Peñas: “En Majadahonda no me tienen mucho cariño porque iba a ser alcalde accidental”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

El ex concejal de Majadahonda, José Luis Peñas, ocupa este miércoles todas las portadas de la prensa española, los noticiarios de radio y televisión y las redes sociales con la declaración que hizo este martes ante los jueces que investigan el “caso Gürtel”. La periodista Marisa Gallero de ABC y La Sexta y autora del libro “Bárcenas: La Caja Fuerte”, destaca de su confesión esta frase: “En Majadahonda no me tienen mucho cariño”. Por un informe que le señala como alcalde accidental”, desvela. Con respecto a esta ciudad, pieza que es ahora motivo de atención en esta parte del juicio, la prensa subraya diferentes enfoques, todos ellos recogidos en esta crónica. Y los partidos también: IU Majadahonda ‏se ha posicionado: “El ex concejal del PP Majadahonda “Peñas” declara en Gürtel. No lo consideramos para nada un héroe, pero ojalá arroje luz sobre el asunto”. MJD Magazin pone las bombillas sobre sus palabras en todo lo que afectan y aclaran el saqueo que sufrió el Ayuntamiento de esta ciudad:

(Antena 3): El ex concejal de Majadahonda José Luis Peñas ha asegurado antes de declarar ante el juez por el caso Gürtel que Mariano Rajoy conocía todas las actividades de la trama y “miró para otro lado”. Dice además que Francisco Correa “siempre pensaba que hacer negocios era hacer dinero de la forma que fuera” y asegura que el cabecilla de la trama “no entiende lo que es un cohecho o una malversación”. El exconcejal ha precisado que se siente “tranquilo” y “muy orgulloso” de haber denunciado las actividades de la trama dirigida por el empresario Francisco Correa y ha confiado en que quedará libre a pesar de que la Fiscalía pide para él seis años y cinco meses de prisión por apropiarse fondos procedentes de las arcas públicas de Majadahonda o por favorecer a las empresas de Correa con la adjudicación de contratos públicos.

(Cuatro): En otro momento de la declaración, la fiscal ha reproducido una de las grabaciones en la que se escuchaba a Correa y Peñas bromear sobre el supuesto ‘pelotazo’ de la ex mujer del empresario Carmen Rogríguez Quijano con la venta de un piso por más del doble del precio por el que lo había comprado. El exconcejal ha reconocido que hablaban de ella, pero ha apuntado que no sabe “cómo ni cuánto pagó” por la adquisición de esa vivienda en Majadahonda. Además, ha señalado que no cree que Rodríguez Quijano tuviera conocimiento de que la empresa Sundry Advice, propietaria del inmueble, pertenecía al ex alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega. Por otro lado, ha explicado ante el tribunal que la denominada ‘Caja Fija’ no es una cuenta extraordinaria del Ayuntamiento de Majadahonda, sino que es un “método de pago que se viene utilizando en todas las administraciones públicas” cuyo uso no es “aleatorio”. “Los colegios tienen su caja fija”, ha destacado.

Ha apuntado que todas las concejalías tienen una cuenta de este tipo disponible cuyo responsable era el concejal y que se utilizaba para pagar todos aquellos gastos “menores a 50.000 pesetas”. Según el escrito de acusación provisional la Fiscalía, Peñas incorporó a su patrimonio fondos procedentes de la ‘Caja Fija’, a través de las facturas falsas que emitieron Special Events o Boomerangdrive -empresas del entramado societario de Correa- por servicios supuestamente prestados al Ayuntamiento de Madajahonda. Sin embargo, el ex concejal ha remarcado que “no se hizo una ‘Caja Fija’ para contratar con el señor Correa” y, en este sentido, tampoco ha reconocido la entrega de dinero que aparece reflejada en la supuesta ‘contabilidad B’ del empresario por trabajos contratados con alguna de estas sociedades. Por último, Peñas ha subrayado que los denominados ‘anticipos de Caja Fija’ no hacen referencia a adelantos de dinero para trabajos no realizados: “Jamás se ha pagado nada que no estuviera hecho, ni en mi Concejalía, ni en ninguna que yo conociera”, ha defendido.

(La Vanguardia): Peñas, que grabó durante dos años a Correa -conversaciones que supusieron el arranque de la investigación a la trama corrupta-, ha explicado que conoció a Ortega en 1999, cuando era secretario de Organización del PP de Madrid, y éste le pidió que trabajara para él como concejal en Parla. Pese a su colaboración para desenmascarar a Correa, la Fiscalía cree que Peñas participó en la trama -en concreto le acusa de haberse quedado con 32.000 euros de la red corrupta, algo que él niega-, pero pide que se le aplique la atenuante de confesión en todos los delitos.Por ello, la pena que le pide Anticorrupción, seis años y cinco meses de cárcel, es sensiblemente menor a la de la mayor parte de los implicados en la red que se sientan con él en el banquillo.

