Rayo Majadahonda C arrolla al Aravaca (4-0)

Suscríbete gratis a nuestras noticias

CU_rTH7XAAEIwVlGONZALO VARELA (Fotografías). Nueva jornada de los tres juveniles del Rayo Majadahonda con resultados desiguales. El mejor de ellos lo obtuvo el C de Rafa Casado, que venció al Aravaca de José Alcalá, segundo clasificado, por un contundente 4-0, que lo coloca 5º. El A de Miguel Cerdán arrancó un punto en Pucela al Real Valladolid (1-1) en la división de honor, mientras que el B de Jony Alba perdía en casa también contra el Aravaca B (0-1) en un partido que no mereció el resultado del casillero por el buen juego desplegado en el campo.
IMG-20151130-WA0008Sin duda fue el Juvenil C quien mejor espectáculo ofreció a las gradas de la nueva Oliva. Ya en la primera parte iba 3-0 y rubricó la segunda con un cuarto, todos ellos de bella factura. Enfrente, un poderoso rival y dos estilos de juego muy diferentes: el de Rafa Casado de pase y toque, creando espacios con mucha movilidad de sus jugadores y con balones a esos mismos espacios que golpeaban una y otra vez la zaga rival. Los jugadores, además, muy habilidosos técnicamente y con un patrón de juego muy definido, parecido al del Segunda B. Fue un partido brillante donde el Aravaca no compareció debido a los goles tempraneros y en el que sus futbolistas se cansaron de correr tras el balón, aunque nunca se les pudo discutir la entrega que poseen todos los equipos que entrena el aravaquense Alcalá.

IMG-20151130-WA0009El Juvenil B de Jony Alba corrió peor suerte contra el Aravaca A. Dos estilos también muy diferentes y el del B muy parecido al de la filosofía del club, pero donde la fortuna no se alió con los majariegos. Un gol en el minuto 86 desvaneció la esperanzas locales, a pesar de que en el primer tiempo dominaron a sus rivales en juego, posesión y llegadas. En la segunda mitad se estiró el Aravaca y contragolpeó el Rayo Majadahonda, se veía que quien marcara el primer gol se llevaba el partido. Y como los dos equipos, con modos de jugar muy diferentes, no se conformaban con el empate, la incertidumbre se mantuvo hasta ese minuto 86. Jony Alba estará viviendo seguramente una de sus peores rachas deportivas (4 partidos seguidos perdidos) pero nadie acierta a explicarse qué le ocurre a un equipo que ha llegado a estar 3º porque la clasificación sigue siendo un espejismo: entre el Rayo Majadahonda (14º) y Zona Norte (3º) hay solo 7 puntos, lo que significa que dos partidos ganados o perdidos te elevan al cielo o bajan al infierno. En diciembre aún le quedan dos encuentros: viaja a Colmenar Viejo (8º) y recibe al Collado Villalba (17º), suficientes para acreditar la actual calidad de juego y del equipo al finalizar el campeonato de invierno.

IMG-20151130-WA0007

 

Suscríbete
Recibir aviso
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios