Residencial Adriático Majadahonda: Willy Ortega “le deslizó un sobre cerrado que contenía 150.000 €”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Willy Ortega, Jacobo Gordon y Correa
Willy Ortega, Jacobo Gordon y Correa

AGENCIA EFE. El empresario Jacobo Gordon, el primer arrepentido del caso Gürtel en declarar, ha admitido que el exalcalde de Majadahonda Guillermo Ortega le dio 150.000 euros en dinero B para una inversión inmobiliaria, en la que el vendedor de los terrenos le pidió 750.000 euros en dinero negro. En su declaración como acusado, Gordon ha afirmado que el supuesto cabecilla de la trama, Francisco Correa, pagó otros 300.000 euros en negro para ese proyecto urbanístico en el que compraron un terreno por 5 millones, de los que el vendedor reclamó 750.000 euros en efectivo. Una vez se terminó la promoción, Ortega y Correa, así como una tercera persona que aportó otros 300.000 euros, recibieron unos dividendos “en A” y su inversión se les retornó en dinero en efectivo, ha relatado. La declaración ha causado un enorme impacto en redes sociales y medios de comunicación, cuyas principales reseñas reproducimos a continuación:

013_cabecera2_shortheaderPUBLICO: El proyecto en cuestión se denominó Twain Jones y se centró en al construcción de 16 viviendas en la localidad de Majadahonda, donde Ortega era el alcalde del PP. Fue en la urbanización Monte del Pilar denominada “Residencial Adriático”. Ortega invirtió a través de la empresa Sundry Advices. Otra empresa que partició fue Inversiones y Participaciones Regionales S.L (de Grupo Begar, cuyo presidente es el empresario José Luis Ulibarri). Gordon ha reconocido todos los hechos por lo que se verá beneficiado por una reducción de penas. La Fiscalía lo acusa de un delito de blanqueo de capitales y pedía para él 2 años de prisión y multa de 225.000 euros. Ocurrió en un restaurante de Madrid, a principios de 2004. Guillermo Ortega le deslizó un sobre cerrado que contenía 150.000 euros. Era un “inversor” que le había presentado Francisco Correa, líder de la trama Gürtel, quien por su parte aportó 300.000 euros en B. El proyecto urbanístico que impulsaba costaba 5 millones de euros, ha explicado Gordon. El vendedor les exigía 750.000 euros en dinero negro. Una vez se terminó la promoción, Ortega y Correa, así como una tercera persona que aportó otros 300.000 euros, recibieron unos dividendos “en A” y su inversión se les retornó en dinero en efectivo, ha añadido. Gordon ha reconocido que se reunió con el ex tesorero del PP Luis Bárcenas en un hotel y que ambos fueron presentados por Correa. Sin embargo, Bárcenas no quiso entrar en la operación porque “no le interesaba”, según le explicó después el líder de Gürtel. En la contabilidad que se le incautó, figura un cuadro de Excel donde aparece la empresa “Rustfield/LB”. Gordon ha reconocido que dicha compañía británica estuvo “siempre” vinculada a Correa. Pero ha negado que LB corresponda a las iniciales de Bárcenas. En todo caso, en dicho Excel refleja que Rustfleld/LB tenía un 0% de porcentaje en el proyecto. En todo caso, en dicho Excel refleja que Rustfleld/LB tenía un 0% de porcentaje en el proyecto, según ha reconocido Gordon ex socio de Alejandro Agag, yerno de José María Aznar,

efe_20161011_084744091
A Jacobo Gordon se le ha caido el pelo

EL ESPAÑOL: el tercero que reclama la Fiscalía Anticorrupción para que confiese es Jacobo Gordon, exsocio del yerno de Aznar, Alejandro Agag, para quien solicita dos años de prisión por un delito de blanqueo de capitales. Sin embargo, en su caso, tiene una petición de 10 años y dos meses de cárcel en otra de las piezas del ‘caso Gürtel’ pendiente de enjuiciamiento sobre la localidad madrileña de Boadilla del Monte. Su pacto con la Fiscalía pasaría por reconocer los hechos en las dos piezas y así conseguir una sustancial rebaja de la pena. Gordon tejió una red empresarial de catorce sociedades administradas o de su propiedad (Proyecto Twain Jones, Proyecto Elfo, Proyectos Inmobiliarios Residenciales, Proyectos Inmobiliarios Altamira, Avitante Proyectos Empresariales, Proyectos Financieros Hayden, Proyectos Inmobiliarios Provitante, Consultoría y Gestión de Inversiones, Napa Corporate, Espacios Avitante, Gestión Inmobiliaria Habitabile, Castaño Corporate, Carlow Internacional 06 y Parque Logístico de Montalbo), creadas para facilitar operaciones urbanísticas y conseguir comisiones.

090622_viviendaEn este juicio, sólo está acusado por administrar la sociedad Proyecto Twain Jones SL (PTJ), a través de la cual se construyó una urbanización de lujo de 16 viviendas en Majadahonda. Gordon intervino para que el entonces alcalde de esa localidad, Guillermo Ortega, invirtiera en esa promoción a través de la sociedad Sundry. Según la Fiscalía, en escritura pública de enero de 2004, otro de los acusados, Luis de Miguel -presunto arquitecto financiero de la trama- adquirió en representación de Sundry 42 participaciones de PJT por un precio de 252 euros. Sin embargo, la verdadera inversión fue de 150.000 euros, que se entregaron en dinero en efectivo no declarado a Hacienda y procedente de los ilícitos cobros del alcalde a Jacobo Gordon, “quien los recibió en nombre de la sociedad que administraba a sabiendas de su origen y titularidad”. Estos fondos, junto a otros que sumaban un total de 750.000 euros -entregados en parte por el propio Correa en efectivo- se destinaron por Gordon a la compra del suelo donde se iba a construir la urbanización. Un año después, en febrero de 2005, y coincidiendo con el cese de Ortega como alcalde, Sundry vendió a Real Estate Equity Portfolio SL (REEP) su participación en PJT, reflejando recibir 252 euros cuando en realidad lo percibido fue 150.000 euros. “La devolución de esta aportación la realizó, en efectivo y de modo opaco para la Hacienda Pública, Correa con el conocimiento y consentimiento de Jacobo Gordon, gestor de REEP, con la finalidad de ocultar la cuantía y el beneficiario de la entrega”.