(Marisa Gallero, ABC, La Sexta): Hasta cuatro funcionarios (de Policía) se sitúan ante el número 40 de la calle Serrano para vigilar a «diversos objetivos de la investigación». Son Correa y Peñas, que llegan a las 18:30 de la tarde a la sede de la organización. A las 20:47 abandonan la zona, caminando juntos por la calle Hermosilla en dirección al Paseo de la Castellana, entrando al interior del «Hotel Meliá Fénix». Correa camina airado, se ha gastado un pastizal en la campaña de Corporación Majadahonda, para conseguir un resultado ridículo. —¡Mi empresa se fue a la mierda! —grita sin contenerse. Va en su carácter—. Tiré para adelante por una creencia, por unos amigos. Yo estoy a vuestro lado y me tiré a la piscina. Nos tiramos los tres, Juanjo, tú y yo. Puse todos mis medios para machacar a Esperanza Aguirre y para machacar al PP cuando todos sabían que era yo el que estaba detrás. Yo facturaba 500 millones de pesetas cada año. ¿Dónde están esos quinientos? —En manos de otros, le responde Peñas.

(El País): Según la Fiscalía, Peñas se apropió de al menos 32.273 euros de una cuenta corriente del grupo Correa, denominada “Gabinete Majadahonda” y que se usaba para sufragar eventos del PP y actos de comunicación del alcalde de esa localidad, Guillermo Ortega. También se quedó supuestamente con otros 4.637 euros de la llamada “Caja Fija”, una cuenta del Ayuntamiento concebida para agilizar pagos de escasa cuantía. Entre los años 2002 y 2004, Peñas, junto a la exesposa de Correa, Carmen Rodríguez Quijano, incorporó a su patrimonio fondos de la Caja Fija utilizando a Special Events, Boomerangdrive y Down Town —mercantiles del entramado de Correa—. Estas sociedades emitieron facturas falsas de servicios supuestamente prestados al Ayuntamiento. El pago se hacía con dinero de la supuesta caja b de Correa y luego José Luis Izquierdo, el contable de la trama, lo anotaba en dicha contabilidad opaca. Asimismo, participó en el enriquecimiento de Correa, ya que, según explican las representantes del ministerio público, se benefició de más de 226.000 euros generando la facturación de trabajos a la primera cuenta.

(Colpisa, Mateo Balín): Se puede luchar contra la injusticia y la corrupción desde la posición de ciudadano”, ha añadido. Peñas declara ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, encargada de enjuiciar a los 37 acusados por la primera época de actividades de la red (1999-20015), siete años después de haber entregado a la Policía 80 horas de grabaciones de conversaciones mantenidas con el presunto ‘cabecilla’ de la red y otros responsables, que provocó el inicio de la investigación de la causa. Aunque en dicho escrito se recoge la posibilidad de aplicarle la atenuante de confesión, debido a su colaboración “esencial en la averiguación del delito y en el descubrimiento de sus responsables”, el exconcejal se enfrenta a penas de cárcel. Precisamente, Correa pidió durante su declaración al exconcejal que sea “honesto” y deje “al margen toda la historia personal” que tiene en su contra para que explique qué gestiones se llevaron a cabo en Majadahonda. Aseguró sentirse decepcionado con Peñas por abusar de su confianza y haberle grabado durante dos años, mientras le tenía acogido en su casa y su hija le llamaba por entonces “tío Pepe”.

De este modo, las fiscales Concepción Sabadell y Concepción Nicolás aseguran que Peñas se apropió de al menos 32.273 euros del fondo “Gabinete” y otros 4.637 euros procedentes de ‘Caja Fija’. Además, en abril de 2004 recibió del considerado ‘número dos’ de la red, Pablo Crespo, 27.015 euros, que posteriormente fue registrado por el presunto contable José Luis Izquierdo en la supuesta ‘contabilidad B’. Entre los años 2002 y 2004, Peñas, junto a la exmujer de Correa Carmen Rodríguez Quijano, incorporó a su patrimonio fondos procedentes de ‘Caja Fija’ utilizando a Special Events, Boomerangdrive y Down Town -sociedades del entramado societario del empresario- que emitieron facturas falsas de servicios supuestamente prestados al ayuntamiento dirigido por entonces por Guillermo Ortega, también juzgado. El pago se hacía con dinero de la supuesta ‘caja B’ de Correa y luego Izquierdo lo anotaba en dicha contabilidad opaca. Asimismo, participó en el enriquecimiento de Correa, ya que según explican las representante del Ministerio Público, se benefició de más de 226.000 euros generando la facturación de trabajos a la primera cuenta.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.