La librería Altazor de MJD presenta “El Rostro Oculto” de Manel Barriere

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
2015-03-20 19.33.39
Manel Barriere y Adriana Hoyos

La librería Altazor de Majadahonda fue escenario de la presentación del libro de poemas de Manel BarriereEl Rostro Oculto”. Lo introdujo la escritora Adriana Hoyos, que comenzó su intervención sobre el libro con las siguientes palabras: “Podríamos decir que el poemario de Manel Barrierre Figueroa recoge una serie de impresiones sobre los primeros meses de gestación de su hijo. Escribe casi como si de un diario se tratase, en tono sencillo y directo, apuntando a una visión autobiográfica. Pero esto debemos matizarlo, puesto que en toda literatura o proceso de escritura hay ficcionalidad”.

IMG-20150320-WA0005“Desde el momento en que debemos tomar distancia de aquello que hemos vivido y nos situamos en la labor de plasmarlo, en ese instante ya estamos configurando una nueva realidad: la memoria, que al fin y al cabo es una desconfiguración o una distorsión de lo sucedido. A su vez también el lector hará su reescritura y reconfiguración. Aportará su mirada, llevando en ella toda su carga cultural o emotiva”, señaló Adriana Hoyos.

2015-03-20 19.34.11Y añadió: “Cuando escribimos tenemos la posibilidad de crearnos un yo diferente. Escribir es enfrentarnos al arte del lenguaje para conmover, para construir, para crear. Escribir poesía es eliminar lo superfluo para llegar a lo esencial”. Y parafraseando al poeta Pere Gimferrer señaló: “La poesía es la literatura más pura que existe. Me gusta como lector y me gusta escribirla porque es, de las formas posibles de literatura, la única que no tiene la coartada de que parezca que trata de otra cosa que de la literatura misma, es decir, no tiene un argumento”.

2015-03-20 19.34.03La escritora mencionó también unos versos de Vicente Huidobro a propósito del poema y de la librería donde se presentó:

“Que el verso sea como una llave
Que abra mil puertas.
Una hoja cae; algo pasa volando;
Cuanto miren los ojos creado sea,
Y el alma del oyente quede temblando.”

 

2015-03-20 19.33.42“El poeta es ese hombre que no se conforma con este lado de las cosas y abre otras puertas, tiene el don de crear y conmover. Así, Barriere Figueroa decide acceder y abrirse al mundo con la mejor herramienta de la que dispone: la palabra. Trasciende el discurso y participa de la creación. No asiste mudo al evento del nacimiento de su hijo, sino que forma parte de ese acto mágico y único, que le impresiona y fascina de tal forma, que convoca y da vida de manera conjunta. Reconocemos entonces la palabra como creadora, dadora de vida. “En principio fue el verbo y el verbo se hizo carne”, agregó.

2015-03-20 19.33.16“El autor nos da algunas de las claves temáticas en la dedicatoria y epígrafe del libro, dedicado por un lado a Tania, su amiga fallecida: Querida Tani, /tu vida es semilla/ que sigue floreciendo. Y por otra parte a su hijo, con una cita esperanzadora y contundente de Walter Benjamin “Lo en verdad revolucionario es la señal secreta de los venidero que se expresa en el gesto de la infancia”.

2015-03-20 19.33.05“A medida que profundizamos en el libro se nos revela su honda inquietud por la muerte. Vida y muerte temática fundamental del libro, coexisten, no son cosas separadas. Plenitud y falta, dos caras de la misma moneda”.

“Matar el tiempo mientras espero el viaje,

el de verdad”

El viaje no termina.

El viaje no tiene fin

y me someto a las palabras.

2015-03-20 19.32.39“En “El rostro oculto” observo lo que podríamos llamar un viaje a la inversa, partimos del final, la muerte para acabar en el nacimiento. En la primera parte del libro, la muerte ocupa un lugar predominante:

Los fantasmas me observan

E intentan ayudarme.

Es el reflejo inverso

De una ficción. Nadie

Puede ayudarme. Nadie vive.

Nadie es nadie.

… La conciencia de la muerte

Es un imposible. Imposible

Descifrar el no ser, el no existir.

Por eso inventamos los dioses

Los paraísos,

Las trasmigraciones,

El eterno retorno

A través de los colores

el universo

se vislumbra.

El humo de los cuerpos

Incinerados

Invade el espacio intermedio…

2015-03-20 19.32.26“A medida que penetramos en su escritura se nos desvela ese rostro de la primera parte, como el rostro de la muerte, que no es otro que el nuestro propio. Viajamos desde la muerte al nacimiento. El ser implica el no ser y viceversa”.

Nacer es el infinito y es la nada,

Es el recuerdo sepultado

Que nos convierte en viajero

Errante.

2015-03-20 19.32.21Y Adriana Hoyos prosigue: “En tono vehemente y casi alucinado, Barriere Figueroa escribe a manera de diálogo con su hijo:

Vivir a través de la carne, a través

De la locura.

… me pregunto que será de ti,

de mi ante ti

… Quisiera empezar por el final,

que a la muerte le siguiera la vida.

2015-03-20 19.32.11Promesa y misterio al mismo tiempo, estos versos podrían definir la segunda parte del libro titulada “Oculto”. La promesa del nacimiento y el misterio de la vida. La muerte que desemboca en nacimiento. Las transformaciones que sufrirá la amada de pronto convertida en madre. Frente a una mirada expectante y de asombro, la del autor o la del padre que cuenta en unidades de tiempo infinitas, casi eternas, el momento ansiado y esperado, el momento del nacimiento del hijo. Es entonces también la hora del cuerpo o rostro revelado. Nunca mejor dicho, puesto que es dado a luz”.

“Y volvemos o mejor continuamos con el lenguaje como parte de la acción, del gesto que crea. El lenguaje que al nombrar funda e instaura. El lenguaje que insufla, como el soplo, la vida. Como la respiración misma, tiene su viaje de ida y vuelta: Inspirar y Expirar. El lenguaje o la reflexión sobre el acto de escribir recorren todo el poemario”.

De dentro hacia afuera y de afuera hacia dentro…

A veces usamos las palabras para expresarnos, para lanzarnos al mundo.

Otras el mundo penetra en nosotros, nos fecunda a través de las palabras.

En la última parte del libro, “El sentido de la derrota“, el autor rescata el poder de la palabra y sobre todo la necesidad de la acción como medio para salvar la existencia:

Si algo tengo para ti son palabras

El acto es la vida, hijo mío,

Aún el acto derrotado.

Para finalizar la obra asistimos a unos versos duros y por que no, con un dejo de desasosiego, que nos confrontan con la realidad:

Esa primera derrota de la que fui

testigo es el acto de nacer.

Los cuales, traen a la memoria una cita de Emile Cioran: “… El miedo a la muerte no es sino la proyección hacia el futuro de otro miedo que se remonta a nuestro primer momento”.

Librería Altazor, Majadahonda 20 de marzo de 2015 , Eclipse parcial de Sol.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.