Esperanza Aguirre: “Willy Ortega, Peñas y Moreno tenían 3 millones de € de comisión” y por eso los “dimitió”

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha

“La ex presidenta madrileña aprovechó para volver a recurrir a la popular frase que ya pronunciara en reiteradas ocasiones: “Yo destapé la trama Gürtel sin saberlo”. Esperanza Aguirre declaró que ella supo de ese proceso en el despacho de Mariano Rajoy, el 20 de noviembre de 2004, ante una llamada del entonces tesorero nacional del PP, Álvaro Lapuerta“. Este es el relato que hace el diario El Mundo sobre lo ocurrido este jueves en la Audiencia Nacional en relación al “apartado Majadahonda”. Y las versiones de los medios de comunicación coinciden: es cierto que la ex presidenta madrileña forzó la dimisión de Guillermo Ortega por el “caso de las parcelas” de Majadahonda y desmontó junto con el actual alcalde Narciso de Foxá y 12 concejales majariegos “limpios” la trama delictiva de “Willy” Ortega con los ahora ex concejales “arrepentidos” Pepe Peñas y Juanjo Moreno, pero la presidenta debe dimitir porque no hizo lo mismo con sus vicepresidentes Ignacio González y Francisco Granados, uno detenido y otro encarcelado también por corrupción. “Ara.cat” resalta de su declaración que “ella está convencida de que tanto el ex alcalde de Majadahonda Guillermo Ortega como los dos ex concejales tenían pactada una comisión de Correa que, en el caso del alcalde, habría llegado a los 3 millones de euros”.

Cadena Cope: “Por otra parte ha relatado que, tal como explica en su libro sobre este asunto, a finales de 2004 le citaron en la sede central del PP donde tuvo una reunión con el actual presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el entonces tesorero del partido, Álvaro Lapuerta, que le dijo que no compartía unos concursos de ventas de parcelas públicas en las localidades madrileñas de Majadahonda y Arganda. Ha añadido que el entonces alcalde de Majadahonda, el acusado Guillermo Ortega, y dos concejales, los también procesados Juan José Moreno y José Luis Peñas, pretendían llevar a cabo el concurso con un precio fijo que permitía la ley pero al que se oponían otros doce ediles del PP porque era a un precio muy inferior al mercado. Aguirre ha señalado que se reunió con Guillermo Ortega para hacerle ver que así no iba a sacar adelante el asunto y por eso éste presentó su dimisión y finalmente ya con el actual alcalde salió el concurso con un precio ponderado y una diferencia a favor del ayuntamiento de 60 millones de euros. Ha relatado que su intervención provocó que Moreno y Peñas fueran al grupo mixto, que crearan otro partido y que llevaran al entonces juez Baltasar Garzón a Correa tras chantajearle con conversaciones que le grabaron cuando este último se cansó de pagarles facturas de abogados que presentaban demandas y querellas al nuevo alcalde. “Por eso digo que destapé el caso Gürtel”, ha mantenido Esperanza Aguirre”.

El Independiente (Casimiro García-Abadillo, director): “En torno a Aguirre creció y se desarrollo un entramado de corrupción de proporciones casi homéricas ¿Cómo se puede levantar la bandera contra el latrocinio utilizando como argumento la destitución del alcalde de Majadahonda cuando se ha tenido en un gobierno a Granados y González como hombres fuertes? El argumento que utilizó ayer en su declaración judicial de que, sin saberlo, destapó la trama Gürtel se convierte en un boomerang contra su credibilidad cuando se comprueba la catadura de sus principales colaboradores. Su habilidad para detectar una operación inmobiliaria sospechosa se transforma en ceguera o ignorancia cuando se trata de dos conglomerados con su propia estructura, que llegaron a enfrentarse utilizando todo tipo de medios por el reparto de la tarta. No creo que Aguirre se haya llevado un euro de manera ilegal, pero es indudable que permitió que las dos figuras relevantes de su gobierno hicieran mangas y capirotes en sus áreas de influencia, montando esquemas de sustracción de dinero público que se blanqueaba convenientemente en paraísos fiscales, según las investigaciones llevadas a cabo por la Guardia Civil. ¿Acaso no le llegaron a la presidenta de la Comunidad los rumores sobre la corrupción del Canal de Isabel II? ¿Por qué se empeñó en defender a González sin pestañear cuando saltó a la luz pública la increíble historia del ático de Estepona? Políticamente, Aguirre es responsable de todo lo que ocurrió durante unos años en los que la corrupción no fue la excepción, sino la regla. Por eso, su única opción honorable es la de dimitir”.

