Análisis electoral, 5 retos y prometedor futuro de Majadahonda para el horizonte 2019-2023

Suscríbete gratis a nuestras noticias
captcha
J. Federico Mtnez Utrera votando

J. FEDERICO MTNEZ UTRERA. El análisis electoral de los resultados del 26-M en Majadahonda arroja un panorama bastante diáfano para los próximos 4 años porque la inapelable decisión de los electores no deja lugar a dudas: el PP gana las elecciones a pesar de la pérdida de un concejal. Cs se consolida y aumenta en 1 acta su representación superando así su convulsa y nada fácil legislatura. Vox irrumpe desde 0 a 3 escaños en un fenómeno de idéntica magnitud sísmica que sustituye al que tuvo Somos/Podemos en la anterior legislatura. Y el PSOE aumenta 2 concejales, éxito personal de Manuel Fort pero romo en lo colectivo por parte de la estructura de su partido, ya que hace muy remota cualquier posible alianza o estrategia cara al Gobierno. Ideológicamente el resultado ha sido además aplastante: el bloque conservador y moderado gana 15-5 al progresista y tras tamaña goleada las excusas solo suenan a dislates de mal pagador. Y un axioma más que casi siempre se olvida: la culpa de nuestros éxitos y fracasos depende siempre de nosotros mismos y no de las imaginadas culpas de los demás. Sin embargo, escuchamos muy pocas autocríticas públicas en las formaciones que concurrieron a las elecciones.

La salida de Somos, Podemos e IU, condenados por los electores al extraparlamentarismo, fruto de su errática singladura en estos cuatro años (escisiones, cambios de portavoz, escándalos, liberticidios…) al igual que Centristas, que desoyó el clamor por la limitación de mandatos que incluso había aprobado el propio pleno, es fruto también de una decisión soberana y democrática. En el primer caso, la descomposición de este otro “tripartito” del que se habla menos (y parece lógico dado su resultado) es similar al que se está produciendo en el resto de Europa y que ya se experimentó en el mundo anglosajón hace décadas. Harían bien en mirar allí las alternativas menos ideológicas y de mayor anclaje en la sociedad civil que se están diseñando, dado el tamaño del desastre. Y en el caso del partido centrista, la necesaria renovación ya se ha convertido en obligación por mandato de los votantes, siendo un aldabonazo la irrupción de “Vecinos por Majadahonda”, un partido que ha alcanzado con solo 1 año y pico de vida casi los mismos sufragios que el centrista, con 23 años fajándose con la política a sus espaldas y con 40 años desde que naciera aquella ya mítica Unión de Centro Democrático de Adolfo Suárez. Y un reconocimiento especial con ello a Mercedes Pedreira, que al igual que ya le ocurrió a Zacarías Maíllo (PSOE) y aún antes a Carmina Madrigal (UPyD), salieron de la política por la puerta grande de la dignidad personal.

El movimiento electoral de los que entran y se quedan deja pues una legislatura propicia para los pactos, que si bien ya se experimentaron en la pasada legislatura, terminaron entonces como el rosario de la aurora. Basta ver como quizás la batalla más cruenta de la campaña se dio entre PP y Cs, en términos tan fraticidas como la que protagonizaban Podemos y Somos. Algo más ejemplar o edificante fue la disputa entre PP y Vox o entre Centristas y Vecinos por Majadahonda, que deja abiertos caminos de concordia, al igual que la campaña de IU, que fue el menos beligerante entre los afectados por la fragmentación. Serán pues esos mimbres los que construyan los futuros caminos del diálogo con nuevos protagonistas y quizás nuevas plataformas. Pero ya a partir de ahora me voy a detener en los que han gozado del favor de los electores: en primer lugar el nuevo alcalde, José Luis Ustarroz (PP), al igual que Ana Elliot (Cs) y José Rodríguez (Vox), que parecen destinados a ejercer el papel de reforma o crítica constructiva, dejando la también necesaria función de pepito grillo a Manuel Fort (PSOE).

