Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

Marina Pont junto al lema de su Concejalía

JULIA BACHILLER. En el debate sobre la paralización de la zona azul y la grúa municipal por la caducidad de la concesión, que tuvo lugar este jueves 29 de septiembre (2022), los diferentes grupos políticos que conforman la corporación municipal dejaron claro su posicionamiento. La sorpresa la dio el portavoz de Vox, José Rodríguez, quien fue tan tajante como impreciso: “la situación es grave y lo sabemos, pero estamos en un Equipo de Gobierno en el que las tareas las gestiona cada concejal delegado”. La gravedad de los hechos en esta ocasión no le permitió añadir su habitual “gracias a Vox”, pero sí añadió: “vamos a solicitar inmediatamente informes jurídicos para que determinen si hay que suspenderlo”, decisión pensada a última hora tras dos años de vencimiento del contrato.


Julia Bachiller

Julia Bachiller

En su planteamiento inicial, la portavoz de Cs, Ana Elliot, comenzó asegurando: “Lo que está mal hecho hay que corregirlo y tenemos que intentar que suponga el mínimo perjuicio para los ciudadanos”. Seguidamente recordó el periodo de tiempo que este contrato lleva vencido y dirigiéndose a la concejal responsable del área de Movilidad y Transporte, Marina Pont (PP), añadió: “le caducan los contratos y se queda de brazos cruzados”. Ya en un pleno anterior esta misma concejal fue reprobada por este grupo político por su gestión, salvándose por los votos de PP-Vox, por lo que la portavoz de Ciudadanos no dudó al responsabilizar de estos hechos al equipo de gobierno y al alcalde. Seguidamente recordó que “la ley de contratos del sector público no contempla en ningún caso el consentimiento tácito”, en referencia a como esta empresa sigue actuando sin contrato. Y finalizó planteando dos cuestiones que no recibieron respuesta: “¿los ciudadanos pueden recurrir esas multas alegando que no existe contrato?. ¿Cómo va a cobrar el Ayuntamiento lo recaudado por la empresa?”. 

Elliot (Cs), Socorro (PSOE) y Rodríguez (Vox)

En su cierre a la moción, la portavoz de Cs recordó a su homólogo de Vox que en su intervención había aludido a la existencia de un informe de Intervención «que dice que este servicio se debe suspender”, a pesar del cual habían mantenido su abstención. Y a la concejal popular le recordó: “Dice usted que se ha producido un error, pero usted ya lleva muchos errores en lo que va de legislatura y son errores importantes. Dos años sin contrato no se justifican con el Covid, usted es la responsable de poner los medios para que esto salga adelante”. Y en relación a los informes sin los cuales el gobierno municipal no toma decisiones, les aclaró: “Tenemos al interventor y a la secretaria general, personas que están absolutamente cualificadas en sus diferentes servicios y en el área jurídica para poder emitir esos informes y dar sus dictámenes”, por lo que se extrañó de que no se los pidieran a ellos.

Marina Pont con el alcalde y la líder de Nuevas Generaciones Madrid, Ana Isabel Pérez Baos, que ha perdido la confianza de Isabel Ayuso: este viernes anuncia el Congreso donde procederá a su «renovación»

Por su parte, Socorro Montes de Oca, concejal socialista, comenzó así: “esto es una muestra más de la incapacidad del Equipo de Gobierno que viene demostrando durante los más de 3 años que llevan gobernando. Ya pasó con el contrato de basuras y limpieza, mantenimiento, adjudicación de espacios deportivos a los clubes y escuelas municipales… Y así un sinfín de contratos”. Para añadir: “Se han excusado echándole la culpa a los técnicos y la responsabilidad no es de ellos: la responsabilidad es política, es de ustedes”. E incluso añadió un dato desconocido hasta el momento: “Esa empresa tenía que pagar un canon por las máquinas, unos 165.000 € al año«, por lo que planteó su duda sobre si se estaba realizando, así como su destino. Para finalizar, aseguró: “nunca estuvimos de acuerdo con la zona azul, tan solo en la zona de Virgen de Iciar. Estas zonas crean frontera, la gente tiende a aparcar fuera de la zona azul y colapsa las zonas residenciales donde los vecinos no tienen donde dejar sus coches”.

Majadahonda Magazin