Protagonistas Economía: Majadahonda Deporte y Ocio, supermercados Sánchez Romero y Unipost

Suscríbete gratis a nuestras noticias
Centro Deportivo El Torcal (Málaga)

JORGE RUBIO. La empresa Majadahonda Deporte y Ocio S.L.U. se ha hecho con el contrato de gestión y explotación del servicio público del Centro Deportivo El Torcal al presentar la mejor oferta. Según informa la redacción del diario Málaga Hoy la empresa majariega “desarrollará su actividad durante 15 años en esta instalación, con un canon anual de 205.000 euros“. Para ganar este concurso público, Majadahonda Deporte y Ocio obtuvo 90,98 puntos, quedando la segunda aspirante en 67,06. Los criterios que se han tenido en cuenta para la adjudicación fueron económicos (canon, mejora de las instalaciones deportivas y de los equipamientos) y la bonificación de las tarifas a los residentes. En el capítulo de mejoras, propone un cambio a iluminación tipo led del sistema del alumbrado, vestuario y edificio principal por un valor de 26.560 euros“, detalla la publicación. Pero esta no es la única noticia relacionada con la economía y las empresas vinculadas a Majadahonda:

Sánchez Romero es el supermercado más caro de España“. El titular es de 2007, pero podría ser de 2008, 2009, 2010 o 2017. Y las fuentes son los estudios anuales de la OCU, los mismos que sitúan a Dani o Alcampo como los más baratos para hacer la compra. La cadena madrileña quiere cambiar la percepción que los consumidores tienen sobre sus precios, y se ha puesto manos a la obra con una campaña centrada en los alimentos básicos”. La periodista Marina Valero relata en El Confidencial los esfuerzos que está realizando la cadena de supermercados Sánchez Romero para quitarse el estigma de ser considerado por los consumidores como los más caros de toda España. Esta exclusiva cadena afincada en Majadahonda está buscando fórmulas para cambiar dicha percepción y una de sus últimas estrategias ha sido la creación de ofertas bajo el eslogan “Misma marca, mismo producto, mismo precio. Datos contrastados”. Sin embargo, Marina Valero advierte que aunque su “intención es hacer ver a los clientes que los precios estándar en las marcas de fabricante ‘de toda la vida’ son equivalentes a los de la competencia otra cosa es que lo consiga” y de ahí su empeño y esta nueva campaña.

Por último, el periodista Carles Huget desvela en el portal Economía Digital que la empresa Unipost cerrará su sede de Majadahonda junto a otras 23 delegaciones: “las salidas también comportarán el cierre de 24 delegaciones. Fuentes de Comisiones Obreras desgranan las diferentes clausuras que afectarán a los centros de Nou Barris (Barcelona), Valls, Cambrils, Barberá del Vallés, Alicante, Castellón, Ciudad del Transporte (Huesca), Caspe, Calatayud, Cuarte de Huerva, Soria, Pontevedra, Ourense, Santiago, Getafe, Leganés, Alcalá de Henares, Majadahonda, Puerto de Santamaría, Cádiz, Badajoz, Granada y Lucena”. Este operador postal privado perteneciente a la familia Raventós se encuentra inmerso en un expediente de regulación de empleo que afectará a los 2.200 empleados de la compañía. “De este modo, 359 personas abandonará la empresa una vez el juez apruebe el recorte. El objetivo de la empresa, explican fuentes internas, es que los despidos se produzcan antes de concluir el mes de enero. La firma de la familia Raventós quedaría con una estructura de unos 1.000 asalariados“, detalla Carles Huget.

Pablo Raventós

Ante esta situación que afectará a los empleados de Majadahonda, los sindicatos denuncian que el sueldo del consejero delegado de Unipost, Pablo Raventós, no se haya visto afectado por el ERE. “Con un sueldo de 34.000 euros mensuales, se niega a rebajárselo a pesar de las peticiones realizadas por el administrador concursal –en manos de Jausas Legal–. “Hasta que no se entre en fase de liquidación, no se puede tomar el control real de la empresa”, señalan fuentes inmersas en el procedimiento”, prosigue Huget. Y concluye: “Los empleados han puesto el grito en el cielo. El sindicato CGT lamenta que el directivo no estuviera incluido en la primera fase del ERE o su sueldo haya sido suspendido “siendo uno de los salarios más importantes de toda la empresa”. Hasta que la compañía no entre en liquidación, el administrador no podrá realizar el recorte. Y todavía faltan, al menos, 50 días para que eso ocurra”. Leer más.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.