Taller Bohemia reivindica en Majadahonda “el fin de los presos políticos” con el FRAP, un “bukanero” e inmigrantes

Suscríbete gratis a nuestras noticias

JULIA BACHILLER. Las instalaciones de Taller Bohemia, situadas en el callejón del Gato 1 de Majadahonda, acogieron esta semana una de sus charlas y exposiciones más controvertidas: el lema fue la “Represión Totalitaria” y se realizó con motivo de la exposición “Presos políticos en la España contemporánea”, obra del artista Santiago Sierra, muestra que fue retirada en la última edición de la feria madrileña Arco tras una gruesa polémica nacional e internacional. La exhibición fotográfica estará expuesta en el local hasta el 24 de mayo pero el acto de inauguración contó con la presencia y testimonios de Pablo Mayoral de “La Comuna Presxs del Franquismo”, perteneciente a la entonces organización terrorista FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota), acusado de la muerte de un policía, y que militó en esta organización y posteriormente en el Partido Comunista de España, aunque aquí lo hizo en calidad de colaborador de la exposición de Santiago Sierra en Arco.

También estuvo Elena Ortega, miembro del colectivo “Madres contra la Represión” a raíz de lo sucedido con su hijo Alfonso Fernández Ortega, más conocido como “Alfon”, “Preso Político Número 1” en la obra de Santiago Sierra y que bajo su imagen pixelada se expresa lo siguiente: “Militante antifascista, miembro de la Peña Bukaneros. Condenado a 4 años de cárcel por tenencia de explosivos, la bolsa que supuestamente le incautaron mientras participaba en la huelga general del 14-N de 2012 no tenía sus huellas. Un año más de cárcel por resistencia a la autoridad. Actualmente está encarcelado bajo el régimen FIES en el centro penitenciario de Navalcarnero”. También participó Ernesto Maleno de la organización “Caminando Fronteras”, hijo de Helena Maleno Garzón, perteneciente a este colectivo que se define así: “El Colectivo Caminando Fronteras comienza a trabajar en Marruecos en 2002 con inmigrantes del África Subsahariana en tránsito hacia Europa, constituyéndose como colectivo social en el Estado Español en el año 2008”.

El acto comenzó con unas breves palabras de Jorge, propietario del local majariego, que tras agradecer la presencia a los asistentes y a la Comuna por proponer la realización del mismo, hizo mención a su próximo traslado a finales de este mes. Jorge anunció que su nueva ubicación será en la calle Oriente, en el mítico edificio de “La Casa del Pueblo”, además de rescatar lo que él mismo definió como “Edificio Histórico” que continuará destinado en parte a centro Cultural y Social para seguir albergando charlas, colectivos, arte, cultura y música. Seguidamente Ana, miembro de la Comuna y de la cual partió la propuesta del acto, presentó a los ponentes. La primera intervención fue a cargo de Pablo Mayoral, que realizó un recorrido histórico sobre lo que llamó “la represión del Franquismo y su propia vivencia”, cuando en el año 1975 se realizaron cuatro Consejos de Guerra lo que tuvo como resultado 11 condenas de muerte a resultas de las cuales él mismo resultó condenado a 30 años de prisión.

A continuación relató los hechos de la retirada de la exposición en Arco, “solicitada por el director del IFEMA ante la presencia del Rey Felipe el día de la inauguración” y como al día siguiente el propio responsable reconoció su “equivocación motivada en gran parte por la presión de los medios de comunicación de toda Europa y porque el rey había estado presente”. La muestra fotográfica, adquirida por un empresario audiovisual de ideología nacionalista catalana, estará expuesta en Lérida, Barcelona, Rentería, Tarragona y Ámsterdam, “donde un foro de derechos humanos ha decidido que este año la estrella sean Santiago Sierra y esta exposición por la libertad de los presos políticos”. Finalizó con una propuesta y un reto: “Poder sentar al Franquismo en el juzgado y luchar por la libertad de los presos políticos”.

Seguidamente Elena Ortega comenzó haciendo referencia a la exposición, la cual confesó que le emociona ver expuesta “y encima me han puesto a Alfon el número 1”. Ortega dio las gracias al artista Santiago Sierra y recomendó leer los textos bajo las fotografías. “No te dice nombres pero casualmente los lees y te cuentan los casos: ecologistas, anarquistas, marxistas leninistas, antifascistas e independentistas vascos y catalanes, gente toda del siglo XXI, presos políticos de este siglo. Es una evidencia que se quiere silenciar”, señaló. Seguidamente hizo referencia a una lucha que según ella se debe ganar: “el acercamiento y la libertad de los presos políticos”. Y denunció “la atención sanitaria adecuada” de la cual “se carece en las cárceles”. Por último, finalizó diciendo: “para mí ha sido un honor y un orgullo que Santiago Sierra haya dado este salto, porque las personas de ideología antifascista y anticapitalista somos las que luchamos por el bien común, por la justicia, por la igualdad y por la solidaridad”.

Para finalizar Ernesto Maleno planteó a través de su propia labor “la represión a la que se ven sometida los migrantes”. Y lo hizo así: “Desarrollamos un trabajo de apoyo a las comunidades migrantes, trabajamos con un enfoque feminista de género y de infancia”. Seguidamente rememoró el caso de su madre, acusada de tráfico ilegal de personas y de favorecer la inmigración ilegal. “Todo esto se basa en unos dosieres criminales que elabora la Policía Nacional y que son archivados por la Audiencia Nacional”. Concluyó señalando que todo ello estaba motivado por el auxilio que esta asociación realiza con los inmigrantes que se encuentran en la península y los que intentan cruzar el Estrecho de Gibraltar en pateras. Y el acto concluyó con la intervención de los asistentes, que se centró más en aportaciones a lo ya mencionado que en preguntas realizadas a los ponentes.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.