Ventura y Chema: cara y cruz del fútbol juvenil en Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias
José María Giménez (At. Madrid) entrega el trofeo Nike a Ventura
José María Giménez (At. Madrid) entrega el trofeo Nike a Ventura

El defensa Jorge Ventura y el portero José María “Chema” representan, en esta temporada 2015-16, la cara y la cruz del fútbol en Majadahonda. Los dos son juveniles, los dos juegan en el Rayo Majadahonda y los dos son protagonistas por diferentes motivos. A Ventura lo ha seleccionado la Nike Academy en las pruebas anuales que lo llevarán a St. George’s Park (Birmingham, Inglaterra). Chema, que ha participado en varias ocasiones en la Selección de Madrid, ha tenido una grave lesión en el ligamento cruzado que lo mantendrá alejado de los terrenos de juego esta temporada.

Chema, con muletas, en La Oliva
Chema, con muletas, en La Oliva

Sus compañeros quisieron rendirle un modesto homenaje y saltaron al campo de La Oliva con una camiseta conmemorativa en la que le daban ánimos. Es la solidaridad y uno de los valores del fútbol base, principal arma de las canteras majariegas. Y es que Chema estaba en su mejor momento como portero, era de hecho el tercer guardameta del equipo de Segunda B y tanto sus paradas con las manos como su juego con el pie estaban siendo espectaculares. Él ya piensa en su recuperación, quizás se opere incluso ante de lo previsto (la intervención quirúrgica cuesta 6.000 euros) y posee el apoyo incondicional del club, compañeros, aficionados, prensa y familia. En este reportaje les acompaña el entrenador español Edu Rubio, que trabajó como entrenador asistente en la Nike Academy desde 2013 hasta 2015 y vivió la expansión del proyecto. Aquí es entrevistado por el periodista Alvaro de Grado y explica el funcionamiento de la Nike Academy para la web Marcadorint.com.

Borja Acha, en Birmingham
Borja Acha, en Birmingham

La multinacional Nike invierte un millón y medio de dólares para llevar a cabo la Nike Academy. El propósito es comercial a nivel de social media y el objetivo futbolístico es que los jugadores, que llegan sin equipo, encuentren de nuevo una ruta hacia el profesionalismo. Las facilidades son infinitas gracias a un cuerpo técnico de ocho miembros y un doctor a tiempo parcial que única y exclusivamente trabaja para la evolución del futbolista (manager, assistant, coach/goalkeeping coach, sport scientist, strengh and conditioning coach, performance analist, physiotherapist, media person). Y si este año ha sido Jorge Ventura el seleccionado, en una ocasión anterior lo fue Borja Acha, el delantero que hoy juega en el Rayo Majadahonda de Segunda B tra haber anotado 17 goles en tercera división con solo 19  años.

Sus compeñeros, con la camiseta de ánimo a Chema
Sus compeñeros, con la camiseta de ánimo a Chema

De la ingente cantidad de futbolistas que pasan por las pruebas de Nike alrededor de todo el mundo, sólo hay 70 que llegan al último día. El ‘global trial’ se celebra en St. George’s Park dos veces al año porque Nike es uno de los patrocinadores principales de la Federación inglesa, de modo que utiliza sus instalaciones. A partir de ahí, comienzan tres días de entrenamientos y partidos para seleccionar y hacer la criba definitiva. “Cogemos a tantos como necesitemos en la actual plantilla”. Si hay tres vacantes porque tres jugadores han fichado por equipos profesionales, del ‘global trial’ sólo se eligen a tres. Un gran número de ojeadores acuden esos días a ver las sesiones de trabajo para ver si pueden llevarse a algún futbolista. De esto habla el entrenador español Edu Rubio.

Ventura, junto al resto de competidores
Ventura, junto al resto de competidores

¿Qué es la Nike Academy?
– Es un centro de alto rendimiento de fútbol. ¿Sabes cuando vas al médico y hay una sala de espera antes de que veas al doctor? Pues es eso: una sala de espera en la que se trabaja muy bien, muy profesional, como un club pero sin ser un club –porque todavía no te han metido a ver al doctor–, un lugar del que diría que está incluso más profesionalizado que muchos clubes. Entonces el jugador piensa: es mi última oportunidad, qué puedo hacer antes de tirar la toalla, de irme a la universidad o de empezar a trabajar… Una vez has entrado en la Nike Academy, que no es nada fácil porque hay que superar varios trials, estás en un año de máster acelerado para tratar de volver a meterte en un club profesional. Ése es el objetivo primordial.