Ara.cat (Aleix Moldes / Manuel Altozano): “La primera vez que se pudo escuchar a Esperanza Aguirre atribuyéndose el mérito de haber contribuido a desenmascarar a los integrantes de la trama Gürtel fue en 2010, en la Asamblea de Madrid, cuando pronunció una frase que este jueves se ha vuelto a escuchar en la Audiencia Nacional: “Yo destapé la trama Gürtel”. La ex de la Comunidad de Madrid ha declarado como testigo en la Audiencia Nacional y, en respuesta a la fiscal Anticorrupción Concepción Nicolás, ha explicado por qué se atribuye el mérito. Ella sitúa a finales de 2004 o principios de 2005 una reunión en el despacho del presidente del PP, ya entonces Mariano Rajoy, con presencia del propio Rajoy; del tesorero del partido, Álvaro Lapuerta -que era quien la había citado-, y de ella (no recuerda si también estaba Luis Bárcenas). Allí Lapuerta le comunicó –Rajoy “no intervino en la conversación”– que los ayuntamientos de Majadahonda y Arganda pretendían sacar a concurso unas parcelas de terreno público a precio fijo, es decir, sin que el concurso se hiciera una subasta de precio, una cuestión que Aguirre ha recordado que es “legal”, aunque ni ella ni Lapuerta estaban de acuerdo. Tras la reunión, Aguirre, que ocupaba la presidencia del PP de Madrid desde 2004, llamó a los respectivos alcaldes. En Arganda ya habían hecho la adjudicación, pero en Majadahonda se encontró con el grupo popular “dividido”.

“Lo recuerdo perfectamente”, explicó Aguirre. De los 15 concejales, sólo el alcalde y dos concejales estaban interesados ​​en llevar adelante el concurso con precio fijo. “Los otros 12 estaban en contra de que Majadahonda perdiera una enorme cantidad de dinero”, indicó. Con posterioridad, el entonces alcalde del municipio, Guillermo Ortega, la fue a ver a su despacho, acompañado por los concejales José Luis Peñas y Juan José Moreno, que se quedaron fuera. Allí, Ortega le insistió en el interés de vender las parcelas a precio fijo y Aguirre afirma que le respondió que los otros 12 concejales no aceptarían la operación. “Le dije que no y, entonces, presentó la dimisión”, ha destacado. Formalmente, Ortega presentó la dimisión “por motivos de salud”. Con un nuevo alcalde, Narciso de Foxá, se cambiaron las condiciones del concurso y, un año después, las parcelas fueron vendidas por 150 millones de euros, 60 millones más respecto al precio fijo que quería establecer el anterior alcalde. Peñas y Moreno abandonaron el grupo popular, fundaron un nuevo partido -que no obtuvo representación municipal- y se querellaron “en 14 ocasiones” contra Foxá por cuestiones diversas. “Supongo que Francisco Correa (el cabecilla de la Gürtel) se debía cansar de pagar las costas judiciales”, ironizó Aguirre para explicar que fueron precisamente estos dos ex concejales los que decidieron grabar una conversación con Correa que cuando llegó a manos de la fiscalía se convirtió en el origen del caso. “Me imagino que lo hicieron con el interés de chantajearlo, pero allí comienza todo. Yo destapé la trama Gürtel”, ha insistido la ex madrileña.

El abogado de José Luis Peñas ha recordado a Aguirre que los 12 concejales que teóricamente se oponían a la venta de las parcelas con precio fijo votaron a favor del expediente que regulaba el concurso y le ha recordado que la Comunidad de Madrid, que ella presidía, aceptó la validez del mismo expediente. Además, subrayó que el precio lo fijó el arquitecto municipal y no el alcalde ni ninguno de los concejales. Aguirre le ha respondido que los problemas con el concurso no eran “técnicos” sino “políticos” y, por ello, ni el tesorero del PP, ni la mayoría de los concejales de Majadahonda, ni ella misma estaban de acuerdo con vender por debajo del que consideraban el precio de mercado. Precisamente, el ex concejal Peñas apuntó hace unos meses a la mano derecha de Aguirre, Ignacio González, como la persona que dio instrucciones al alcalde sobre cómo se debían vender las parcelas. La ex de la Comunidad de Madrid ha negado tener ningún conocimiento y también ha subrayado que no conoce a Correa y que nunca ha hablado. Todo lo que ha ido sabiendo de la trama Gürtel le ha llegado una vez comenzó la instrucción del caso.

El Periódico (Ferrán Monegal): “Esta ‘matinée’ televisiva ha sido espléndida desde el punto de vista zoológico. Aquel represaliado ex concejal de Majadahonda, José Luis Peñas, que fue quien destapó de verdad la ‘trama Gürtel’, también fue entrevistado por Javier Ruiz. Dijo: «Estas ranas que van saliendo ahora no son más que unas pocas de las muchas que hay en la charca del PP». O sea, que hizo como los buenos zoólogos: no solo identificó a la bestezuela, sino que también analizó el hábitat en el que vive con sus congéneres. Es curioso, fijándose en la ciénaga, y tras ver cómo lloraba esa misma mañana Esperanza Aguirre delante de una nube de informadores, Peñas señaló: «Quizá sean lágrimas de cocodrilo, pero en todo caso llora por ella, porque ahora -y no quiero ser cruel- ella va a sufrir la realidad que no ha querido reconocer». O sea, que la fauna del charco es variopinta y frondosa. No solo hay ranas, también cocodrilos; y no me extrañaría que mañana por la mañana la tele nos descubra algún batracio de considerables dimensiones. La matinée informativa de Javier Ruiz en Cuatro ha sido pues una didáctica visita a lo último que ha aflorado del zoo de la corrupción”.

