La despedida de los concejales de Majadahonda y sus emotivos discursos

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

J. FEDERICO MTNEZ. Los concejales del Ayuntamiento de Majadahonda se despidieron este miércoles 12 de junio de la legislatura 2015-19 y lo hicieron con emotivos discursos. El alcalde saliente, Narciso de Foxá, lo hizo con uno en el que reconoció que “de pequeño me enseñaron a no expresar mis emociones en público” por lo que dijo que solo estaba “casi emocionado”. En un rasgo de humor, citó a la folclórica Lola Flores para decir su célebre frase: “¡Si me queréis, irse!” y con ella señaló que “me he ido antes de que otros me lo digan porque hay que saber llegar y saber irse”. Apeló a la soledad del poder de quienes “tienen que tomar las últimas decisiones y pagar las nóminas” y admitió que en esta legislatura se ha llevado “alegrías y frustraciones” pero que al final “he hecho las maletas” tras gobernar “sin mayoría absoluta, cosa que nunca me había sucedido”. Agradeció los elogios que le brindaron algunos concejales de Gobierno y Oposición pero los relativizó: “cuando te mueres o cesas, todo son alabanzas, porque al enemigo (que huye), puente de plata”.

Foxá recordó que sigue siendo presidente del PP. Riquelme no se despidió.
Mariene no habló. Ana Elliot no dio puntada sin hilo

Ana Elliot (Cs) dio las gracias a los concejales de su grupo “y especialmente a los que siguen” y sobre los que se van señaló que “los conozco y seguirán metidos en política, los veremos y volverán”. A Narciso le recordó que habían tenido “diferencias” pero le concedió que “siempre nos trató con respeto y me llevo muy buen recuerdo suyo”. Silvia Rey (Cs) citó a “mi compañero Willy” por haberlo conocido hace 4 años y a Alfonso Reina (que no habló) por su “experiencia”, reconoció que entró sin apenas saber nada de política municipal y en un discurso sin papeles y muy emotivo le recordó a Ana Elliot que “ambas hemos sufrido mucho” por la “presión”, apuntando además que “Narciso ha sido un buen alcalde”. Antonio Rodríguez “Willy” citó a “mi compañero y amigo David Ayuso“, que no quiso hablar, al igual que su pareja, Mariene Moreno, recordando sus inicios en “aquel partido de ideología catalana que venía de Barcelona” y afirmó: “No me voy a despedir, sobre todo por fastidiar a algunos y tampoco voy a recordar a los malos, como ha dicho Juancho Santana (IU)”. Y a él y Mercedes Pedreira (centrista) les dijo como elogio y con humor que eran “males necesarios”.

Rodríguez coincidió con Santana: no quiso recordar los “malos” momentos

Entre los socialistas, la más emocionada fue Socorro Montes de Oca, que es la única que sigue, con un discurso entrecortado por el sentimiento. Elisa Piñana dijo que había sido ella quien se había ido “porque no me sentía útil”, reconoció que “soy del municipio de al lado, de Boadilla” y defendió que daba igual “ser de un pueblecito o de otro” porque lo importante era saber la vida del pueblo al que representaba. Reconoció que había cometido “errores” que ella creía que “no eran tales” sobre todo “cuando se sale de los ámbitos (municipales) y se pierden un poco las formas y los comportamientos”. Por último Luis Ventura también hizo un discurso muy natural donde confesó que le había tocado el “penoso deber de sustituir a un compañero, algo que no me gustaría hacer nunca”, en alusión a Zacarías Martínez Maíllo. Y con gracia y desenfado dijo que “no tengo mas carrera que la de haber corrido delante de los grises”, reivindicando lo contrario de Piñana: “soy majariego desde hace 60 años”.

