Majadahonda conmemora el centenario de Blas de Otero con una exposición sobre su vida y obra

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

blasdeoteroLa Casa de la Cultura de Majadahonda acoge una exposición bio-biliográfica del poeta Blas de Otero en conmemoración del centenario de su nacimiento. Blas de Otero fue uno de los vecinos más ilustres de la ciudad, donde vivió hasta el fin de sus días, y al que se homenajea anualmente con la realización de los premios de poesía que llevan su nombre. La inauguración de la exposición tiene lugar este martes día 5 de abril a las 19:00 horas en el hall de la Casa de la Cultura. A partir de ese momento, se puede visitar de forma gratuita hasta el próximo 30 de abril. El tema de la misma es la obra y la vida de Blas de Otero, que se recoge a través de diversos paneles informativos en los que el visitante puede consultar los datos biográficos y otras curiosidades. A continuación reproducimos la nota de prensa del Consistorio:

blasdeoteroBlas de Otero, Bilbao, 1916 – Majadahonda, 1979. Es uno de los más grandes poetas españoles del siglo XX. Desde una preocupación existencial –fieramente humana– buscó respuesta a temas que le desasosegaban entonces y que nos desasosiegan aún hoy, pues son universales: el hombre y su destino, la paz y la justicia, la solidaridad entre los pueblos y sus gentes, y el enigma de España como patria y como lengua. Majadahonda le siente como uno de sus vecinos más ilustres y la Concejalía de Educación, Cultura y Juventud lo proclama orgullosa cada año al conceder el importante premio literario que lleva su nombre. La exposición constará de diversos paneles informativos sobre la vida y la obra de este gran poeta”, detalla el comunicado del Ayuntamiento.

Hora: 19:00 h.
Lugar: Hall de entrada de la Casa de la Cultura.
Exposición abierta: hasta el 30/6/2016.

Poemas de Blas de Otero

En el principio
Si he perdido la vida, el tiempo, todo
lo que tiré, como un anillo, al agua,
si he perdido la voz en la maleza,
me queda la palabra.
Si he sufrido la sed, el hambre, todo
lo que era mío y resultó ser nada,
si he segado las sombras en silencio,
me queda la palabra.
Si abrí los labios para ver el rostro
puro y terrible de mi patria,
si abrí los labios hasta desgarrármelos,
me queda la palabra.

Paco Ibáñez / Me queda la palabra / Blas de Otero

Un relámpago apenas
Besas como si fuese a comerme.
Besas besos de mar, a dentelladas.
Las manos en mis sienes y abismadas
nuestras miradas. Yo, sin lucha, inerme,
me declaro vendido, sin vencerme
es ver en ti mis manos maniatadas.
Besas besos de Dios. A bocanadas
bebes mi vida. Sorbes, sin dolerme,
tiras de mi raíz, subes mi muerte
a flor de labio, Y luego, mimadora,
la brisas y las rozas con tu beso.
Oh Dios, oh Dios, si para verte
bastará un beso, un beso que se llora
después, porque ¡oh, por qué! no basta eso.

Descargue más poemas de Blas de Otero

Deja un comentario

Su correo no será publicado.