Se cumple un año de la exhibición de Llorente en Anfield

Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

El pasado 11 de marzo se cumplió un año de una de las noches más mágicas de la historia del Atlético de Madrid, en la que el conjunto colchonero consiguió eliminar al Liverpool de Klopp. Un equipo que parecía invencible y que una temporada antes había ganado la Champions League con mano de hierro. El triunfo que sumó el equipo madrileño en los octavos de final de la competición tuvo un sello propio. El de un jugador que ha vivido una metamorfosis prácticamente inédita en la historia de este deporte: Marcos Llorente. El jugador formado en las categorías inferiores del Rayo Majadahonda ha ocupado casi todas las posiciones del campo, y ha conseguido incluso destacar en el apartado goleador. Todo gracias a Diego Simeone.

Llorente se ha convertido en uno de los referentes del Atlético de Madrid. Si la situación no se tuerce, tiene todos los números para alzarse con el título de Liga. El Atlético de Madrid es favorito para las apuestas de La Liga y pronósticos de fútbol. Una muestra de la confianza que despierta el equipo entre los expertos. El futbolista de Madrid destacó mucho en la temporada 2019-2020, pero el partido que firmó en Anfield quedó grabado para siempre en la retina de los aficionados de su equipo. En el partido de ida, el Atleti consiguió imponerse por un gol a cero como local. El partido de vuelta se afrontó como lo que era: un reto gigantesco. Simeone alineó sobre el terreno de juego un once donde, curiosamente, no constaba el héroe de la noche. Una de las perlas del futbol actual.

Llorente pisó el césped en el minuto 56 de partido, cuando entró en sustitución de Diego Costa. En ese momento el conjunto madrileño caía por 1-0 en el marcador, ya que Wijnaldum consiguió anotar previamente tras una magnífica asistencia de Oxlade-Chamberlain. La eliminatoria estaba igualada. El Atlético de Madrid se encontró en una situación claramente desfavorable, perdiendo y jugando como visitante. Un gol más los hubiera condenado a la eliminación. La segunda parte quedó marcada por el vendaval ofensivo del Liverpool, un sinfín de jugadas en ataque que siempre terminaban con el mismo resultado: paradas colosales de Oblak. Ninguno de los dos equipos consiguió perforar la portería de su rival, y la eliminatoria se decidió en la prórroga.

Si la situación no era suficientemente dramática para los hombres de Simeone, Roberto Firmino hizo el 2-0 en el minuto 94. Fue en este momento cuando Llorente inició la remontada antológica que decantó la balanza final a favor de los españoles. En el minuto 97 de partido Llorente aprovechó un error clamoroso de Adrián y marcó un gol magnífico que colocaba el 2-1 en el marcador. Este resultado ya clasificaba al Atleti, pero el centrocampista logró ampliar nuevamente la distancia entre los dos equipos. Anotó el 2-2 en el luminoso tras una magnífica jugada personal que dio la vuelta al mundo. El resultado final fue de 2-3 tras una diana de Morata anotada en los instantes finales del partido, pero el nombre que acaparó todas las portadas fue el de Marcos Llorente. Una noche mágica en la que el jugador comenzó a escribir con letras de oro su historia de amor con el equipo de la capital. El jugador ha creado un dúo goleador magnífico junto a Luis Suárez y los dos se entienden a la perfección.

Simeone tuvo una revelación genial, un ataque de genio cuando decidió colocar a Llorente como delantero. El tiempo le dio la razón, y el resto es historia. El centrocampista/delantero ha disputado un total de 69 partidos con la camiseta rojiblanca, y ha ocupado hasta cinco demarcaciones diferentes: media punta, pivote, interior derecho, medio centro ofensivo y medio centro. Su aportación ofensiva destaca sobre todo en la edición actual de la Liga. Ha marcado un total de 9 goles y ha cedido 8 asistencias. También se ha estrenado en Europa con una diana y el mismo número de asistencias. Un jugador total que actualmente se encuentra muy feliz en la disciplina colchonera. Un comodín genial que se suma a la larga lista de jugadores formados en el Rayo Majadahonda que han llegado a la élite para dejar huella. Algo que da muestra de un club magnífico que actualmente vive una situación complicada.