La majariega Lucía Nuño expone “la casa del futuro” con el diseñador Luca Nichetto

Suscríbete gratis a nuestras noticias

iedPAULA GARCÍA. “La experiencia ha sido muy gratificante y motivadora, porque al trabajar al lado de ellos te sientes a su nivel, es lo más cerca que he estado nunca de ser una profesional como ellos”. La estudiante majariega Lucía Nuño junto a varios de sus compañeros inauguraron este jueves su primera exposición: se trata de un diseño de interiores en colaboración con el conocido diseñador Luca Nichetto. Lucía Nuño, que estudia diseño de interiores en el Instituto Europeo de Diseño (IED) de Madrid, colabora por primera vez en un proyecto llamado IED Flat, el piso que responde a las necesidades actuales y en esta entrevista con MJD Magazin explica como está siendo su aprendizaje profesional.

Lucía
Lucía Nuño

IED Flat, es un proyecto que están llevando a cabo los alumnos de 3º de Diseño de Producto y 2º de Diseño de Interiores de la escuela del Instituto Europeo de Diseño (IED), junto al reconocido estudio Mecedorama, y cuyas bases se han fijado en un taller con el prestigioso diseñador Luca Nichetto. Finalizará con una exposición donde a partir del 28 de mayo donde se mostrará cómo debe ser el piso del siglo XXI, compuesto con únicamente 13 objetos de mobiliario que responden a las necesidades reales de la actualidad.” señala IED.

Luca Nichetto y los alumnos de IED Flat
Luca Nichetto y los alumnos de IED Flat

“La tendencia actual de las viviendas ha dejado de lado la casa grande para decantarse por ciudades con pisos de pequeñas dimensiones, debido en parte a la gran cantidad de personas que coexiste en la urbe, y a las necesidades actuales de nuestro día a día, en la que la funcionalidad se hace indispensable. Todo esto hace que el concepto de la vivienda esté cambiando, abriendo paso a la tendencia Micro House, Tiny House o micro casas, en las que la creatividad, funcionalidad y respuesta a las necesidades reales del momento actual se alzan como prioritarias. Se trata pues de dotar a los espacios pequeños de funcionalidad para optimizar nuestro espacio y por tanto nuestra vida.”, afirma la escuela IED Madrid

Alumno de IED trabajando el proyecto  IED Flat“Al detectar estas nuevas necesidades y este cambio de tendencia, desde la escuela de Design del IED Madrid se pensó en llevar a cabo un proyecto de investigación y fabricación de cómo tiene que ser el piso de la actualidad para responder a nuestras necesidades. Así ha surgido IED Flat, en colaboración con el prestigioso diseñador de producto Luca Nichetto, que sentó las bases para comenzar el proyecto, y el fresco y reconocido estudio de diseño de Mecedoras, Mecedorama” concluye la universidad madrileña.

Lucía Nuño responde a algunas preguntas acerca de este interesante proyecto:

¿Cómo ha sido esta colaboración como experiencia personal?

–Muy interesante porque ha sido lo más parecido a un proyecto real, la mayoría de los trabajos de clase son proyectos de laboratorio pero este se ha llevado a cabo.

¿Qué ha supuesto trabajar con profesionales como Luca Nichetto?

–Una labor muy gratificante y motivadora, porque al trabajar al lado de ellos te sientes a su nivel, es lo más cerca que he estado nunca de ser una profesional como ellos.

María Mallo de Mecedorama, trabajando con los alumnos de IED Flat
María Mallo de Mecedorama, trabajando con los alumnos de IED Flat

¿Qué es lo que más te ha gustado y lo que menos?

–Lo que más da satisfacción es verlo todo terminado y comprobar que lo has hecho tú. Lo que más me disgusta es que muchas veces te haces una idea de como quieres que sea algo pero al final no puede ser y tienes que adaptarte a la nueva idea según tus posibilidades. Y eso es un poco frustrante.

¿Cómo ves las salidas en España para el sector del diseño de interiores y en concreto para los jóvenes?

–Mal, porque creo que no tenemos las mismas oportunidades que los estudiantes de este campo en otros lugares. En los países nórdicos tienen muchas más posibilidades de triunfar porque ellos forman su vida en torno a una casa, ya que hace mucho frío en la calle. En este país no se tiene muy en cuenta el buen diseño de interiores, al final todo el mundo acaba en Ikea por la crisis que hay, no existe esa cultura de querer invertir en buenos diseñadores y buenos muebles, aunque sean algo más caros.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.