Majadahonda registra cerca de 400 nacimientos de fauna salvaje en la temporada de cría de 2015

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
pollueloave
Uno de los polluelos nacidos en el centro de cría de GREFA en Majadahonda.

JORGE RUBIO. Majadahonda es, gracias al Grupo de Rehabilitación de la Fauna Autóctona y su Hábitat (GREFA), una de las localidades punteras en la conservación de la fauna salvaje. En las instalaciones de esta agrupación situadas en el Monte del Pilar han nacido este año cerca de 400 ejemplares a lo largo de la temporada de cría correspondiente a 2015. Estos nacimientos pertenecen a especies que en su mayoría se encuentran en peligro de extinción o presentan algún tipo de amenaza a nivel estatal o regional como el águila de Bonelli, el buitre negro, el águila real, el cernícalo primilla y el galápago europeo. Muchos de estos animales criados en Majadahonda son posteriormente liberados dentro de los planes de repoblación correspondientes a cada especie.

primilla
Primilla de GREFA

El cernícalo primilla es la especie que más nacimientos ha registrado este año con unos 300 nuevos ejemplares. Esta rapaz es la más pequeña de los halcones de nuestra fauna y es una de las especies a las que más daño ha hecho la transformación del entorno rural al urbano. Otras especies mucho más amenazadas y que han podido sacar adelante en el Centro de Cría en Cautividad de GREFA son el águila de Bonelli y el buitre negro. Los ejemplares de ambas especies se reintroducirán en otras zonas de España, como ya ha ocurrido con algunos pertenecientes a la anterior temporada de cría y que ya sobrevuelan sus nuevos territorios.

galapagosPero no todo lo que ha nacido en las instalaciones de GREFA en Majadahonda son aves. Los galápagos europeos han registrado cerca de cincuenta nuevas crías. Estas se relevan a las que se liberaron hace unos meses en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares y que nacieron el año pasado. Este reptil es uno de las más amenazados de la fauna ibérica y se espera que gracias a estos nuevos nacimientos, más los que se produzcan en libertad, contribuyan a mejorar la situación de la especie y estabilicen sus poblaciones.

Ejemplar juvenil de águila imperial.
Ejemplar juvenil de águila imperial.

Para la próxima temporada de cría, los voluntarios de GREFA se han marcado el ambicioso objetivo de “lograr reproducir al águila imperial ibérica“. Una meta difícil, pero para la que ya cuentan con “una pareja de esta especie en peligro de extinción cedida por la Junta de Andalucía”. Una meta que esperan conseguir gracias al esfuerzo de todos aquellos que trabajan en las instalaciones de la agrupación situadas en Majadahonda para recuperar nuestra fauna.

Fuente

La noticia en Europa Press

Deja un comentario

Su correo no será publicado.