Quiere esto decir que se abre una inesperada oportunidad para pensar Majadahonda primero y abordar después los grandes retos que la ciudad dejó aparcados en una legislatura anterior y que ahora puede retomar con el impulso que las urnas han fijado: el sostén del privilegiado modelo de ciudad es común, pero los 3 partidos del bloque moderado con influencia sobre la acción de Gobierno (en la autonomía y en la capital parece que confluirán sin demasiados reparos) tienen que afrontar una meta. Y quiero hacer una propuesta: Majadahonda como capital o referente de la Zona Oeste de Madrid. Lo es ya por su sociedad civil, también en su estructura económica, empresarial y profesional, lo son sus clubes deportivos y sus deportistas, también su modelo tecnológico, su sanidad y su educación (pública y privada), su gastronomía o su comercio. Y en muchas cosas más. Por ello también debe serlo su modelo de vertebración política para abordar las necesarias reformas que todo organismo vivo necesita. Esta singularidad electoral (que no lo es tanto si observamos otros lugares de España) puede abordar con más músculo sus problemas, que no son pocos.

Propongo aquí 5 objetivos, compendio y resumen de los programas electorales:
1-La vivienda sobre todo para los hijos de los que ya vivimos aquí y para ello la regulación de la expansión de la ciudad en los páramos desérticos que la circundan quizás sea el primero, sin perder el modelo y diseño de baja altura y horizontal del resto de la urbe. Y además del “tipo lujo”, que tanta prosperidad trae al entorno, otro más social que reduzca quizás megalómanas dimensiones en favor del acceso a apartamentos individuales o compartidos para jóvenes.
2-La modernización y eficacia de los servicios –siempre mirando el dinero público como si fuera propio para evitar dispendios, despilfarros, caprichos o arbitrariedades con la gestión de los impuestos– sin perder tampoco la externalización que tan buen resultado en costes y eficacia ha dado en la mayor parte de los casos, siempre llevada de un necesario y eficaz control municipal.
3-La mejora de la seguridad, que exige una reorganización del cuerpo local y una mayor presencia y vigilancia del nacional. Aquí se incluye tanto la seguridad personal, como la del patrimonio, la seguridad vial (que tras el caso del atropello y muerte del general Montes resulta ya una exigencia) o los ruidos e incivismo, que crispan de manera brutal la convivencia.
4-El problema del atasco y colapso en las horas punta del transporte, sin ocurrencias ni malabarismos (ocurre en todas las grandes ciudades del mundo), sino con estudios integrados en la zona donde se vive y una presión sostenida y común sobre las instituciones extramunicipales que los regulan, además de estrategias locales muy a pie de calle y con datos colectivos objetivos para mejorar los servicios.
5-La regeneración democrática junto con la constante y persistente lucha contra la corrupción y en favor de la moralidad y ejemplaridad públicas, que exigen arbitrajes independientes y profesionales en la opinión pública, neutralidad institucional y un papel severo de los poderes y contrapoderes constitucionales que las regulan (justicia y prensa). Puedo avanzar que voy a velar personal y colectivamente para que los compromisos adquiridos por los partidos durante la campaña, (cuya síntesis podrían ser estos cinco puntos), sean cumplidos. Y lo haré con la misma firmeza, tenacidad y exigencia que he mostrado hasta ahora. Y en ese camino espero que nuestros lectores y seguidores sigan acompañándonos de manera tan masiva como hasta ahora.

13 Respuestas a "Análisis electoral, 5 retos y prometedor futuro de Majadahonda para el horizonte 2019-2023"

  1. Avatar
    Félix G Pedroche   30 mayo, 2019 at 9:42 am

    Tras los resultados electorales, nos queda claro que el futuro político de la Administración Local está en la marca Vp.
    Torrelodones con su éxito de gestión municipal continuada tras dos mandatos legislativos de “VpTorrelodones” y abordando ya el tercero seguidos, ha marcado tendencia en la Comunidad de Madrid, y por qué no decirlo, en todos los entes de las circunscripción local española, contando ya con 200 partidos locales constituidos y confederados a nivel nacional, con tendencia in crescendo. “Vp Villanueva del Partido” es otra sucursal de la marca Vp que ya se ha impuesto en nuestro municipio satélite con un brillante futuro, debido al modelo de gestión política transparente, democrática (a diferencia de las demás marcas políticas), con primarias de designación directa entre sus vecinos, sin el dedo divino impostor a que nos tienen acostumbrados el resto de partidos. Corolario: cuando se asienta la marca Vp en un municipio, ya no hay lugar a cambios futuros, porque da lo que sus vecinos proponen si más.

