El escaño 13 del PP en Madrid “baila” en Majadahonda, según las encuestas

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

IMG-20160607-WA0011La gran duda y pieza clave de las próximas elecciones generales, en lo que se refiere a Madrid, es la paternidad del último de los 36 diputados que aquí se eligen desde 2011. Ese escaño, que por tradición se decanta de un lado o de otro por un puñado de votos, es lo único que variará con respecto del 20D en una región en la que el centro-derecha lleva ganando con autoridad varias décadas. El Partido Popular, que a nivel nacional lleva ‘plomo en las alas’, sigue controlando Madrid con cierta holgura. A excepción de la capital, su músculo en la región apenas ha menguado pese a los recurrentes escándalos de corrupción. Y arranca la campaña como vencedor en las encuestas publicadas en las últimas semanas. En todas ellas mantiene sus 13 diputados logrados el 20D, salvo en la realizada por el CIS, que le atribuye un descenso mínimo de un escaño. Un pequeño traspié que depende de una bolsa de votos y que los populares confían afianzar en sus fortines de Majadahonda, Las Rozas y Pozuelo”. Asier Martiarena, corresponsal político de La Vanguardia, ha dibujado el siguiente análisis sobre el 26-J. Y su “quiniela” pasa por Majadahonda. Al parecer, la presidenta madrileña lo sabe y de ahí su reciente visita: “La presidencia regional -en manos de Cristina Cifuentes, y su pelea administrativa con la alcaldesa de la capital, –Manuela Carmena– ha permitido a Mariano Rajoy abonar el terreno a lo largo de la última y fallida legislatura. En Madrid la precampaña empezó el mismo día en que la alianza Podemos-PSOE arrebató al PP de Esperanza Aguirre la preciada Alcaldía que los populares venían monopolizando desde 1991. Así que la contraposición de modelo administrativo será el epicentro de la campaña del PP en la región”, señala el periodista.

eleccionesPor su parte, “la nueva política surgida al calor del malestar generacional mantiene su buen estado de salud en Madrid. Podemos e Izquierda Unida confían en que su alianza de cara al 20D convierta los 10 diputados logrados por separado -8 y 2, respectivamente- en una ‘suma perfecta’ que dé un 11 como resultado final. Sólo los caprichos de la Ley d’Hont permiten estas ‘irregularidades matemáticas’. Según el último sondeo del CIS, la suma de fuerzas coloca a la coalición de izquierdas en la mejor posición para alzarse con el último parlamentario en una circunscripción en las este que se asignó por pocos votos el pasado 20 de diciembre. Pablo Iglesias y Alberto Garzón pelearán por captar nuevos votantes en una campaña en la que pisarán más los platós de televisión que las calles de Madrid y en la que tendrán que modular el mensaje plurinacional que venderán en Cataluña, Valencia y Baleares. Lo paradójico es que, a excepción de los actos en los que coincidan, Unidos Podemos será una marca que “no operará en campaña” tratando de afianzar los votantes convencidos con las siglas originales”, añade Asier Martiarena en su análisis.

CkxJ1yMWgAEfi8bA su vez, Ciudadanos “mantiene su tercer puesto, pero también ve aumentada su perspectiva electoral de arrebatarle un escaño al PP para llegar a los ocho diputados (en los anteriores comicios tuvo siete). Su pacto de legislatura para el Gobierno de Madrid le ha permitido lograr a nivel regional un peso político del que no goza en la capital. Aunque en las últimas horas su discurso y proyecto político han quedado en un segundo plano por el ataque sufrido en Vallecas por varios de sus militantes y al que Rivera ha vinculado, sin pruebas, a Podemos. “Les pido a los señores de Podemos que condenen la violencia también de los suyos, que la condenen públicamente”, ha señalado Albert Rivera”, indica el periodista.

13346673_10157088866125457_7653659670705452893_nEn cuarta, y última posición entre los partidos que obtendrán representación parlamentaria, aparece el PSOE: “Su hundimiento del 20D en Madrid parece más una tendencia que un accidente. Todas las encuestas manejadas hasta la fecha por el conjunto de partidos les auguran apenas seis escaños en una federación donde las familias socialistas andan enfrentadas por el excesivo control impuesto por el propio secretario general, Pedro Sánchez. Las purgas de Tomás Gómez, primero, y de Antonio Miguel Carmona, después, y la inclusión de fichajes externos arrinconando a históricos como Eduardo Madina no han ayudado a que Madrid nutra al PSOE del potencial necesario para mantener la segunda posición a nivel nacional. Cómo lo verán en Ferraz, que Pedro Sánchez se va a volcar en Madrid donde celebrará hasta seis grandes actos frente a las dos que realizará en Catalunya y Andalucía. El líder socialista no se puede permitir un nuevo revolcón en Madrid. No sólo por ser la Comunidad que más escaños aporta al Congreso de los Diputados, sino por ser la lista que encabeza el propio Pedro Sánchez. Si a nivel nacional Podemos consuma el ‘sorpasso’, un mal resultado socialista en Madrid podría activar la maquinaria interna del PSOE para relevar a su líder. Están en juego mucho más que seis escaños”, concluye.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.