Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Análisis de MJD Magazin sobre el último reportaje acerca de las relaciones At. Madrid-Ayuntamiento-Rayo Majadahonda ©Juan Carlos Lucas

MANU RAMOS. «El pacto entre sospechosos que une al Rayo Majadahonda con el Atlético de Madrid. El curioso encuentro se celebró la pasada noche de Reyes. Se cumplen las ‘bodas de plata’ de uno de los apretones de manos más controvertidos de Jesús Gil» es el título del reportaje publicado por el periodista Alberto Sanz en el diario Voz Populi. Y el análisis del mismo revela que el texto contiene aciertos y errores casi por igual. Vamos a analizarlos: ACIERTO. «Sucedió hace 25 años y tuvo como protagonistas a Jesús Gil y Gil; y a Ricardo Romero de Tejada y Picatoste. Es decir, un mediático presidente de fútbol y un alcalde que terminaría siendo conocido por gastar 212.000 euros en armas de cazar, puros y lotería con una ‘tarjeta black’ que tenía por su cargo como consejero de Bankia. Los testigos de aquel acuerdo aseguran que el pacto se fraguó en los ‘felices años 90’ en Majadahonda, donde para lograr una concesión pública era mejor ser bueno jugando al mus que preparando el concurso». ANALISIS: Una acertada descripción de aquellos «años de plomo» en Majadahonda.

ACIERTO: «En este contexto, Jesús Gil obtuvo 60.000 metros cuadrados de terreno público para que lo disfrutase ‘su’ Atlético de Madrid durante 50 años. “Gil construye la ciudad deportiva en Majadahonda sin licencia de obra”, titula Juan Francés en 1998 en El País. Una polémica concesión que ha denunciado en varias ocasiones José Luis Peñas, ex concejal de Hacienda de Majadahonda y autor de «Uno de los suyos: Confesiones del delator del caso Gürtel». “No se han cumplido la gran mayoría de los acuerdos que recogía aquel el contrato de concesión y se le ha permitido al Atlético de Madrid, entre otras cosas, cobrar 5 millones por llamarlo ‘Ciudad Deportiva Wanda’. Algo que es ilegal porque está obligado a mantener en todo momento el nombre de Majadahonda”, explica a Vozpópuli el exconcejal. ANALISIS: El convenio fue positivo para Majadahonda porque se construyó una Ciudad Deportiva que atrajo a la ciudad los entrenamientos del At. Madrid, que suponen un gran rédito de imagen, el uso parcial del Cerro del Espino y la construcción de La Oliva. Con respecto al cambio del «naming», fue algo que ya denunció MJD Magazin y que es totalmente veraz.

ACIERTO: «Gil se comprometió con Romero de Tejada a construir 8 campos de fútbol y una residencia de deportistas. También a reformar el campo principal del Cerro del Espino para que tuviera una capacidad de 8.000 espectadores. Una reforma que, 25 años después, no ha llegado. Un escenario que forzó a que, en el único año en el que el Rayo Majadahonda compitió en Segunda División, la familia Gil tuviese que acoger durante media temporada al equipo majariego en el Wanda para cumplir con las exigencias de LaLiga». ANALISIS: Aunque no se muestra en el reportaje el texto del convenio, que sigue siendo secreto, si su contenido es cierto en realidad la constructora Gilmar construyó 7 en lugar de 8 campos (5 en el Cerro del Espino y 2 en La Oliva), por lo que quedaría 1 por construir. Sobre la reforma del Cerro del Espino su aforo es de 3.376 espectadores, luego faltarían 4.624 más. El alquiler del Wanda en Segunda A al Rayo Majadahonda fue un ofrecimiento generoso por parte del At. Madrid, no fue nada «forzado», en unos momentos en que el Rayo Majadahonda pasaba por dificultades por la falta de adecuación del Cerro del Espino a los criterios de la Liga de Fútbol Profesional.

ERROR: «Aquel compromiso quedó enterrado entre el centenar de grúas que invadieron Majadahonda en aquellos ‘felices años 90’, en los que la alegría desbordante y la especulación inmobiliaria iban de la mano en esta localidad, a pocos kilómetros de Madrid. De hecho, desde que Gil y Romero de Tejada chocaran su mano, la ciudad ha pasado de 30.000 a los cerca de 80.000 habitantes actuales y a ocupar los primeros puestos en los listados de ‘pueblos más ricos’ de España». ANALISIS: Majadahonda cuenta con una población de 72.034 habitantes (INE 2021), casi 8.000 menos que lo que muestra el reportaje.

ACIERTO. “Muchos de estos logros se celebraban en el palco del Vicente Calderón”, comenta Peñas. “Teníamos ‘barra libre’ de abonos del ‘Atleti’, que han ido disfrutando los sucesivos alcaldes de Majadahonda”, añade el ex concejal. El rápido desarrollo de la localidad ha provocado que la concesión que tiene el Atlético de Madrid ocupe un terreno que, si se tiene en cuenta el valor residencial actual del metro cuadrado de la zona, podría rondar los 300 millones de euros. Es el vivo reflejo de que Majadahonda ha ‘disfrutado’ con el Atlético de Madrid y que el ‘Atleti’ también ha sacado provecho de su vida en la ciudad”. ANALISIS: La cesión de entradas del At. Madrid al Ayuntamiento para uso y disfrute de concejales, familiares y amigos fue denunciada por MJD Magazin, ante el más absoluto silencio de Gobierno (PP, Vox) y Oposición (Cs, PSOE) seguramente porque se beneficiaban de las mismas. También es correcto que ambas partes han sacado provecho del convenio y solo faltaría cumplirlo en su totalidad.

