Un testigo llama a la policía e impide un robo violento en la tienda Movistar de Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

JULIA BACHILLER. Violento intento de robo en el local de Movistar en la calle Gran Vía de Majadahonda que, ante lo sucedido, obligó a Majadahonda Magazin a desplazarse al lugar de los hechos, encontrando el lugar como muestran las imágenes. En el exterior podía apreciarse el cristal derecho del escaparate con grandes daños. Fue a las 11:00 horas, frente al establecimiento, cuando llegaron dos furgonetas, la primera de la empresa de cristalería, que ya había tapado el gran agujero provocado para acceder al local. La otra pertenecía al servicio de cerrajería de Mapfre, que sustituyó la cerradura de acceso al almacén por donde no pudieron acceder los ladrones, como indicó el operario que estaba efectuando la reparación. En el interior, además de estos trabajadores, se encontraban dos de los empleados del local, los cuales verificaron que el acceso al almacén no se había llegado a efectuar. Además explicaron que los móviles que se pueden apreciar en el escaparate son maquetas, por lo que aún continuaban en su lugar. E informaron que Movistar podrá seguir atendiendo a sus clientes una vez reparados los daños. La anécdota del intento de robo se produjo a llegar un furgón de atestados de la Policía local: cuando todos pensaban que realizaría el atestado y aportaría información ante lo sucedido, su conductor dijo que solo venía a solicitar que se retirara la furgoneta del cerrajero que estaba realizando la reparación en el interior del local, alegando que ningún vehículo podía estar estacionado en ese lugar.

Un testigo contó a Majadahonda Magazin lo sucedido, ya que presenció el intento de robo con violencia y realizó la llamada a la Policía. Se llama Mario S. y relata los hechos: “transitaba por la calle Real Baja paralela a la Gran Vía cuando comencé a oír la alarma de un local, así como varios golpes, tomé el acceso de la calle Monjitas para salir a la Gran Vía e interesarme por que estaba ocurriendo, justo cuando me asomo y dirijo mi mirada hacia el lado izquierdo, esquina donde se encuentra la Ferretería la Maja, pude ver un vehículo marca B.M.W. de color granate de la serie 3 de esta marca, situado en paralelo a la entrada del local con el maletero abierto. Junto al vehículo permanecía un hombre cubierto con un pasamontañas negro que se me quedó mirando. En sus manos portaba una gran maza. Inmediatamente, ante lo visto, decidí acelerar el paso y dirigirme a la siguiente salida de la Gran Vía, callejón formado por la panadería del horno Santa Mónica y el Bar Gran Vía, desde donde con mi teléfono móvil di aviso a la policía de lo que estaba sucediendo. Minutos después oí como un hombre gritaba “Policía, Policía…”, gritos que provenían de uno de los ladrones. Inmediatamente el vehículo citado pasó a gran velocidad, seguido por un coche de la policía local, vehículo que fue difícil de interceptar por la gran velocidad que puede alcanzar”.

Finalizados los hechos y ante su declaración a la Guardia Civil únicamente queda aportar que fueron tres los individuos implicados en el robo. Horas antes se había notificado la sustracción de un vehículo similar al utilizado en la zona del campo de futbol del Cerro del Espino, por lo que se supone que es el mismo vehículo. Majadahonda Magazin quiere agradecer la información aportada por Mario ante lo sucedido, un desagradable incidente que gracias a su valiente actuación, a pesar de los momentos vividos, supo reaccionar y dar aviso, evitando se realizara el robo.

Una respuesta para "Un testigo llama a la policía e impide un robo violento en la tienda Movistar de Majadahonda"

  1. Avatar
    Rodrigo   23 octubre, 2017 at 1:55 pm

    Los ciudadanos son los mil ojos que la Policía necesita en las calles. Gracias.
    Mientras los policías, la mayoría, emprenden la persecución de un vehículo robado implicado en hechos violentos, otro policía (uno, dos o tres, siempre los mismos) se caracterizan por actuaciones como la que narra el periodista de la furgoneta de Policía. Y casualmente son los amiguitos del jefe, los protegidos, los que mejor viven y los que no acuden en apoyo de sus compañeros cuando los están apredeando.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.