Suscripción Newsletter Boletín Majadahonda

JULIA BACHILLER. Este sábado 14 de septiembre (2019) fue día festivo en Majadahonda en honor del patrón de la ciudad, el Santísimo Cristo de los Remedios. Los actos religiosos en su honor comenzaron con una Misa Mayor a las 12:00 horas, presidida por el Vicario Episcopal Rvdo. Juan Carlos Merino Corral, donde tuvo lugar la tradicional ofrenda de las asociaciones y peñas de Majadahonda. Y contó con la presencia del alcalde, José Luis Álvarez Ustarroz y concejales de la corporación municipal. Destacar el precioso altar decorado para la ocasión, con las banderas del Vaticano y de España a ambos lados del estrado, además de los centros de flores con los colores de la enseña nacional. La esperada procesión de retorno del Cristo a su ermita, programada para las 20:45 horas, partió a la hora indicada de la Parroquia de Santa Catalina, en compañía de un gran número de vecinos que aguardaban su salida dentro del templo y en el exterior. Tras cruzar la puerta principal, con el esfuerzo que conlleva para los anderos y anderas que lo portan, en el exterior le aguardaba la banda musical de Jesus el Pobre de Madrid, asociación que –como siempre venimos recordando– colabora con la Hermandad del Cristo en la celebración de las procesiones, con sus capataces y su música. Aprovechando una breve tregua de la incesante lluvia que estuvo presente durante este sábado, el Cristo comenzó su andadura precedido por las dos peñas de Majadahonda, La Albarda y La Majada, seguido de las mujeres con mantilla. Y tras él, Juan Francisco Pérez Ruano, párroco de Santa Catalina, en compañía del alcalde y concejales del Partido Popular, Ciudadanos y Vox. Todos ellos con un paso más veloz del acostumbrado para evitar la temida por inoportuna lluvia.

Tras llegar al cruce de la calle de la Iglesia con la calle Mieses, lugar por donde la procesión accede a su recorrido por la Gran Vía, la tromba de agua que descargó en ese instante fue de tal intensidad que obligó a cubrir la imagen. La rápida actuación del Jefe de la Policía Local, que se encontraba entre la comitiva, le hizo abandonar su lugar y ponerse al frente de la procesión para abrir un nuevo trayecto de regreso al templo, desviándola a la calle Mirasierra, situada detrás del ayuntamiento, y la calle Cuesta de subida a la calle Real Baja. Inmediatamente varios policías locales abrieron paso y dirigieron el nuevo trayecto de regreso a la parroquia. Segunda ocasión en la que el Cristo tiene que aplazar su regreso a la ermita, por lo tanto habrá que esperar que las condiciones climáticas colaboren en su traslado. Mientras tanto, los vecinos pueden seguir disfrutando de su presencia en la parroquia.


 

Majadahonda Magazin