Rajoy al juez: no tenía ni idea de la financiación ilegal del PP en Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

SERVIMEDIA. El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, está preparando en estos momentos la declaración que tendrá que prestar en calidad de testigo este miércoles día 26 de julio ante el tribunal que juzga la primera etapa de la ‘trama Gürtel’, aunque “no más de la cuenta”, y con la disposición a contestar “a todas las preguntas” que le formulen. Así lo aseguró en una entrevista en Servimedia el coordinador general del PP, Fernando Martínez-Maíllo, donde recalcó que el PP nunca ha visto “necesaria” esta declaración porque de lo que se trata es de hablar de la financiación de unas campañas electorales del año 2003 en Majadahonda y Pozuelo, donde Rajoy “no tenía responsabilidades en materia electoral”. “Ya dijimos que no tenía mucho sentido”, manifestó Fernando Martínez-Maíllo, basándose en que esta comparecencia fue pedida por la “asociación socialista” ADADE. “Y digo asociación socialista; está pedida por el PSOE, para que todo el mundo lo sepa”, insistió el coordinador general del PP.

La decisión de citar a Rajoy fue adoptada por el tribunal. Los magistrados José Ricardo de Prada y Julio de Diego apoyaron la petición de ADADE en contra del presidente del tribunal, Ángel Hurtado. Esta asociación ya había solicitado la comparecencia de Rajoy en dos ocasiones anteriores y se le denegó. Ante esta situación, Maíllo remarcó que Rajoy acudirá “con normalidad” y enfatizó que no es el primer presidente que acude en Europa y en América a declarar como testigo. “Hay que verlo dentro de la normalidad democrática; otra cosa es, evidentemente, si de eso se puede extraer algo positivo para el propio procedimiento”. “Contestará, lógicamente, a todas las preguntas que le hagan”, aseguró Maíllo, para agregar que Rajoy está preparando su declaración, “como es lógico y normal” y hace “cualquier testigo”. “Pero no más de la cuenta, sinceramente”, apostilló. Sobre la estrategia que seguirá Rajoy el próximo 26, dijo que la forma en la que conteste “también dependerá de las preguntas” y precisó que “prepararse significa pensar qué sucedía en el año 2003, porque si a cualquiera de nosotros nos piden que digamos qué hacíamos hace 15 años, lo haremos, pero nos va a costar hacer ese ejercicio de pensar”.

El Economista (Carmen Obregón): “Este miércoles Mariano Rajoy acude a declarar a la Audiencia Nacional en calidad de testigo y como ciudadano español y no como presidente del Gobierno. Finalmente, Rajoy testificará en persona y no lo hará por videoconferencia, como solicitó desde un principio. El jefe del Ejecutivo tendrá que pronunciarse sobre su conocimiento o no de dos campañas electorales, concretamente la de los ayuntamientos madrileños de Pozuelo de Alarcón y Majadahonda, ambas en el año 2003, y supuestamente financiadas gracias a la trama de Francisco Correa, conocida también por la trama Gürtel. La presencia física de Rajoy en la sede de San Fernando donde se celebra la vista oral desde octubre, se produce tras las insistentes peticiones de la Asociación de Abogados Demócratas (ADADE), en cuyo órgano se encuentran profesionales unidos al Partido Socialista, como es el caso de José Mariano Benítez de Lugo, también padre de uno de los candidatos al Senado de Podemos por la provincia de Ciudad Real”.

“En estos días atrás, los populares han evitado pronunciarse sobre la declaración de Rajoy. Restan importancia a su paso por la Audiencia, y en sus escasas declaraciones, valoran que es “absolutamente innecesaria”, además de “improcedente” porque el presidente del Gobierno no tiene “nada que aportar” en este caso. Rajoy -recuerda Rafael Hernando, portavoz del Grupo Popular en el Congreso- no tenía ningún cargo en el partido que le “obligara a declarar sobre el asunto” que se juzga, en alusión a las campañas electorales del partido en Majadahonda y Pozuelo en 2003″.

ABC (Curri Valenzuela): “Declaración como testigo en el juicio de Gürtel el miércoles 26 y rueda de prensa el viernes 28 para dejar muy clara su postura ante la posible convocatoria de referéndum en Cataluña. Las dos citas mas importantes de Mariano Rajoy en lo que va de año van a colocar al presidente del Gobierno esta semana en el ojo del huracán mediático antes de que, al fin, el sábado 29 se pueda marchar de vacaciones como buena parte de los españoles. La fecha del 26 para declarar sobre el caso Gürtel no es casual. Fue solicitada por La Moncloa cuando dos de los tres magistrados que componen la Sala de la Audiencia Nacional decidieron que Rajoy comparezca en persona, a pesar de los antecedentes que han permitido a numerosos políticos hacerlo por videoconferencia en circunstancias similares. El impacto en algunos medios de comunicación ese día y los siguientes puede que sea brutal, con imágenes de las manifestaciones que se van a llevar a cabo en los alrededores del lugar donde se celebra el juicio. Pero el interés de los españoles en las jornadas en las que su mayor preocupación es la de cómo conseguir que cierre la maleta, amortiguará la posible escandalera”.

“Rajoy no acude como presidente, sino como ciudadano, y se centrará en recordar que durante los años en que se produjeron los hechos que se imputan a los acusados en este caso él no tenía responsabilidades directas en el Partido Popular. Lo que la Audiencia Nacional juzga en la actualidad es la primera fase de la trama Gürtel, comprendida entre 1999 y 2005, especialmente los delitos que Francisco Correa , sus socios y los alcaldes populares de los municipios madrileños de Pozuelo y Majadahonda pudieron cometer durante la campaña de las elecciones municipales y autonómicas de 2003. El director de aquella campaña fue el hoy presidente del Senado, Pío García-Escudero, que también declara en la Audiencia Nacional el día 26; el secretario general del PP era entonces Javier Arenas. Por debajo del presidente del PP, José María Aznar, y de Arenas figuraban tres vicesecretarios generales: Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja y Mariano Rajoy, ninguno de los cuales tenía asignadas áreas de competencia. Este último así lo recordará en el juicio, a la vez que insista en que siendo como era vicepresidente primero del Gobierno no tenía ni tiempo ni funciones para acudir al partido más que de manera esporádica”.

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.