Una periodista localiza al “púnico” majariego “Chucky” escondido en el “Paisaje” de Madrid

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
Fernando García, alias "Chucky" o "El ojitos"
Fernando García, alias “Chucky” o “El ojitos”

“Un asesor jurídico de Púnica encuentra refugio en el Ayuntamiento de Madrid. Fernando García Rubio es funcionario de carrera en el consistorio madrileño pero dejó su puesto para ser asesor jurídico en más de un municipio de la región acorralado por la corrupción. Fue asesor jurídico de Alcalá de Henares con el alcalde Bartolomé González, ahora hombre fuerte de Esperanza Aguirre en el PP de Madrid. Ostentó el mismo puesto en otra Alcaldía, la de Majadahonda, que dirigía Ricardo Romero de Tejada, exsecretario general del PP regional. Presidió Nuevas Generaciones y eligió como mano derecha a otro regidor de Majadahonda, Guillermo Ortega, salpicado por la trama Gürtel”. Así describe la periodista Ana I. Gracia al profesor Fernando García Rubio, que impartió clases en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) y es conocido por sus apodos: “Chucky” o “El ojitos”, por sus pupilas de color turquesa. Tras pasar por Majadahonda se lo tragó la tierra: hoy lo ha localizado “refugiado” en unas lúgubres oficinas administrativas de Ana Botella, con sueldo fijo, 14 pagas y vacaciones: la dirección general de “Calidad del Paisaje”.

El profesor Fernando García Rubio (URJC), implicado en Púnica
El profesor Fernando García Rubio (URJC)

“Mucho tiempo antes, Fernando García Rubio se hizo con una plaza por oposición libre en el Ayuntamiento de Madrid. Es el mismo sitio al que ha vuelto en noviembre de 2014, semanas después de que estallara la Operación Púnica y el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes, para el que trabajaba cuando saltó el escándalo, prescindiera de sus servicios” escribe Ana I. Gracia (El Confidencial). García Rubio la atiende telefónicamente y se limita a recordar que el puesto en el que está lo consiguió por oposición y sin ningún intermediario, aunque evita especificar el trabajo concreto que se le ha asignado. El directorio interno del consistorio madrileño le asigna el puesto de “consejero técnico” de la “Dirección General de Patrimonio Cultural y de Calidad del Paisaje”, dependiente del área de Urbanismo.

"El Ojitos", contratado en Majadahonda
“El Ojitos”, contratado en Majadahonda

“El funcionario, que estuvo en la mesa de contratación cuando en el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes se adjudicaron contratos a Waiter Music, una de las principales empresas involucradas en la Operación Púnica, empezó su carrera en el Ayuntamiento de Madrid que aún dirige la popular Ana Botella en diciembre de 1991 hasta junio de 2003. Durante todo ese tiempo se ocupó diversos cargos y se convirtió en un experto en dar cobertura legal a contratos multimillonarios: jefe de negociado de licencias, asesor técnico en disciplina urbanística, jefe de sección jurídica, asesor técnico en productividad y disciplina de laboral y director de servicios de organización y planificación de recursos humanos”.

“En junio de 2003, al mismo tiempo que Esperanza Aguirre tomaba el poder en la Comunidad de Madrid gracias al tamayazo que apeó a Rafael Simancas de la Presidencia, García Rubio comenzaba una expansiva carrera que le llevaría a trabajar para diversos municipios de la región madrileña ligados al PP y que, doce años después, están acorralados por la corrupción. García Rubio insiste en su inocencia y en que nunca tuvo “nada que ver” ni ahora en Púnica ni antes en Gürtel, aunque la hemeroteca coloque sobre sus espaldas la alargada sombra de la duda”.

Con el título de “Un cruce de correos electrónicos comprometedor”, la periodista afirma que “aunque hay sospechas sobre que él era el intermediario entre los ayuntamientos y las empresas que se hacían con concesiones públicas millonarias, García Rubio no ha sido imputado por ningún juez. En diciembre de 2013, la Unidad de Delitos Económicos y Fiscales (UDEF) remitió un informe al juez que incluía varios correos electrónicos entre trabajadores de Francisco Correa, uno de los cabecillas de la Gürtel, y el funcionario de Madrid. Esos emails supuestamente probarían el amaño de un concurso del Ayuntamiento de Pozuelo de Alarcón antes incluso de que se aprobara el pliego de condiciones. Aparecía como director de servicios jurídicos y administrativos del municipio, aunque él niega tajantemente que trabajara para este Consistorio”.

“En plena vorágine de la investigación de la UCO, el Ayuntamiento de San Sebastián de los Reyes le invitó a dejar su puesto como asesor jurídico. Entonces pidió el reingreso en el Ayuntamiento de Madrid, donde intenta pasar desapercibido para que el más que probable cambio de color político no perjudique su ya de por sí delicada situación. Ahora, en su perfil personal de Linkedin, García Rubio se limita a decir que diseña “informes jurídicos” desde hace ocho meses, sin especificar el departamento ni la categoría profesional que ostenta”.

Fuentes:

La investigación de la periodista Ana Gracia

“Chucky” o “El Ojitos”: un “púnico” en Majadahonda

Deja un comentario

Su correo no será publicado.