Expansión: La ex presidenta de la Comunidad ha recordado también que el ex tesorero del PP, Álvaro Lapuerta, le advirtió en presencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que dos municipios madrileños, Arganda del Rey y Majadahonda, tenían la intención de sacar a concurso público parcelas a un precio superior al del mercado. A su vez ha considerado “normal” que tanto Rajoy como Lapuerta le consultaran a ella, en calidad de líder del PP madrileño, los detalles sobre el pliego de condiciones de contrataciones en ayuntamientos madrileños, descartando que se tratase de cuestiones técnicas, sino más bien políticas. En este punto, Aguirre ha insistido en que ella “destapó la Gürtel, sin saberlo” cuando se encontró con que casi todos los concejales de Majadahonda estaban en contra de adjudicar una parcela pública por el precio de 90 millones de euros. Aguirre ha precisado que en este momento, en el que “había subido mucho el precio de la vivienda”, la ley “había cambiado” y permitía que se estableciese una cantidad fija. “Que a nosotros no nos gustara el precio tasado o fijo en un concurso no quiere decir que no fuera legal, era legal” ha indicado, al tiempo que ha añadido que, a su consideración, debían haber criterios “objetivos”.

El País (Fernando J. Pérez): El segundo bloque de su declaración testifical ha tenido relación con las maniobras a finales de 2004 para expulsar al entonces alcalde de Majadahonda y acusado Guillermo Ortega, y por las que Esperanza Aguirre ha reivindicado que fue precisamente ella quien “destapó la Gürtel”. Aguirre recordó que en estas fechas se reunió en el despacho de Mariano Rajoy -presidente del PP- con el tesorero Álvaro Lapuerta, quien le expuso que Ortega y el alcalde de Arganda, Ginés López -imputado en otra pieza de Gürtel – pretendían vender grandes parcelas de tierra público con un precio fijo y no mediante subasta, lo que, según ella, causaría un perjuicio a las arcas municipales. En el caso de Arganda, la operación de venta ya no se podía detener, pero en Majadahonda, 12 de los 15 concejales del PP estaban en contra de la enajenación de las parcelas a precio fijo. “Le dije a Ortega que había perdido la confianza de los concejales y que no veía que pudiera sacar el asunto y presentó la dimisión (…). La diferencia entre el precio de Ortega y el precio ponderando fue de nada menos que 60 millones de euros “, recordó Aguirre. La ex presidenta del PP madrileño ha manifestado que los dos concejales de Ortega favorables a la operación -Juan José Moreno y José Luis Peñas- montaron un partido político que se dedicó, desde fuera del consistorio, a pleitear contra la venta de suelo mediante subasta, y que era Correa, interesado en esta operación, quien pagaba abogados y costas. “Cuando Correa dejó de pagar, comenzaron a grabarlo y con ello fueron a la fiscalía, y por eso dije que destapé la trama Gürtel sin saber que lo hacía”, explicó Aguirre.

OK Diario: Ha recordado lo que ya dijo en la instrucción del caso y ha destacado que en este encuentro estuvo presente también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, mientras que cree que el entonces gerente ‘popular’ Luis Bárcenas no asistió a la reunión, tal y como se ha mencionado a lo largo de este juicio. El jefe del Ejecutivo ha sido citado también como testigo –aunque aún no se conoce ni la fecha ni como se producirá–, después de que el tribunal presidido por el magistrado Ángel Hurtado aceptase por “mayoría” esta testifical solicitada en tres ocasiones por la acusación popular Asociación de Abogados Demócratas por Europa (ADADE). No obstante, se encontró con que en el municipio majariego, 12 de los 15 concejales se habían opuesto a la intención de Ortega de adjudicar el terreno por un precio que estaba “muy lejos al precio de mercado”. “Era perfectamente legal sacar a precio fijo, creo que eran 90 millones de euros aunque un año después se pagaron 150 millones”, ha dicho en relación a este tema. “La diferencia entre el precio de Ortega y el precio ponderando fue de nada menos que 60 millones de euros, y de ahí que yo dijera que destapé la trama Gürtel sin saber que lo hacía”, ha dicho Aguirre y recordado que esto mismo lo contó en un capítulo de su libro ‘Yo no me callo’. Asimismo, ha enfatizado que el ex juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón comenzó a investigar este caso tras recibir las grabaciones de los ex concejales José Luis Peñas y Juan José Moreno que hicieron con intención de “chantajear a Correa” y que Ortega presentó su dimisión una vez que Aguirre le comunicase que había perdido la confianza de sus concejales, pese a su deseo de adjudicar esa parcela.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.