“Fui Guardia en el Palacio Real y estuve a las órdenes del teniente Primo de Rivera (Memorias de un soldado de Majadahonda, 1928)

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

CRESCENCIO BUSTILLO. Más o menos hemos enumerado los equipos del caballo y del jinete, en este caso el soldado o húsar. Podría también enumerar la composición ósea del caballo, con todas y cada una vértebras del armazón de que lo componen, pero considero de poco interés reflejarlo aquí, por no ser técnicos en materia biológica. Así que pasaremos adelante para decir que empezó la vida rutinaria (en definitiva eso es la vida del cuartel), una rutina de la que hay que saber aprovecharse cada día para no dejarse llevar por la inercia.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.