Rugby: Lucas Paulos debuta como titular en Argentina y agradece su formación al CR Majadahonda

Suscríbete gratis a nuestras noticias

MANU RAMOS. El jugador de rugby formado en el CR Majadahonda, Lucas Paulos, ha debutado como titular en la selección de Argentina. Y el periodista Matías Calomarde del prestigioso diario deportivo “Clarín” lo ha glosado así: “El último sábado se dio el gusto de ser titular por primera vez e hizo dupla con Guido Petti. “Estoy muy contento de haber jugado desde el inicio y que el entrenador confíe en uno cuando tiene otras opciones. Esa confianza es algo muy positivo”, señala, entusiasmado con su presente”. En esta entrevista, Lucas Paulos ha analizado las diferencias entre el rugby europeo y argentino: “El rugby español es mucho menos táctico y técnico. Allá es el típico juego de ‘agarrá la pelota y hacé lo que puedas’. Desde que empecé a jugar de chiquito hasta la sub 17, se jugaba de esa forma. No hay ningún tipo de estructura. Era uno que la mueva para adelante y vemos lo que pasa. En el rugby francés, en cambio, sí hay una estructura, hay un sistema de juego. Cada equipo tiene una forma de atacar y de defender pero el juego es mucho más cerrado, mas corto, mas de contacto, con más golpes y sin correr tanto. Acá en Argentina se juega en toda la cancha y sea cual sea tu puesto tenés que correr. Es mucho más físico en ese sentido, hay un desgaste enorme”.

En Europa aprendí a bancarme los golpes. Era chico y jugaba con gente mucho más grande y pesada que yo. Me golpeaba mucho pero me la bancaba igual. Ahora hay muchos jugadores más grandes y pesados pero mayormente soy yo el que choca con los demás -suelta unas carcajadas-. Y el periodista añade: “Lucas Paulos es diferente al resto de sus compañeros si de orígenes en el deporte se habla, ya que es el único que no se formó en el país”.

“Tiene 22 años y nació en Lomas de Zamora, pero poco tiempo después su familia se radicó en España. Allí comenzó a jugar al rugby, con un amigo que lo invitó a probarse en el Majadahonda, un modesto club de la tercera regional. “En mi familia nadie jugaba al rugby. Cuando empecé no sabía nada, tenía cinco años y a la pelota no la había visto en mi vida”, asegura entre risas. Allí jugó hasta los 16, cuando lo fueron a buscar del Mont de Marsan francés. “Mi familia me apoyó y me fui a probar. Me fue bien y me quedé casi tres años”, agrega. Y si bien jugó para los combinados juveniles de España, nunca lo llamaron para jugar en la selección mayor. Su sueño es el mismo que el de gran parte de los rugbiers argentinos: llegar a ser un Puma”.

“Y para Paulos, ese sueño golpeó a su puerta. Cuando estaba en la academia en Francia, un entrenador de los Pumitas lo contactó y lo invitó a participar de una concentración con el equipo juvenil. Le dijeron que si quería seguir en Pumitas, tenía que jugar en la Argentina. “A fines de 2016 decidí venir al pais. Vine sólo y mis padres se quedaron en Madrid con mis hermanos. Me mudé a la casa de mi tío y empecé a jugar en Olivos“, contó el 5 de Jaguares. A partir de ese momento, su carrera fue en alza. Jugó los Mundiales juveniles de 2017 y 2018 con los Pumitas. En 2019 debutó oficialmente con Jaguares ante Highlanders en Nueva Zelanda y jugó otro cinco partidos. También hizo la preparación con los Pumas para el Mundial de Japón, aunque quedó fuera de la lista definitiva”, concluye.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.