Críticas de la Oposición a la programación cultural de Majadahonda pero respaldo a Educación

Suscríbete gratis a nuestras noticias
belen
Una política cultural en Majadahonda “de belenes”, dice la Oposición

JORGE RUBIO. La concejala de Educación y Cultura del Ayuntamiento de Majadahonda, Fátima Núñez (PP), logró aprobar el Plan de Subvenciones a la Educación Pública por el que los colegios y AMPAs de Majadahonda recibirán 700.000 euros cada año hasta 2019, pero tuvo que escuchar serios reproches a la política cultural de su departamento por parte de todos los grupos. En materia educativa, en cambio, sí sacó adelante sus propuestas, aunque Mariene Moreno (Ciudadanos) le dio un aviso y reclamó que “se informe bien a la ciudadanía de las ayudas, ya que muchas quedan desiertas por desconocimiento y falta de información asequible”, dijo en alusión a la ausencia de las campañas de comunicación anteriormente aprobadas en el pleno. Moreno añadió que estas subvenciones deben ser “justas, cercanas y que lleguen a todos”. Fátima Nuñez (PP) sí logró echar abajo sendas mociones que pretendían cuestionar la nueva ley educativa del PP (LOMCE) al argumentar que lo que buscaba la iniciativa del pleno de Majadahonda era “arrogarse el papel que le corresponde al Gobierno de la Nación” e instar a la Comunidad de Madrid a “incumplir la ley”, motivos por los cuales su sentido del voto sería negativo. También obtuvo respaldo a su negativa de cuestionar a los nuevos directores de los colegios públicos recientemente nombrados, rechazando que hubiera politización en las designaciones.

La concejala
La concejala popular Fátima Núñez (en la imagen, hablando con Manu Ortiz) sacó adelante su política educativa

Elisa Piñana (PSOE) subrayó que las asociaciones de padres y madres (AMPAS) debían recibir más fondos públicos de los que reciben ahora y recordó que el pleno había aprobado una campaña sobre rutas escolares que no se había realizado. Además se quejó de la escasa calidad de las actividades artísticas escolares y musicales, donde los nuevos soportes y tendencias artísticas y vanguardias tecnológicas están ausentes: “todo se reduce a una agenda de conciertos infantiles y a la construcción de belenes”. Irene Salcedo (Somos) también echó en falta “más publicidad, más transparencia, más igualdad” en las actividades educativas y culturales públicas, mientras que Juancho Santana (IU) dijo que se beneficiaba a las familias del Colegio Santa Catalina “para compensarlas por el derribo del colegio más antiguo de Majadahonda para sustituirlo por una plaza”. También pidió más fondos y publicidad de los mismos para las ayudas a la compra de libros “pues los 80.000 euros son escasos, como lo son también las actividades extraescolares”. Mercedes Pedreira (Centrista) se sumó también a las críticas: “la programación cultural queda un poco coja, se reduce al Conservatorio y a los belenes”, por lo que la tachó de “poco ambiciosa” y “descafeinada”. Quizás porque asociaciones civiles como la Comunidad Islámica de Majadahonda tiene que dar enseñanza y comedor a escolares y parados de este colectivo sin ningún tipo de ayuda, Pedreira lanzó un reproche: “faltan fondos para niños con deficiencias en el aprendizaje del idioma”.

Ciudadanos, PSOE y Somos coinciden en las críticas a Cultura
Ciudadanos, PSOE y Somos coinciden en las críticas a Cultura

Y es que la Educación fue uno de los platos fuertes en el debate municipal de septiembre. Irene Salcedo (Somos) fue la encargada de presentar al pleno de Majadahonda una moción destinada a introducir medidas para evitar algunas consecuencias de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) que puso en marcha el anterior ministro José Ignacio Wert (PP). Salcedo señaló que esta ley “facilita la expulsión del alumnado del sistema educativo” y reclamó que las medidas que se tomen sean “de forma consensuada”. Juancho Santana (IU) destacó su rechazo a una ley que calificó como “impuesta” al tiempo que elogiaba la “constante movilización desde todos los sectores educativos”, mientras que para Elisa Piñana (PSOE) esta moción consistía en “una demanda absolutamente necesaria”. Sus argumentos no convencieron a Mercedes Pedreira (Centristas), que volvió a señalar su disconformidad con estas mociones de política general ya que desde el Ayuntamiento “no tienen competencias para esto”. Y aunque Ana Elliot (Ciudadanos) compartió con IU que “la LOMCE es una ley impuesta”, destacó que la solución no pasa por volver a la ley anterior si no por “alcanzar un pacto educativo”.  Irene Salcedo cerró la intervención recordando que el objetivo final de la moción era “impulsar una nueva ley educativa” y defendió que “democracia es respetar las leyes, pero también debatirlas”. Finalmente la moción fue rechazada con 10 votos en contra (PP) y 7 abstenciones (Ciudadanos y Centristas), y solo logró 7 votos a favor (PSOE, Somos e IU).

Juancho Santana (IU), Mercedes Pedreira (Cent) y Manuel Elvira (PP)
Juancho Santana (IU), Mercedes Pedreira (Cent), Elvira (PP) y Troitiño (PP), Detrás, Severien (PP)

En otra moción con la educación también como protagonista, Juancho Santana (IU) presentó al pleno del Ayuntamiento una propuesta a instancias de la Plataforma de Defensa de la Educación Pública. Una moción destinada a impedir que desde la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid “se impongan los equipos directivos en los centros educativos”. Mercedes Pedreira (Centristas) en esta ocasión sí se sumó a la iniciativa al considerar que lo tratado en la misma sí tenía un impacto directo en Majadahonda y consideró que estos equipos directivos “no deben imponerse” y que “debe ser la comunidad educativa la que determine quién es el director del centro”. Elisa Piñana (PSOE) destacó que la aplicación de la LOMCE estaba creando “muchos conflictos internos en los centros de la Comunidad” con medidas como esta. Alfonso Reina (Ciudadanos) argumentó que únicamente los “procesos viciados” eran los que debían retrotraerse. Por su parte, Fátima Nuñez (PP) fue la encargada de señalar que en los 398 directivos nombrados para este curso, “únicamente 18 habían sido elegidos por el proceso extraordinario”, de los cuales “en 8 no había candidatos considerados aptos por la comisión, en 6 no se presentó nadie y 4 eran colegios nuevos”, por lo que todo era una tormenta en un vaso de agua. La concejala responsable de poner en valor la cultura y educación majariegas recordó además que todos estos procesos selectivos se hacían siguiendo los criterios de la Comisión de Evaluación. Juancho Santana cerró el turno de intervenciones con un alegato en favor de “la autonomía de los centros” y dijo que con la aplicación de la ley “más de 40 directores han sido cesados”. La moción fue finalmente rechazada con 10 votos en contra (PP), 6 abstenciones (Ciudadanos) y solo 8 votos a favor (PSOE, Somos, IU y Centristas).

 

Deja un comentario

Su correo no será publicado.