El romance entre Malú y Gonzalo Miró en Majadahonda y un corazón entre las manos

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

gonzalomiróPAULA BERBELL. “Cuando Malú cantó solo para Gonzalo“, titula su columna el periodista Jesús Locampos en la revista “Mujer Hoy”. Y lo cuenta haciendo esta pregunta: “¿Quieren saber a quien de los cinco mil espectadores del multiusos Sánchez Paraíso dedica Malú los versos de sus canciones? Se lo desvelo en la columna de esta semana”. Porque “en estos tiempos revueltos en los que un ‘te quiero’ entre famosos ha perdido cualquier garantía de continuidad, les voy a relatar una historia que ocurrió una noche en mitad de un concierto”. Es la historia de amor que viven la cantante Malú y Gonzalo Miró, hijo de la cineasta Pilar Miró. Ambos residen en Majadahonda, cerca de los chalés del conocido como “Parque de los Chinos”, que circunda al Punto Limpio, pero antes sus domicilios familiares estaban en la urbanización Virgen de Icíar. A él se le ha visto jugar al fútbol en los campos municipales de La Oliva, a ella no se le ve el pelo por Majadahonda porque sus giras musicales y apariciones televisivas le acaparan todo el tiempo. Así se gestó el romance.

malu“Salamanca, finales de abril. Malú había puesto en pie a 5.000 personas que llenaban el multiusos Sánchez Paraíso nada más abrir su tour Caos cantándole al público eso que dice: “Se nos escapó el cielo entre las manos…”, los versos de Cenizas. La noche siguió así durante las dos horas en las que la madrileña lo dio todo para los que allí estaban, menos un momento que fue solo para Gonzalo Miró que, escondido entre bambalinas, seguía cuanto ocurría en el escenario. Ocurrió cuando la cantante interpretaba Encadenada a ti, exactamente al llegar a esta frase: “Destinada a morir si esta vida es sin ti». Entonces se miraron en un segundo y en el siguiente, ella le hizo un corazón con las manos dedicándole el movimiento de palpitar cuando la canción dice: «Por ti, pude ver el sol tiritar…”. Y fue mágico”, escribe Jesús Locampos.

gonzalomiróMalú, que acaba de cumplir 34, es un año y un mes más joven que Gonzalo Miró. “Ambos están en ese punto llamado ‘taitantos’ en el que la audiencia espera que muevan ficha porque ya han crecido y toca multiplicarse. A quien esto escribe le viene a la memoria un ‘chavalín’ rubio de tres años que correteaba por el salón de un piso de Majadahonda donde Pilar Miró (que seguro que está en los cielos de los genios) le había concedido en exclusiva sus primeras y casi únicas declaraciones sobre cómo llevaba la faceta de madre soltera y directora de cine. Faltaban solo dos años para complicarse más la vida aceptando ser directora general de RTVE. Gonzalo tiene mucho de mi añorada Pilar. Hay un gesto suyo cada vez que sonríe. Malú tiene sus orígenes musicales en la guitarra de su tío Paco de Lucía. En sus comienzos contó con el apadrinamiento de su gran amigo Alejandro Sanz. Ahora ofrece en el documental Ni un paso atrás el desnudo integral de su vida personal. Llegó al corazón de Gonzalo Miró y si nada se estropea, Malú parece la definitiva”, concluye Jesús Locampos. Y lanza una “inocente” pregunta… ¿Qué famosa de televisión ha vuelto a ser decepcionada por su cadena?… Y una respuesta evasiva que lo dice todo: “Ibiza está a punto de poner el cartel de ‘Todo vendido’ para el verano. Les adelanto dos nombres que revolucionarán la isla: Madonna y los Clooney (George y Amal). Mis fuentes me lo han contado con absoluta discreción y, como ya me conocen, yo con toda la discreción se lo cuento”.

Fuente:

Mujer Hoy

Deja un comentario

Su correo no será publicado.