    Responder
  2. Avatar
    Luis   30 mayo, 2019 at 12:39 pm

    Excelente análisis político, gana PP, Cs, sigue como segunda fuerza con un concejal mas y PSOE, barre del ayuntamiento a toda la izquierda majariega, pasando de ser el “tonto del pueblo” con Zacarías Martinez Maillo a la cabeza a liderar la izquierda majariega.

    Responder
  3. Avatar
    Sofía González   30 mayo, 2019 at 2:02 pm

    Pero Luis, pregunto: ¿no te parece mejor hacer las críticas que quieras y a quien quieras pero sin descalificar a nadie? Porque quien así habla, se califica a sí mismo.

    Responder
  4. Avatar
    Luis   30 mayo, 2019 at 3:00 pm

    Tienes toda la razon Sofia González, el primero que descalifica y tilda de “Pepito Grillo” a Manolo Fort, por haber sacado 5 Concejales es; J. Federico Martz. Utrera, valedor del “tonto del pueblo”. Pídele cuentas a él, y no a mí.

    Responder
  5. Avatar
    Raul   30 mayo, 2019 at 3:13 pm

    Coincido con el analisis de Federico y de Zacarias, no con las descalificaciones de Luis, insultador oficial del pueblo y cuya hija iba en las listas del PSOE. Y no digo mas.

    Responder
  6. Avatar
    Marta B.   30 mayo, 2019 at 3:16 pm

    !Muy buen diagnostico de las elecciones y de la ciudad! Enhorabuena Fede !!

    Responder
  7. Avatar
    Sandra   30 mayo, 2019 at 3:17 pm

    👏👏👏👏👏👏👏👏

    Responder
  8. Avatar
    Luis   30 mayo, 2019 at 3:40 pm

    Raul, que yo sepa, no tengo ninguna hija 🤔🤔🤔🤔, pero si la tuviera, la reconoceria.

    Responder
  9. Avatar
    MAJARIEGO   30 mayo, 2019 at 4:39 pm

    Tranquilo Luis, no te preocupes que todos sabemos que para tonto del pueblo, estas tu.

    Responder
  10. Avatar
    Majariego descontento   30 mayo, 2019 at 6:41 pm

    Que bueno lo de Felix G Pedroche.
    Después de tratar de entrar en el PP de Majadahonda una y otra vez por tierra, mar y aire y no quererle nadie, ahora nos viene a dar lecciones de la marca VP, que no ha sacado nada en ningún sitio.
    Hace falta tener cara.
    Oportunista.

    Responder
  11. Avatar
    Ana Pérez   30 mayo, 2019 at 6:43 pm

    Enhorabuena por el artículo Federico.
    Respecto a vivienda segun otro articulo que publicasteis ya Pammasa ha adquirido un suelo para hacer más de 100 viviendas en alquiler para empadronados.

    Responder
  12. Avatar
    Sofía González   31 mayo, 2019 at 7:59 am

    Luis, si no distingues entre ser un Pepito Grillo (la conciencia de Pinocho en el cuento del mismo nombre) e insultar a quien, con mayor o menor fortuna, ha representado a la ciudadanía de Majadahonda durante unos años y por lo que sé es una persona respetada en el Ayuntamiento, entonces es que, además de recomendarte un repaso literario, parece evidente que los valores democráticos no te han dejado mucha huella. Cuídate porque te veo con úlcera de duodeno más pronto que tarde.

    Responder
  13. Avatar
    Luis   31 mayo, 2019 at 8:22 pm

    Sofi, estoy muy sano, lo siento, tendrás que esperar. Que respeto se puede tener a un “elemento” que ha estado insultando a diestro y siniestro a través de las redes sociales, mitiendo y socavando la democracia interna del psoe. Ningún respeto. Cada uno en su sitio.

    Responder

Deja un comentario

Su correo no será publicado.