El párroco de Majadahonda reivindica en su pregón religioso las tradiciones de la ciudad

Suscríbete gratis a nuestras noticias

JUAN FRANCISCO PÉREZ RUANO*. Queridos vecinos de Majadahonda: Al llegar los días de septiembre volvemos a nuestras tradiciones, cultura de nuestro pueblo de Majadahonda. Un año más llegan las Fiestas en Honor del Santísimo Cristo de los Remedios que junto con su Madre, la Virgen de la Soledad, son los patrones de estos lugares desde que, después de la reconquista, se pobló Majadahonda con gentes venidas de la zona de Segovia. Hace ya unos cuantos siglos aquellas personas se trajeron sus devociones y las enraizaron en estos sitios. Hoy, en pleno siglo XXI, nosotros somos los herederos de esa cultura ancestral que nos configura como pueblo y no podemos ni queremos renunciar a nuestra cultura y nuestras tradiciones. Por estos motivos cada año, cuando llega el 14 de septiembre, Majadahonda se viste de gala para celebrar a su Santo Patrón y en su honor se organizan estas fiestas, que son una invitación a la convivencia entre todos los vecinos y los que nos visitan. 

Todos tenemos derecho a divertirnos, propiciando la convivencia y el respeto mutuo, y a esto es a lo que os quiero invitar: a pasarlo bien y a hacer que los demás lo pasen bien, haciendo a los demás lo que queremos que nos hagan a nosotros. Permitidme sólo un pasaje del Evangelio que nuestro Patrón en su vida en la tierra y hoy desde el cielo nos repite constantemente. “Amaos los unos a los otros como yo os he amado” (Jn.13,34). Y veréis que fácil es así la convivencia y cómo disfrutaréis en estas fiestas, porque no hay nada más hermoso que el entregarse a los demás, y de ello tenemos grandes ejemplos en nuestra historia. Un saludo para todos los vecinos. *(Párroco de Santa Catalina Mártir. Majadahonda).

 

Suscríbete
Recibir aviso
guest
2 Comentarios
Antiguos
Recientes Más votado
Comentarios en línea
Ver todos los comenarios
Rosario Arranz
hace 3 años

Si lo hiciéramos así, respetar como queremos que nos respeten, que fácil sería la vida. Enhorabuena padre, que sabias palabras, llenas de b

Rosario Arranz
hace 3 años

Llenas de bondad