El Juzgado nº 7 de Majadahonda investiga el fraude fiscal del cirujano Frade

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

fradeMaría e Ignacio Frade mantuvieron una relación entre 2003 y 2008, fruto de la cual nacieron dos hijos que hoy tienen 12 y 11 años. En enero de 2008 se separaron, aunque siguieron trabajando en la misma clínica estética de la calle Orense. Dos meses después, tuvieron una discusión y ella lo denunció por tirarle del pelo, agredirla y arrastrarla por el suelo. Un juzgado le concedió una orden de protección y repartió los días de trabajo para que no coincidieran en el centro”. Cruz Morcillo, del diario ABC, cuenta la truculenta historia de este cirujano al que investiga un juzgado de Majadahonda y que asegura que sicarios de su ex mujer le pegaron una paliza: “Cásper y la narcopija Cameno, personajes en el culebrón del cirujano asaltado. Ignacio Frade operaba a las prostitutas que le enviaba el butronero y su ex mujer lo depilaba”, titula en una información donde emergen imputaciones de corrupción fiscal. “La pareja ha seguido cruzándose denuncias, mientras cada uno rehacía su vida, hasta que hace dos años María se queda en paro y presenta una demanda para que el juzgado revise la pensión de sus hijos. «Yo sé que él gana unos 400.000 euros al año, pero no los declara», afirma la ex mujer. Y a través del Juzgado número 7 de Majadahonda se oficia para que todas las clínicas en las que él opera o ha operado aporten sus libros de quirófano. «Ha habido pequeños incendios en clínicas en las que él ha practicado intervenciones. Es muy sospechoso. Su ex mujer asegura que han sido provocados para ocultar los libros de quirófano que le han reclamado a través del juzgado», confirman fuentes de la investigación. Algunas han roto relaciones con el médico, pero en otras sigue trabajando con normalidad, como refleja la documentación que ha ido llegando, caso de la clínica Fuensanta. Llama la atención el elevado número de extranjeros que son pacientes suyos”. Esta es la historia:

frade“En 2009 un juez lo condenó a él por un delito de lesiones y otro de coacciones en el ámbito familiar y le prohibió acercarse a ella a 500 metros, así como mantener comunicación. Tres años después, la Audiencia de Madrid lo absolvió y consideró que su expareja podía haberse lesionado en un forcejeo entre ambos, que pretendían apoderarse de los papeles de un maletín. En paralelo comienza una guerra económica. Pese a que María sabe la cantidad de operaciones que realiza su ex -hasta en cuatro clínicas a la vez- y el nivel de vida que tienen (viven en la misma urbanización de lujo de Pozuelo que el expresidente Aznar), él intenta pagar una pensión a sus hijos de solo 150 euros a cada uno. «Dijo que era insolvente», explica ella. Finalmente, el Juzgado de Primera Instancia le impone 1.400 euros mensuales para sus dos hijos, después de presentar como únicos ingresos una nómina de 2.341 euros como forense en los juzgados de Alcobendas”.

 

frade3En mitad de esa demanda, su exmujer denuncia que en septiembre del año pasado dejó de pagar la pensión de alimentos, y sigue aportando pruebas de que Frade trata de ocultar su dinero. «En enero de este año contrató una caja fuerte en su banco, justo cuando se le empezaron a requerir papeles». Antes, María había acudido a Hacienda porque sostiene que su expareja defrauda al fisco e incluso que cuenta con la ayuda de alguien. «En agosto estaba de vacaciones en Cuba cuando le avisaron de que lo estaba investigando la Agencia Tributaria, y regresó de inmediato».

Reportaje completo de ABC:

Deja un comentario

Su correo no será publicado.