“Umbral descubrió en Majadahonda cosas como el brote de un rosal”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
20100707140429-francisco-umbral
Francisco Umbral en una de sus imágenes más reconocidas

PAULA GARCÍA. “Paco era un hombre de ciudad, y de repente descubrió lo que es un pueblo como Majadahonda, le parecía una localidad muy bonita, muy limpia y con mucha naturaleza. Descubrió de repente cosas como lo que es un brote en un rosal o posarse un pájaro en una rama, porque en la ciudad él no veía esas escenas ni vivía de esa manera. También a él le gustaba la gente joven, no los ancianos, y aquí hay muchos chicos y chicas jóvenes, alegres y vitales. Majadahonda tiene incluso un nombre muy bello, le gustó mucho este pueblo”. Con estas palabras, la fotógrafa María España, viuda del legendario escritor residente en Majadahonda, continúa su larga e interesante entrevista con MJD Magazin, que publicamos a lo largo de esta semana.

131008_biblioteca_majadahonda
Biblioteca Francisco Umbral de Majadahonda

La biblioteca que lleva su nombre, ¿llegó él a conocerla?
—No, siempre digo que a él le hubiera encantado ver una biblioteca así. El edificio me parece muy bonito, muy atractivo, está muy bien hecho y pensado. Y como digo, a él le hubiera hecho mucha ilusión, también la calle que lleva su nombre y que acaba en la Fundación. Creo además, que ha tenido mucho éxito, porque yo siempre que voy, veo a mucha gente, a muchos alumnos que supongo que irán a leer o a estudiar. No sé si la biblioteca tendrá muchos libros o muchos ejemplares pero ya he hablado con el alcalde: mi idea es, lógicamente, puesto que yo no tengo hijos, donar la biblioteca de mi casa donde fácilmente puede haber dos mil libros. Cederla a la fundación y por tanto a la biblioteca.

20150612_133328
El salón de la casa de Francisco Umbral en Majadahonda

Francisco Umbral escribió una reseña de la obra “Libros de Madrid” de Juan Ramón Jiménez, ¿era uno de sus poetas preferidos?
Paco leyó toda su vida a los grandes columnistas, poetas y ensayistas. A él le interesó mucho todo menos la novela, pero Juan Ramón Jiménez, efectivamente, fue uno de sus poetas preferidos. Era un poeta muy particular y él lo leyó mucho, le llegó mucho y eso lógicamente le influyó a la hora de escribir. Era uno de sus preferidos y eso, después de haber leído a los poetas que leía, es decir mucho: no cabe duda que él no colocaba un adjetivo cualquiera en una frase sino era un adjetivo sorprendente. Esa característica la tenía Juan Ramón también.

umbral
Francisco Umbral

Umbral era sobre todo pasión por la lectura. ¿Cree que a los chicos hay que obligarles a leer determinados libros o deben elegir sus preferencias?
—Yo creo que el profesor tiene que sugerir unos libros para que el alumno elija. La cuestión es que el profesor tiene que sugerir una serie de libros interesantes para el alumno, aunque también entra lo que el profesor tenga mas interés en enseñar, y eso para los alumnos puede ser una cuesta arriba, utilizando una frase hecha. Por cierto, Paco no utilizaba nunca frase hechas, esas frases que todo el mundo utiliza para expresar cualquier cosa, el refrán o el tópico. Y en caso de utilizarla, lo hacía de una manera muy distinta y con otra intención. Ahora la gente lee mucho menos y si encima les obligan a leer un libro de poesía, por ejemplo, me imagino que no quieren volver a leer poesía en su vida, exceptuando una o dos personas que ya tenían afición a la poesía antes. Pero es verdad que si no es una lectura muy atractiva produce un rechazo. Creo que es importante la manera de presentar el libro a los alumnos, porque si el profesor les explica y les hace ver el texto de una manera que no vería el alumno por sí sólo, puede ser una manera de que les guste ese libro.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.