sugirió ampliar los ya existentes de voley en el parque del Cerro del Aire (antiguo Parque Welby) con 2 canchas más para los 140 alumnos apuntados. Alonso (PP) a esto replicó que El Tejar se iba a remodelar para albergar también el fútbol sala y el propio Foxá dejó al final todo en el aire. Mackey también solicitó la reapertura de las canchas de baloncesto en la Plaza de Colón y las pistas de skate y frontón. “Más espacios abiertos y gratuitos para el deporte, que no haya que saltar colegios para practicarlos y pensemos incluso en reabrirlos tras el horario lectivo para este fin”. Y recordó que el pleno aprobó un estudio de instalaciones e inversiones deportivas “que nunca llegó”.

Captura de pantalla 2016-04-26 a las 10.14.09Juancho Santana (IU) reclamó un Plan Global de Inversiones, advirtió con sorna al PP que no inaugurasen marquesinas “porque en Málaga han ido un alcalde y 7 concejales a inaugurar una rotonda de 3 m2” y ya más en serio animó incluso al PP a pactar con otros grupos, aunque sin nombrarlos: “siéntese con quien quiera, pero tráiganos un plan para toda la legislatura porque ahora viene el Plan Prisma y habrá que planificar”. Se mostró a favor de la remodelación del edificio del Rosa Agazzi, de las obras en los colegios “pero atendiendo las peticiones de los centros, porque no sabemos si son necesarias” y de la reparación de las goteras en la Casa de la Juventud. Mercedes Pedreira (Centristas) solo echó en falta “que alguien le de las gracias a los ciudadanos de Majadahonda por haber pagado sin rechistar con tasas del 90% de recaudación”. Y también tiró de ironía: “Angel Alonso es genial pero esto no es Mercadona sino un Ayuntamiento que recauda para tener dinero en el banco con IBIS y plusvalías que superan lo presupuestado. No se puede expoliar a los vecinos y pedir más de lo que se necesita”.

balanzacomercial-350x262Tomó entonces la palabra el propio Narciso de Foxá: “bajamos los impuestos porque tenemos superávit” y Angel Alonso le secundó: “la Oposición solo sabe criticar y no arrima el hombro en nada”. Defendió gastar “solo 6 millones de los 16 del superávit, cediéndoles 2,5 millones a la Oposición para que haga propuestas” y mostró incluso su fórmula: “El superávit no se consigue gastando menos, como dice la Oposición, sino ingresando más en plusvalías, impuestos para la construcción, servicios urbanísticos…”, dinero “que devolvemos en inversiones”. Al socialista Maíllo le dijo que no era “ni riguroso ni científico sino un ventajista” y señaló que no invertía en gasto social y educativo porque no era labor de los Ayuntamientos y sí en cambio “cuidar la ciudad con alumbrado, alcantarillado, saneamientos…”. Y dijo incluso que ahora se gastaba menos en parques y jardines “por las rebajas en los procesos de licitación”. Y entre reproches cruzados de “sordera política” y “demagogia” acabó el debate de Alonso y Maíllo.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.