Ventura y el atlético Jiménez
Ventura y el atlético Jiménez

¿Cómo se puede entrar a formar parte del equipo?
Nike tiene 37 países afiliados al proyecto de la Nike Academy. Esto es sólo uno de los muchísimos proyectos que tiene Nike. Sí, un millón y medio de dólares parece mucho, pero es de los proyectos más pequeños que tienen. Ellos se pueden gastar dos millones en un spot comercial de tres días. En esos 37 países se organiza un trial cada seis meses. Cada país tiene la libertad de organizarlo como quiera porque es una cosa comercial: en España, por ejemplo, se organizan varios eventos en Madrid, Valencia, Sevilla, Barcelona… De cada evento seleccionan a varios chicos. De ahí, sólo dos van al ‘global trial‘ que es el que se hace en St. George’s Park (Inglaterra), en el cual nosotros tenemos potestad. En Francia sólo se hacía un evento en París. En Australia lo estiraban durante dos o tres meses. Cada uno lo hace a su manera.

Edu Rubio
Edu Rubio

Es decir, ¿cualquiera podría apuntarse?
– Hay varios perfiles de jugadores. Está el perfil del típico chico que ha estado toda su vida jugando en el Majadahonda, o donde sea, y de repente le han dicho que lo echan. Entonces dice: para jugar en un 3ª española donde no me pagan, voy a ver qué tal está lo de la Nike Academy. Luego está el típico que está obsesionado con Nike y que se apunta al trial porque le gustan las botas de Cristiano Ronaldo, sin más, aunque no sepamos qué tipo de jugador es. También está el que llega recomendado por gente de Nike. Y, por último, hay clubes que visten de Nike y que utilizan nuestro proyecto como una ruta de salida para los jugadores que no quieren.

Ventura, levantando el trofeo
Ventura, levantando el trofeo

¿Cómo seleccionáis a los que queréis quedaros?
– Teníamos una ficha de DIN A4 con los datos de cada jugador. Al acabar cada sesión que hacíamos, nos íbamos a la sala de reuniones y teníamos todas las fotos de todos los futbolistas. Hacíamos un ‘traffic line’: verde, ámbar y rojo. Así, cuando llegabas al último día, que era el día con más partidos –se jugaba contra el actual equipo de la Nike Academy para valorar realmente el nivel–, ya no quedaban 70 sino 20-25, aunque siguieran jugando todos. Eran días muy exigentes. Cada noche te ibas reventado a dormir. Por qué me gusta éste, por qué no me gusta éste, por qué opinas eso de éste. Dentro de la subjetividad, teníamos suficiente criterio para hacerlo lo más justo posible.

Chema
Chema

A alguno seguro que os lo quitaron los mismos ojeadores.
– Hubo varios jugadores que en la misma ‘global trial’ ya se los llevaron a equipos. Nosotros los íbamos a coger pero ya los quería un club. En realidad era una buena noticia: no tenían que pasar por nuestra sala de espera. Uno se fue al Werder Bremen y otro, un portero excepcional, se fue a la primera división de Noruega.

En el momento en el que pasan a ser jugadores de vuestra plantilla, ¿en qué condiciones llegan a la Nike Academy? ¿Tienen contrato con vosotros?
El único contrato que se firmaba era de normas y comportamiento. En todo momento eran agentes libres porque en todo momento se podían ir. Ahí está lo más interesante para los clubes: hay más de 20 jugadores con talento y bien entrenados que, si te gustan, los fichas gratis. Nike no pide compensación económica. Cuando yo se lo explicaba a los clubes no se lo creían. Me decían: ¿Y qué saca Nike de esto? ¡Pues la exposición mediática! Todo generaba una riqueza indirecta impresionante.

Ventura, en un partido del Rayo Majadahonda
Ventura, en un partido del Rayo Majadahonda

¿Cómo se detecta que un jugador tiene margen de mejora?
– Desde el primer momento en el que se les saluda. Capacidad de aprendizaje, de autoestima. Cómo dialoga. Eso me da un indicador de su potencial como aprendiz. Yo siempre me centraba en trabajar sus puntos fuertes. Es decir, ¿qué es lo que te va a hacer diferencial? Hay que maximizar tu potencial en lo que eres bueno. Eso es lo que te diferenciará del resto. Para mí, las debilidades sólo hay que pulirlas para que no te impidan ser un jugador profesional.

Jorge Grant está en el Nottingham Forest, Tom Rogic forma parte de la plantilla del Celtic, Luke O’Reilly firmó este verano por el Cardiff, Manel Royo hizo lo propio con el Valladolid, y Ryan Sellers pasó del Bolton al Wycombe Wanderers. Todos ellos han encontrado un destino profesional tras pasar por esa “sala de espera” que es el centro de alto rendimiento de la Nike Academy. ¿Quiénes serán los siguientes?

Fuente:

Marcador Int.com

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios