Centro Antigripe de Majadahonda teme la oleada invernal: 1300 sanitarios y 876 camas para prevenir

Suscríbete gratis a nuestras noticias

LIDIA GARCIA. José María Eiros, director del Centro Nacional de la Gripe de Valladolid, con un amplio y extenso conocimiento sobre el comportamiento de los virus, augura una «actividad media» del virus e insiste en que «la vacuna siempre es buena y eficiente». Catedrático y jefe de Microbiología del Hospital Río Hortega de Valladolid, es desde el pasado mes de septiembre el director del Centro, “uno de los 140 de estas características que tiene la Organización Mundial de la Salud por todo el mundo para vigilar la gripe y uno de los tres españoles (además de Majadahonda y Barcelona)”, señala la periodista Montse Serrador, quien con fotografía de F. Heras lo ha entrevistado en ABC: “Eiros se enfrenta, por lo tanto, a su primera campaña como responsable de un centro creado en 1942 en el que sólo trabajan media docena de personas, pero que cuenta con una conexión funcional muy poderosa con la red de médicos centinelas de la Junta”. La oleada de este invierno 2020 se prevé “media”: “No es igual el virus que entra que el sale, pero los determinantes de gravedad dependerán de las personas. Hay colectivos muy sensibles a la gripe, por ejemplo las mujeres embarazadas. Todas deberían estar correctamente vacunadas, al igual que cualquier profesional sanitario que puede ser potencialmente transmisor. Los virus que nos deben preocupar son aquellos que siendo nuevos para el sistema inmunitario conviven con nosotros, porque no nos matan pero nos hacen daño. El virus que preocupa es el que se adapta al ser humano y no acaba con él sino que haciendo daño es capaz de mantenerlo vivo. Además, la gripe, bien directamente o bien como cofactor, puede complicar a personas que tienen una patología previa, como son los mayores“.

Los principales síntomas de gripe son el malestar general, el dolor de cabeza intenso y muscular, fiebre y accesos de tos y, en el caso de contraerla, las recomendaciones son guardar reposo, beber mucho líquido, evitar el consumo de tabaco y alcohol y controlar la fiebre con analgésicos y antitérmicos que recomiende un médico o farmacéutico. Así lo ha recomienda la Consejería de Sanidad en una nota de prensa en la que apunta que si la fiebre o la tos no desaparecen a pesar del tratamiento, o existe dificultad para respirar en reposo, se debe acudir al médico de familia. También señala que para evitar el contagio de la gripe a otras personas hay que cubrirse la boca y la nariz al toser o estornudar con un pañuelo desechable, tirarlo a la papelera y lavarse las manos con agua y jabón

Como suele ser habitual en enero, la gripe ha cogido fuerza y ya roza el nivel epidémico, con 43 casos por cada 100.000 habitantes. ¿Cómo está siendo este año 2020? Dr. Eiros: -Como era previsible, ahora comienza con fuerza la actividad gripal. Ya sabemos lo que ha pasado en el hemisferio sur, donde ha habido una actividad muy diferente en Oceanía y Australia que en Hispanoamérica, donde ha sido de tipo medio. Esperamos una temporada de actividad media en cuanto al número de afectados, pero es muy difícil predecir lo que puede ocurrir finalmente.

Qué hay de cierto cuando se dice que «la gripe de este año afecta mucho al estómago, a las articulaciones…» Dr. Eiros: -Dentro de la clínica gripal convencional, una parte importante es la profunda afectación del estado general que provoca dolores articulares, musculares, un profundo cansancio… Y en niños, suele haber una clínica digestiva. ¿Somos conscientes de la gravedad de la gripe? Dr. Eiros: -Lo importante es insistir siempre en que la vacunación sanitaria pasa por formar ciudadanos con conocimiento. La conciencia que tenemos es que no es una enfermedad grave cuando en realidad puede serlo. Durante tres generaciones, en los tratados de medicina interna decimos siempre que la gripe es una enfermedad infecciosa que afecta fundamentalmente a niños y a segmentos jóvenes de la población, pero que complica a personas mayores o que tienen alguna patología de base. En este sentido, la gripe ocasiona mortalidad y sobre todo costes muy gravosos para el sistema sanitario. Por eso, todo lo que se invierta en educación y en prevención tiene un retorno positivo.

¿Nos deberíamos vacunar todos? Dr. Eiros: -Nadie informado puede rechazar las ventajas que aporta una vacuna en general. En gripe, las vacunas se fabrican con criterios de anualidad a medida para cada temporada gripal y no siempre se acierta en las previsiones, pero cualquier vacuna que prevenga en cualquier porcentaje es eficiente. El hecho de que muchas personas perciban que la vacuna frente a la gripe no es una práctica buena en salud pública buena es censurable porque la vacunación siempre es buena y en el personal sanitario es una práctica excelente. Otros países del mundo y de nuestro entorno son mucho más proactivos. Lo que nos preocupa es que España en la última década ha perdido porcentualmente diez puntos en prevalencia de vacunación antigripal en personas que tienen indicación por criterios de edad. Nuestro país vacunaba aproximadamente a las dos terceras partes de la población mayores de 65 años y ahora estamos un poquito por encima de la mitad. Eso no es bueno. Eso es consecuencia de que las personas no perciben a la gripe como una enfermedad infecciosa grave, cuando puede serlo y puede ocasionar la muerte.

EL “PLAN DE INVIERNO” DE LA COMUNIDAD DE MADRID CONTRA LA GRIPE CUESTA 7 MILLONES, CONTRATA 1.300 PROFESIONALES DE REFUERZO Y HABILITA 876 CAMAS. AGENCIA EFE.La Comunidad de Madrid habilitará 876 camas hospitalarias para atender a las necesidades que surjan durante las semanas de máxima incidencia de la gripe estacional, entre el 1 de enero y el 31 de marzo de 2020, y prevé incorporar a 1.300 profesionales sanitarios de refuerzo. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero en una rueda de prensa este jueves en la que ha presentado medidas sanitarias en Atención Primaria y Hospitales frente a la incidencia de la gripe estacional y el Plan de Invierno, junto con el director general de proceso integrado de salud, Manuel de la Puente, y la directora general de Salud Pública, Yolanda Fuentes.

El consejero ha indicado que este Plan de Invierno tiene los objetivos “fundamentales” de prevenir la gripe mediante la inmunización a los ciudadanos que pertenecen a los grupos de riesgo y de proporcionar atención integral “eficiente y de calidad” cuando se supere el umbral epidémico de 38 casos por cada 100.000 habitantes. El Plan de Invierno y Gripe, que ya se ha puesto en marcha en noviembre con la campaña por la bronquiolitis, incorporará 876 camas hospitalarias más, 51 de ellas de cuidados intensivos, ha informado el consejero, quien ha señalado también que está prevista la contratación de unos 1.300 profesionales de refuerzo, especialmente en Enfermería, con la inversión de casi 7 millones de euros.

Con ello, se combatirá la gripe estacional “pero también a otras afecciones respiratorias como la bronquiolitis”, ha señalado el consejero. También ha indicado que la incidencia de la gripe en la región se mantiene estable con 18,31 casos por cada 100.000 habitantes, siendo el umbral epidémico de esta temporada 38 por cada 100.000 habitantes. La llegada del virus gripal a la región se mantiene igual respecto a la campaña anterior, que coincidió con la época navideña. Ruiz Escudero también ha recordado que los recursos fundamentales y prioritarios a los que acudir ante los síntomas de la gripe son los Centros de Salud y los Servicios de Urgencias de Atención Primaria, pero ha hecho hincapié en la existencia de las urgencias de los centros de salud para no colapsar las urgencias hospitalarias.

Deja un comentario

Su correo no será publicado.