“Pato” Mackey hizo el discurso más autocrítico

En Somos el primero en hablar fue Patricio Mackey, que apeló a “cuidarnos más entre nosotros y no hacernos daño gratuitamente” porque luego “repercute en lo que hacemos”. Con un discurso autocrítico, dijo que se iba con mucha experiencia pero citó “a un famoso boxeador que afirmó que la experiencia era un peine que te dan cuando ya estás calvo”, admitiendo que ahora “muchas cosas las haría distintas”. Irene Salcedo también recordó “muchas lágrimas y frustraciones”, alabó al primer portavoz, Albert Moreno, y reconoció que entró en el Ayuntamiento con “muchos prejuicios y con las relaciones muy marcadas” por ellos. Elogió por ello a Narciso porque “me ha sorprendido” y pidió comprensión por hacer política “en un lugar donde la tendencia política es contraria a la tuya, eso es complicado”, renegando con humor a la apelación del “Ejército de Pancho Villa” con que el alcalde saliente les obsequiaba. Y agradeció a los concejales del PP que le atendieran un sábado por la tarde cuando “Irene en su locura” les alertaba de fallos como que “el arenero del parque estaba vacío”. Por último Sonia Ortiga se quejó: “Mucha gente no nos conoce porque no salimos en la tele” y reivindicó “el cumplimiento de las mociones” de los plenos.

Juancho Santana esbozó un catálogo de reproches y autocríticas

Juancho Santana hizo un largo discurso en el que afirmó que “a la política no vine para hacer amigos aunque me llevo muchos de ellos” y no ocultó que “las malas decisiones” habían llevado a que “los 3.000 votos” de IU, Podemos y Somos no hayan logrado representación municipal. También hizo reproches “a quien me ha mandado a Cuba pero nunca ha pagado el billete” tras 12 años en el consistorio “que se dice pronto”. Con humor dijo que había perdido mucho pelo “aunque a otros les ha afectado más”: “Soy vecino de Majadahonda y majariego”, añadió. Y dijo que había vivido “situaciones malas, presiones, incluso amenazas, gente aprovechada, mentiras, calumnias, puñaladas, frustraciones y derrotas, pero me las guardo para mí porque me han ayudado a crecer y en mi despedida las cosas malas no van a ser las protagonistas”.

Pedreira recordó sus denuncias de corrupción

Por último la centrista Mercedes Pedreira dio por concluido su mandato: “Han sido 20 años y es un final de etapa”, recordando los escándalos que le había tocado denunciar: “La Gurtel fue un tema muy gordo en el Ayuntamiento, pero también Hispánica, Valoriza, el campo de Golf, Monte del Pilar, Príncipe de Asturias y la Oferta de Empleo Público”. Pedreira protestó airada aunque con desenfado cuando el concejal del PP, Gustavo Severien, defendió la gestión de Laura Nistal en Comunicación y recibió la respuesta del alcalde en su discurso con el mismo tono desenfadado: “No sé si le cogeré el teléfono a partir de ahora pero si es verdad que usted y yo éramos los que llevábamos más años”.

Del Grupo Popular solo hablaron 4 concejales

Por último en el Grupo Popular hablaron también Africa Sánchez (Transportes), Manuel Elvira (Deportes) y Fátima Núñez (Seguridad). Africa Sánchez aludió a su experiencia anterior en otra ciudad madrileña, aseguró que “no hay necesidad de vivir en el municipio” donde se elige al concejal “y ahora me voy a otro municipio”, en un discurso que fue sobre todo educado. Elvira no ocultó que “soy afiliado al PP desde los 18 años”, valoró la labor de la concejala Victoria Palacios y pidió excusas a la socialista Socorro Montesdeoca por haberla bautizado como “inexacta”. Dijo que su criterio no siempre coincidió con el del alcalde, aunque éste nunca le quitó su apoyo, cosa que agradeció. Fátima Núñez fue la única que agradeció “a los medios de comunicación el cariño y a veces no cariño que nos han dado” y valoró también el respaldo permanente de Narciso. Muchas fueron las alusiones al futuro alcalde, José Luis Ustarroz (PP), que será elegido este sábado, pero él no quiso tomar la palabra. Y es que los protagonistas este 15 de junio ya serán mayoritariamente otros, pues se renuevan 21 de los 28 concejales (25 titulares y 3 suplentes contando también a Manu Ortiz (PP), que no fue aludido) que han ejercido esta legislatura 2015-19, por lo que solo permanecen 7, un 25%.

Una respuesta para "La despedida de los concejales de Majadahonda y sus emotivos discursos"

  1. Avatar
    Fernando Cristellys   14 junio, 2019 at 8:21 pm

    A currar!!!

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.