ACIERTO. “Respecto a la relación contractual, existe un convenio de colaboración entre ambos clubes desde 1997 beneficioso para ambas partes”, informan desde el Rayo Majadahonda a este medio. Ese pacto impide desde entonces que los majariegos que juegan en las categorías inferiores del equipo de su ciudad pisen el Cerro del Espino y que se conformen con las pequeñas instalaciones situadas a 500 metros. También convirtió desde entonces al Rayo en un ‘banco de pruebas’ del equipo rojiblanco, donde los jugadores que podrían valer en algún momento para ponerse la camiseta del Atlético de Madrid se desfoguen en el equipo de Majadahonda”. ANALISIS: En realidad el convenio entre ambos clubes es muy beneficioso para ambos también: el At. Madrid tiene un “derecho preferente” sobre los canteranos del Rayo Majadahonda que despunten y a cambio el club majariego recibe un buen “pellizco” no solo por los derechos de formación (que regula la RFEF y la FIFA) sino sobre todo por el convenio privado entre ambos clubes.

ERROR: “Esta receta vació los vestuarios del Rayo de majariegos en favor de esas jóvenes promesas. El ejemplo de ello son los hermanos Hernández (Lucas y Theo) y Rodri, jugadores que han triunfado en el Atlético de Madrid tras su paso por el Rayo Majadahonda y que han dado un ‘pellizco’ económico al club local tras su venta por los denominados ‘derechos de formación’”. ANALISIS. No se han vaciado los vestuarios del Rayo, todo lo contrario, la escuela ha crecido y todos los años faltan plazas, lo que haría necesaria la construcción de al menos ese octavo campo de fútbol. Sobre las “figuras” que han salido de La Oliva falta en el reportaje la mención a Llorente y Munir, este último descartado por los servicios técnicos colchoneros en un error de libro.

ERROR: “El pacto del 97 ha forjado la unión entre ambas instituciones hasta diluir al Rayo Majadahonda como un club satélite. Un hecho que ha lastrado la creación de una masa social en torno al club, tal y como sucede en otras ciudades madrileñas. El equipo no ha logrado aprovechar que la ciudad ha triplicado su población y los éxitos deportivos que ha logrado gracias, en parte, a los ‘pellizcos’ de las ventas de esos famosos canteranos rojiblancos”. ANALISIS: El Rayo Majadahonda no es un club “satélite” de nadie, es una entidad jurídica propia. Las relaciones con el At. Madrid son de buena vecindad, como también lo son con el Real Madrid, con quienes también ha intercambiado jugadores (Jorge de Frutos, Alvaro Fidalgo y ahora Casado). La masa social ha crecido de los 161 abonados que tenía en 2018 a los 1.250 actuales, lo que supone un crecimiento del 776% en 3 años.

ACIERTO. “Una situación que está intentando cambiar la familia Arribas, la actual propietaria del Rayo Majadahonda, que tiene como cabeza visible a Alejandro Arribas, futbolista y canterano del Rayo Majadahonda. Aun así, la decisión de renunciar el pasado jueves a su condición de local contra el Atlético de Madrid y hacer uso de esta ‘relación histórica’ para vender más entradas no ha sido bien recibida entre los aficionados más fieles”. ANALISIS: La conversión en Sociedad Anónima Deportiva (SAD), que fue aprobada por el 99% de los 161 socios (solo 1 votó en contra) ha supuesto una mejora y profesionalización del club a todos los niveles. En efecto, los aficionados “más fieles” estaban en contra del traslado de la Copa del Rey al Wanda, algo que el diario AS confirma: “«La ilusión está desbordada en Majadahonda por volver a jugar en el Wanda Metropolitano, aunque cierto sector no está de acuerdo con llevarse el partido de Majadahonda”. En MJD Magazin hemos reflejado los criterios de los dos sectores, algo que algún intolerante nos ha reprochado, aunque los insultos no van a cambiar nuestra línea editorial que recoge la diversidad y pluralidad de opiniones cuando existe un debate social y público.

ERROR. “Fueron pocas las bufandas majariegas entre los 17.769 espectadores que acudieron la pasada noche de Reyes al Wanda. En las oficinas del Rayo Majadahonda están a la espera del informe económico de los dueños del Wanda para saber los datos del evento. Unos datos que le permitirán saber cómo de rentable ha sido este partido conmemorativo de aquel pacto entre sospechosos”. ANALISIS: Lo cierto es que entre las invitaciones gratuitas para abonados y la venta de entradas en Majadahonda, fueron casi 2.000 seguidores los que se desplazaron al campo. Y por internet y en el propio Wanda se vendieron otras 7.000 entradas más correspondientes al Fondo Norte (sectores 114 y 115) y Tribuna Baja (Sector 121), según los datos oficiales proporcionados por ambos clubes y supervisados por la LFP y la RFEF sobre los 17.769 espectadores que acudieron a un evento del que medios deportivos majariegos vaticinaron a MJD Magazin el primer día que asistirían sobre las 15.000 personas. Finalmente han sido casi 3.000 más.

 

Majadahonda Magazin