1476186731203_1nLIBERTAD DIGITAL (Fernando Lorente): Aunque quizás sea Sepúlveda el peor parado, ha sido su homólogo en Majadahonda quien antes ha visto cómo temblaba su estrategia de defensa. El exalcalde Guillermo Ortega, alias Willy el Rata, ha escuchado en primera persona la confesión de Jacobo Gordon. Se trata del sastre de una telaraña de catorce empresas inmobiliarias que se constituyeron para conseguir contratos públicos plegados a las condiciones del grupo Correa, con las consecuentes comisiones. Jacobo Gordon ha descrito el desarrollo de una negociación para construir dieciséis viviendas en la urbanización Monte del Pilar, en Majadahonda. Una operación corrompida desde que el dueño del terreno exigió un pago extra de 750.000 euros en dinero negro. Según el confesor, encontró 300.000 euros de financiación en Correa, pero también en un sobre de 150.000 euros que le entregó directamente el ex alcalde. En base a sus palabras, tentó a Luis Bárcenas, que finalmente no participó de la inversión.

jacobo-gordon-izquierda-llega-audiencia-nacional-para-declarar-como-imputado-ante-juez-pablo-ruz-1331237215373EUROPA PRESS: El empresario Jacobo Gordon, exsocio de Alejandro Agag, ha asegurado ante el tribunal que juzga la primera época de la trama ‘Gürtel’ que el exalcalde de la localidad madrileña de Majadahonda le dio 150.000 euros en un sobre para participar en un proyecto inmobiliario para la construcción de viviendas en esa localidad.Gordon, que ha reconocido los hechos por los delitos que se le imputan, ha explicado, a preguntas de la Fiscalía, que organizó, en 2004, un holding con el supuesto cabecilla de la trama Francisco Correa para la construcción de 16 viviendas en la urbanización Monte del Pilar en Majadahonda. Esto se realizó a través de su empresa Proyecto Twain Jones, una sociedad que recibía inversiones «en A y en B», según ha reconocido.El acusado ha destacado que el coste de este terreno era de cinco millones de euros, pero el dueño exigió un pago de 750.000 euros en B. Para realizar el pago, un inversor puso 300.000 euros, lo mismo hizo Correa con la sociedad Rustfield, mientras que el ex alcalde de esta localidad Guillermo Ortega realizó el pago, a través de la sociedad Sundry, de los 150.000 euros restantes. Gordon, que solo ha contestado a las preguntas de la fiscal Concepción Sabadell y cuya defensa no ha intervenido, ha relatado que conoció a Ortega a través de Correa, ya que estaba buscando nuevos inversores para esta operación inmobiliaria.

El estremecedor relato de Jacobo Gordon
El estremecedor relato de Jacobo Gordon

«Correa me dijo que tenía un amigo que estaba interesado» en la inversión, en alusión al ex alcalde, y fue cuando le informó del proyecto. «Me dio un sobre con dinero, me fui al baño a contarlo y había 150.000 euros», ha añadido Gordon. No obstante, ha asegurado que no tenía «mucho contacto» con Ortega y que finalmente éste le dijo que no estaba interesado en el proyecto. Otras de las personas que el líder de la red presentó al empresario fue el extesorero del PP Luis Bárcenas o el presidente de Isolux, Luis Delso, ha afirmado. Con respecto a Bárcenas, ha afirmado que le conoció en un restaurante para enseñarle los planos del proyecto inmobiliario como un posible inversor, aunque, finalmente decidió no participar.Además, ha enfatizado que conoció al presunto cerebro de la trama Luis de Miguel en una notaría donde se hizo la compraventa de acciones de esta operación, como administrador de Rustfield y Sundry. Además, ha apostillado que este otro acusado asistía como oyente a los consejos de administración. «No solía intervenir ni plantear cuestiones», ha señalado.

Guillermo Ortega cuando era alcalde
Guillermo Ortega cuando era alcalde

Demolición de la fachada cuando Ortega no era alcalde: Por último, ha indicado que durante el tiempo que duró este proyecto inmobiliario no hubo ningún problema de licencias con el Ayuntamiento y ha lamentado que, cuando Ortega ya no era alcalde, tuvieron que demoler la fachada del inmueble por un exceso de edificabilidad, cuando «normalmente se hubiese resuelto con una multa».Gordon ha sido el primero de los 37 acusados en comenzar a declarar ante el tribunal de la Audiencia Nacional que juzga el caso ‘Gürtel’. Anticorrupción pide para Gordon dos años de cárcel por un delito de blanqueo de capitales.Durante el trámite de las cuestiones previas, su defensa no planteó ninguna cuestión de nulidad, lo que hacía prever que en su declaración podría confesar su participación en la trama en busca de un atenuante a su condena. En la misma situación se encuentran el también empresario Alfonso García-Pozuelo y el exconcejal municipal Roberto Fernández.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.